null: nullpx
Logo image
ViX

Estas hermanas gemelas son totalmente diferentes, la ciencia explica por qué

Publicado 10 Mar 2015 – 12:00 PM EDT | Actualizado 2 Abr 2018 – 09:15 AM EDT
Reacciona
Comparte

Cuando nos hablan de gemelos nos imaginamos dos personas exactamente iguales o al menos muy parecidas en caso de gemelos fraternos, es decir aquellos que se gestaron al mismo tiempo y en el mismo vientre, pero provienen de la unión de un ovulo y espermatozoides diferentes. Sin embargo, siempre existen rarezas y excepciones, como todos los días te enseñamos en Ojo Curioso. 

Es que habitualmente sorprende ver hermanos muy diferentes, sobre todo si su color de piel es diametralmente diferente, por ejemplo, tal como en el caso de Maria y Lucy Aylmer, dos mellizas totalmente distintas. Parece bastante raro, pero lo cierto es que se trata de un fenómeno que puede ocurrir. La explicación está en la genética y nosotros te vamos a contar por qué.

Mellizas de etnias diferentes, ¿cómo es posible?

Los hermanos, sin importar si son gemelos o no, comparten el 50% del ADN, tal como dos hermanos que nacieron en partos separados. Ese 50% hace que si bien no sean iguales, sean bastante parecidos.

Pero de verse diferentes a presentar las distinciones que presentan estas hermanas, hay una buena distancia, se trata de un fenómeno que ocurre en una particular proporción de 1 en 1 millón de nacimientos de mellizos. Esto se da producto del  mestizaje (mezcla) genético de sus padres: la madre de estas niñas, de las que nadie pensaría que son hermanas, tiene ascendencia jamaiquina por parte de madre y europea por parte de padre. Nacidas en Inglaterra, las chicas son las menores de cinco hermanos.

Imaginar la genética como una lotería en la que vamos heredando diferentes rasgos de nuestros padres, generando un mestizaje, sería una buena forma de entender lo acontecido en este caso. Las mellizas, nacidas en 1997, son todo un caso aparte: una es de piel morena, cabello negro y rizado, y ojos café, pero su hermana es muy blanca, pelirroja y de ojos azules, por lo que nadie pensaría que comparten el 50% de su ADN.

La compleja mezcla de ADN en un bebé

Al generarse la concepción de un bebé mediante la fertilización de un óvulo con un espermatozoide, se crea un cigoto cuyo ADN corresponde al 50% del que aporta cada padre. Luego, ese cigoto se va dividiendo para que el bebé se desarrolle. En el caso de las mellizas ocurrió una mezcla bastante inusual. La madre, que tenía tanto genes caucásicos como africanos, aportó los de un tipo a una de las niñas y los de otro a su hermana melliza.

Por su parte, el padre aportó a ambas niñas sus genes europeos, por lo que una de las chicas terminó con una apariencia entre caucásica y blanca, y la otra con varias  características compartidas que suelen asimilarse a la negra o « afrodescendiente».

A todo esto, hay que mencionar el caso de los abuelos maternos de Maria y Lucy, ya que uno es de etnia negra, pero que probablemente también incluya material  genético europeo producto del mestizaje durante la época de las colonias. Esos genes, que serían genes recesivos, explican el cabello pelirrojo de una de las niñas, rasgo que se da muy poco.

Estas chicas, que ya son mayores de edad, demuestran que en la genética puede ocurrir cualquier cosa, pero el lazo entre hermanas, sobre todo mellizas, es igual de fuerte que en otros casos. Ya imagino las miles de veces que tuvieron que explicar sus particulares características.

Lo que es absolutamente innegable y hace todo esto tan pero tan fascinante, es que todos somos seres humanos, exáctamente iguales en cualquier otro aspecto.

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:MundoADNBebesCuriosidadesGenetica