null: nullpx
Logo image
Vix

Una mosca hembra puede ser capaz de arruinar tu copa de vino, pero una macho no

Publicado 21 Nov 2017 – 04:30 PM EST | Actualizado 23 Mar 2018 – 12:08 PM EDT
Reacciona
Comparte

Que una mosca de la fruta aterrizara sobre tu copa de vino podía ser un asunto banal. Hasta ahora.  Peter Witzgall y Paul Becher de la Universidad Sueca de Ciencias Agrícolas analizaron a la moscas hembras Drosophila melanogaster y llegaron a la conclusión de que no serían tan inocentes como parecen.

¿Una cuestión de sexo?

Los investigadores detectaron que estas moscas hembra producen una feromona para atraer a los machos y que liberan alrededor de 2,4 nanogramos del químico por hora.

Cuando aislaron por primera vez esta feromona, se preguntaron si sería realidad la anécdota de la mosca volando en una copa de vino que logró cambiar su sabor. Intrigados por conocer la respuesta, los expertos acudieron a ocho catadores experimentados de la región vinícola de Baden, en Alemania, realizaron la prueba y publicaron los curiosos resultados en un estudio.

Cambio en el sabor

Los expertos pidieron a los catadores que examinaran varios vasos de vino; algunos de ellos habían tenido a una mosca hembra durante cinco minutos, otros una mosca macho y otros vasos no habían estado en contacto con ninguna.

Se les pidió a los expertos que calificaran los vasos: aquellos que habían tenido moscas hembras en ellos poseían un olor más fuerte e intenso que los otros. De acuerdo a los expertos, tan poco como 1 nanogramo de la feromona era suficiente para que el sabor del vino fuera algo desagradable.

El estudio sugiere que por más que la mosca se retire del vaso rápidamente, es probable que ya haya arruinado el vino. Y ni hablar si la mosca permanece durante un tiempo.

Pero eso no es todo: cuando la feromona tocaba el cristal, dejaba el mismo sabor desagradable. Se trata de un compuesto que puede permanecer adherido al vidrio, incluso después de lavada la copa.

Así que ya sabes: la próxima vez que una mosca esté merodeando cerca de tu vaso, ¡procura que no se acerque demasiado!

Reacciona
Comparte