null: nullpx
Logo image
Vix

¿Por qué todos los mapas del mundo están mal?

Publicado 19 Feb 2018 – 02:32 PM EST | Actualizado 23 Mar 2018 – 11:34 AM EDT
Reacciona
Comparte

Los mapas son una excelente forma de entender la ubicación de países y continentes en el mundo. Sin embargo, esos planisferios rectangulares que tienes en casa o estudias en libros son incorrectos y solo sirven como referencia. Hoy te contamos las razones por las que los mapas están llenos de errores que, pese a los avances científicos, siguen presentes en los elementos cartográficos que usamos todos.

¿Por qué los mapas del mundo son incorrectos?

Por más que haya gente que diga lo contrario, la Tierra no es plana sino esférica. Eso no significa que sea una pelota perfecta, sino que su forma es redondeada con ciertas depresiones en algunas zonas.

Un globo terráqueo representa el mundo mejor que un mapa, pero tampoco es 100% preciso. Los mapas son proyecciones de un elemento tridimensional que se traspasan a un papel rectangular con solo dos dimensiones.

Los modernos se basan en una proyección realizada en 1599 por Gerardus Mercator y que lleva su nombre. Dicha proyección no se basa en precisión sino en las rutas que los imperios europeos seguían para dirigirse a sus colonias.

Si miras un mapa, te darás cuenta que Europa siempre está en el centro, ya que justamente se le consideraba superior al resto del mundo. Es más, su tamaño es desproporcionado. Se le muestra más grande de lo que realmente es, mientras que continentes como África se «dibujan» más pequeños que lo que corresponde.

Los mapas basados en la Proyección de Mercator eran usados para guiar a los navegantes, pudiendo trazar líneas rectas para ir de un punto a otro, pero no tienen sentido en los tiempos del GPS e imágenes por satélite.

En 1974 se creó un mapa según la Proyección de Gall-Peters, basado en el trabajo del escocés James Gall en el siglo XIX. Si bien el resultado muestra una mejor proporción entre continentes, países y distancias, su imagen no tuvo éxito y la Proyección de Mercator permaneció vigente.

Incluso los mapas que puedes ver en Google Maps se basan en la Proyección de Mercator, pese a la disponibilidad de herramientas para generar representaciones cartográficas mucho más exactas. De esta forma, niños y jóvenes siguen aprendiendo geografía a través de mapas completamente irreales.

Los mapamundis están llenos de errores y reflejan el planeta Tierra lejos de sus proporciones reales. En este sentido, podrían ser considerados más como un documento histórico sobre el colonialismo que como  una representación real de los países y continentes.

Reacciona
Comparte