null: nullpx
Logo image
ViX

Nikola Tesla: Genio, científico e inventor

Publicado 8 Jun 2011 – 06:35 PM EDT | Actualizado 2 Abr 2018 – 09:15 AM EDT
Reacciona
Comparte

Desde que escribo con tanto cariño esta columna de Grandes Científicos siento un debe constante con una figura clave para la humanidad, al menos para la era moderna y el siglo XX. Se trata de Nikola Tesla, uno de los científicos más importantes de los últimos 2 siglos, y actor fundamental para el desarrollo de la electricidad comercial tal como la conocemos hoy.

Erróneamente se dice que Tesla nació en Croacia. Esto es en parte verdad y en parte una equivocación. Tesla nació en lo que hoy es Croacia, pero que en ese entonces (10 de julio de 1856) era el Imperio Austrohúngaro, y falleció a los 86 años en Estados Unidos, olvidado, pobre y considerado como un científico loco. La vida de Tesla es apasionante, pero preferimos destacar sus aportes científicos a la humanidad, que es lo que a nosotros nos compete.

Tresla fue inventor, ingeniero mecánico e ingeniero eléctrico, y se lo reconoce por sus aportes al electromagnetismo, a la ingeniería en potencia y por haber sido una pieza esencial de la llamada Segunda Revolución Industrial.

A lo largo de su carrera patentó 700 inventos, y su obsesión por la investigación convirtió a su trabajo en el origen de muchos de nuestros actuales inventos. Entre otras cosas es el autor de inventos como:

  • La radio
  • La corriente alterna
  • Dispositivos de electroterapia
  • El submarino
  • El control remoto
  • La lámpara fluorescente
  • Y contribuyó teóricamente al desarrollo del radar y de los rayos X

La visión de este científico le permitió conceptualizar a la corriente alterna. Tesla vio en las cataratas del Niágara una fuente inagotable de corriente alterna. Este tipo de corriente se conocía, pero no era utilizada y tenía mala prensa. Sin embargo, Tesla fue insistente con su aplicación, y en 1895 instaló un generador de corriente alterna junto a las cataratas con el cual consiguió iluminar la ciudad de Búfalo.

Más allá de sus notables aportes al conocimiento científico y a la ingeniería, paradójicamente Tesla jamás ganó un Nobel. Esto habla en parte de la falta de seriedad de la Fundación Nobel (que mantiene hasta el día de hoy), pero en parte a razones ajenas a ella, pues existió una historia interesante que condicionó a Tesla a no ser galardonado con este premio.

Tesla trabajó mucho con Thomas Alva Edison, pero su relación devino en conflictiva hasta llegar al odio mutuo. Esto pasó de ser un rumor a conocimiento público, y tuvo cierta incidencia en que ninguno ganara un Nobel Jamás. Tras haber sido nominados en 1915 para compartir el Nobel, ninguno de los dos quiso compartirlo con el otro, y decidieron rechazar el premio.

Más allá de todos los detalles, premios y reconocimientos materiales y artificiales, Tesla fue un genio, una mente incomparable. Te invitamos a profundizar un poco más en el apasionante trabajo de este Genio en el Nikola Tesla Museum, conociendo este archivo online de sus trabajos o este interesante sitio.

Reacciona
Comparte