null: nullpx
Logo image
ViX

Nuevo descubrimiento con Rayos X: el choque de galaxias

Publicado 21 Ago 2013 – 11:00 AM EDT | Actualizado 2 Abr 2018 – 09:15 AM EDT
Reacciona
Comparte

Es la primera vez que el ser humano ha sido capaz de adentrarse en lo más profundo del espacio, justo en el corazón de una galaxia que se encuentra a 60 millones de años luz de nuestro planeta. El suceso pudo observarse gracias a las emisiones en rayos X, las cuales permitieron visualizar los remanentes de una gigantesca colisión entre una galaxia enana inactiva y una mucho mayor.

Observatorio espacial

El observatorio espacial de Chandra fue lanzado en 1999 por la NASA para detectar emisiones de rayos X en las regiones con mayor emisión de calor en el Universo. Debido a que la atmósfera terrestre absorbe la mayoría de los rayos X, este telescopio orbita a 105 kilómetros de la Tierra, obteniendo imágenes nítidas de dichas emisiones.

El telescopio Chandra ha podido ayudar a los astrónomos no sólo a determinar cómo suceden las colisiones entre galaxias, de las cuales se tenía ya bastante información, sino que además ha señalado la manera en las que pueden buscarse estos fenómenos en el espacio y cómo esta especie de “canibalismo galáctico” fomenta el crecimiento de las galaxias.

El registro

Una nube de gas de millones de grados Celsius, en donde posiblemente se generen cometas, llamó la atención dentro de la galaxia NGC 1232, lo que permite especular de que se tratan de los restos de un enorme choque entre dos galaxias. Este suceso es invisible en la longitud de onda visual, por lo que sólo se pudo determinar por sus emanaciones de rayos X.

La nube que se descubrió en uno de los brazos de la galaxia emite una enorme cantidad de calor. Esto sólo sucede en el núcleo de las mismas, por lo tanto se determinó que esto sólo pudo haber sido desencadenado por la onda expansiva inicial del choque de ambas.

La más pequeña fue, literalmente, devorada por la mayor. Este tipo de fenómenos, si bien son especiales, ocurren con mucha frecuencia.

Aún se desconoce una imagen tridimensional de las emisiones de rayos X, pero se estima que las mismas pueden calcularse entre 40,000 y 3 millones de veces la masa de nuestro Sol.

Los científicos también especulan que esta colisión todavía continuará por los próximos 50 millones de años y afirman que los rayos X son la mejor manera de encontrar este tipo de fenómenos en el cosmos.

¿Habías oído hablar del choque  de galaxias? ¿Qué otro fenómeno del cosmos te llama la atención?

Reacciona
Comparte