null: nullpx
Logo image
Vix

La NASA 'descubre' un exoplaneta parecido a la Tierra que podría tener agua líquida

Publicado 20 Abr 2020 – 10:53 AM EDT | Actualizado 20 Abr 2020 – 11:00 AM EDT
Reacciona
Comparte

Uno de los mayores retos de la ciencia espacial es encontrar un planeta que cumpla con las características necesarias para soportar la vida, con la esperanza de que cuando la tecnología lo permita, podamos tener una colonia en ese mundo.

Afortunadamente, los astrónomos ya cuentan con varios candidatos, entre ellos un planeta que fue mal etiquetado en el pasado.

De acuerdo a un artículo publicado en The Astrophysical Journal Letters, un equipo internacional de científicos descubrió un exoplaneta del tamaño de la Tierra, con la capacidad de albergar agua en su estado líquido.

Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misión Científica de la NASA, comentó que el descubrimiento de ese intrigante y distante mundo les da una esperanza a los científicos de encontrar una segunda Tierra.

El ahora famoso exoplaneta se llama Kepler-1649c, y orbita una enana roja dentro de la zona habitable de su sistema, a una distancia en la cual los planetas rocosos —como el nuestro— reciben la suficiente radiación solar para conservar el agua en estado líquido.

Kepler-1649c es prácticamente del mismo tamaño que la Tierra, y recibe el 75% de la cantidad de luz que recibe nuestro planeta de Sol. Gracias a todo eso, es uno de los exoplanetas más viables para vivir.

De acuerdo con los investigadores, este planeta que se encuentra a 300 años luz de la Tierra. Es el más similar en cuanto tamaño y temperatura de los miles de exoplanetas descubiertos por el telescopio espacial Kepler.

Si bien las características mencionadas son esperanzadoras, aún hay muchos aspectos del planeta que deben analizarse, como su atmósfera.

Los científicos descubrieron el planeta, gracias a que volvieron a analizar las observaciones más antiguas del programa de telescopios espaciales Kepler.

El planeta Kepler-1649c orbita su estrella a una distancia corta. Una rotación completa le toma tan solo 19.5 días terrestres.

«De todos los planetas mal etiquetados que hemos recuperado, este es particularmente emocionante, no sólo porque está en la zona habitable y del tamaño de la Tierra, sino por cómo podría interactuar con este planeta vecino», comentó Andrew Vanderburg, investigador principal del artículo.

Los dos planetas rocosos orbitan a su estrella anfitriona en una proporción exacta: Kepler-1649c completa nueve órbitas en casi exactamente el mismo tiempo que el planeta interior completa cuatro órbitas.

Los investigadores creen que esto podría hacer que el sistema sea extremadamente estable, durante un largo período de tiempo.

«Mientras más datos obtenemos, más signos vemos que apuntan a la noción de que los exoplanetas potencialmente habitables y del tamaño de la Tierra son comunes alrededor de este tipo de estrellas», dijo Vanderburg.
«Con enanas rojas en casi todas partes alrededor de nuestra galaxia, y estos pequeños planetas potencialmente habitables y rocosos a su alrededor, la posibilidad de que una de ellas no sea muy diferente a la de nuestra Tierra parece un poco más brillante», concluyó el investigador.

mini:


Échale un ojo a esto:

Reacciona
Comparte