null: nullpx
Logo image
ViX

La peculiar historia de Ivan Istochnikov, el cosmonauta fantasma

Publicado 6 Jul 2015 – 03:00 PM EDT | Actualizado 2 Abr 2018 – 09:15 AM EDT
Reacciona
Comparte

A lo largo de la existencia del ser humano en la Tierra, muchas han sido las teorías de la conspiración que han surgido con más o menos acierto. Por eso hoy os mostramos la peculiar historia del cosmonauta fantasma, Ivan Istochnikov.

¿Quién era Ivan Istochnikov?

Según informaciones aparecidas en los años 90, Ivan Istochnikov era un desconocido cosmonauta que, junto con una perrita llamada Kloka, en 1968 participó en la Soyuz 2. Así pues, se añadía que dicha misión había sido un fracaso y que tanto el animal como el astronauta desaparecieron en la inmensidad del espacio.

Esto fue motivo más que suficiente para que el hermético gobierno de la URSS silenciara el hecho e hiciese desaparecer todo rastro del buen Ivan. En aquellos años 90, un periodista llamado Mike Arena habría sido el encargado de descubrir y publicar la historia de Istochnikov.

¿Qué sucedió en realidad?

Lo que en realidad sucedió no tiene absolutamente nada que ver con lo anteriormente expuesto. De hecho, Ivan Istochnikov jamás existió. Simplemente fue un monumental montaje de Joan Fontcuberta, un fotógrafo español que en 1997 quiso demostrar con qué facilidad podía ser la opinión pública engañada con historias de todo tipo.

El montaje que llevó a cabo Fontcuberta fue tan cuidado y tuvo tal maestría en su puesta en marcha que decenas de medios de comunicación y programas de televisión se hicieron eco de él. Nadie comprobó las fuentes, por lo que se emitieron espacios que dieron por confirmado el hecho, afirmando que la antigua Unión Soviética habría silenciado la desaparición de Ivan Istochnikov.

En la actualidad

Recientemente, una organización española ha vuelto a poner en marcha una exposición con todo el montaje de Fontcuberta que lleva por nombre « Sputnik: la odisea del Soyuz 2». Sin embargo, la exposición que actualmente se puede visitar tiene una particularidad, y es que no es hasta el final de la misma que se advierte de que todo aquello pertenece a un montaje que se llevó a cabo casi 20 años atrás.

Sin embargo, pese a que hay un enorme cartel a la salida del recinto, son muchos los visitantes que no se paran a leerlo, por lo que todavía hoy miles de personas piensan que lo sucedido a Ivan Istochnikov, la perrita Kloka y la Soyuz 2 es una realidad.

Otro aspecto curioso del caso es que las fotografías de Ivan Istochnikov son en realidad la cara del artista Joan Fontcuberta. Es más, el nombre no es inventado en realidad, sino la traducción al ruso del propio Joan Fontcuberta, alias el cosmonauta fantasma.

Reacciona
Comparte