null: nullpx
Logo image
Vix

Los japoneses practicaban «sexting» desde hace siglos (sin necesidad de un teléfono)

Publicado 6 Feb 2018 – 02:41 PM EST | Actualizado 23 Mar 2018 – 09:39 AM EDT
Reacciona
Comparte

El sexting es una tendencia que consiste en el envío de contenidos de tipo sexual mediante servicios de mensajería. Actualmente, esta práctica —en ocasiones peligrosa— es recurrente entre las potenciales parejas, y, de usarse responsablemente, puede resultar excitante y atractiva. Sin embargo, si revolvemos nuestra biblioteca y repasamos algunos libros de historia (o consultamos Internet, algo mucho más fácil para la mayoría), podemos descubrir que el concepto de « sexting» es mucho más antiguo de lo que pensábamos.

Siglos atrás, hace más de 1400 años, en Japón, surgía un método de comunicación que podría definirse como «servicio de mensajería» y como sexting.

Mediante cartas transportadas por un heraldo, los amantes se enviaban misivas describiendo sus noches de pasión y encuentros de fulgor. A través de poemas cifrados —en código, para que solo los amantes entendieran el contenido—, los versos tenían el propósito de hacer una «pequeña síntesis matutina de lo que una tempestuosa noche de sexo había representado para el autor, como queriendo volver a las maneras y palabras del cortejo, algo así como una nota de agradecimiento al proporcionador de tan carnales placeres».

Esta rutina, con el tiempo, cobró popularidad y se alejó de lo extrictamente sexual, adquiriendo forma (sílabas de 5-7-5-7-7) y transformándose en lo que hoy día conocemos como Tanka, uno de los tipos de poesía tradicional japonesa más antiguos que incluso fue utilizado en el himno nipón.

Los mensajeros, además, obtenían el beneficio de beber sake y cortejar al servicio doméstico de la casa que recibía la carta, sin embargo, los poemas también eran escritos en abanicos o atados a una flor en botón, a modo de que no fueran detectados.

Así que ya sabes. Quizá podrías incluir esta forma de poesía en tus prácticas de sexting (si es que las tienes… no estoy diciendo que lo hagas…) y hacerlas mucho más «románticas». O no.

Pero tú, ¿qué piensas al respecto?

Esperamos tus comentarios. 

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:MundoCuriosidades CientificasJapónVix