null: nullpx
Logo image
ViX

La salud de Kim Jong Un pende de un hilo y EEUU tiene un motivo para estar preocupado

Publicado 21 Abr 2020 – 04:43 PM EDT | Actualizado 21 Abr 2020 – 04:43 PM EDT
Reacciona
Comparte

La salud del mandatario norcoreano Kim Jong Un se vio comprometida durante las últimas semanas, e incluso se especuló si se había contagiado con coronavirus.

Aunque esto último fue descartado, la prensa internacional comenzó a sospechar de una enfermedad grave, esto luego de que Jong Un faltara a la conmemoración del cumpleaños de su abuelo (Kim Il-Sung), fecha que prácticamente es fiesta nacional.

Sin muchos precedentes oficiales por parte de corresponsales ubicados en Pyongyan, hasta ahora se sabe que Kim —de 36 años de edad— requirió de una complicada cirugía de corazón. El procedimiento culminó en cuestión de horas, pero el dirigente aún se está grave.

La operación fue llevada a cabo —de acuerdo a informes exclusivos del medio  Daily NK— desde el 12 de abril, un día después de que Kim fuese visto por última vez en público. Se cita además, que aunque el diagnóstico no es contundente, Kim Jong Un padece una aflicción cardiovascular por consecuencia de la obesidad y el tabaquismo.

Mientras tanto, la agencia AP destacó que altos funcionarios estadounidenses se han acercado a expertos norcoreanos, específicamente para hablar sobre la salud de su líder, y para estar al tanto de la planificación de contingencias sanitarias futuras (en tiempos de COVID-19).

No obstante, las fuentes oficiales del gobierno no dan detalles respecto al mandatario o su estado de salud: se limitan a recomendar no caer en propagandas, así como revisar únicamente los medios que se consideren verificados en el territorio norcoreano ( Daily NK tiene su sede en Corea del Sur).

La situación es tensa tomando en cuenta que ya pasaron varios días desde la presunta cirugía. AP enfatiza que a grandes rasgos, los funcionarios estadounidenses requieren de información precisa sobre Corea del Norte y su respuesta ante la pandemia global.

Será una tarea titánica, ya que la república es una especie de "comuna independiente" del resto de las economías y sociedades globales. Es en este punto, donde las teorías comienzan a surgir entre los analistas, pero hay que recordar que no es la primera vez que Kim Jong Un desaparece.

En concreto, Kim Jong Un "se esfumó" del ojo público durante más de un mes en el año 2014. Aquello provocó especulaciones sobre su salud, y fue cuando regresó usando un bastón. Sólo una semana después, los Servicios de Inteligencia de Corea del Sur aseguraron que le habían removido un quiste del tobillo.

La espera amaga a las autoridades estadounidenses, así como la incertidumbre por el destino del mandatario norcoreano. Incluso en tiempos de pandemia, hay algunas asperezas "difíciles de limar".

Ve también:

Reacciona
Comparte