null: nullpx
Logo image
Vix

Células madre serían la clave para curar el cáncer

Publicado 6 Nov 2014 – 08:00 AM EST | Actualizado 2 Abr 2018 – 09:15 AM EDT
Reacciona
Comparte

Junto a las afecciones cardíacas, el cáncer es de las enfermedades que más vidas se lleva anualmente, y pese a los tratamientos existentes, hombres, mujeres y niños pierden la vida por falta de una terapia efectiva. La buena noticia es que se ha encontrado una terapia que podría revolucionar el tratamiento del cáncer a través de la utilización de células madre modificadas. Nosotros te contamos de qué se trata.

Células madre modificadas: el futuro del tratamiento del cáncer

Las células madre no son células cualquiera, ya que tienen la propiedad de poder transformarse en cualquier órgano o tejido, por lo que se usan mucho en la medicina. Gracias a una investigación, ahora servirían también para tratar el cáncer de forma efectiva.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Harvard, en conjunto con el Massachusetts General Hospital, desarrollaron una terapia en que, mediante células madre modificadas en laboratorio, atacan directamente las células cancerígenas a través de la liberación de toxinas específicas, sin dañar el resto del cuerpo.

La investigación, que ya está en etapa de pruebas en ratones, ha demostrado ser exitosa con ciertos tipos de cáncer cerebral. Los animales que participaron de los ensayos han demostrado una resistencia mucho mayor a aquellos que recibieron otra terapia.

El próximo paso de los científicos es experimentar con el neuroblastoma, el cáncer cerebral más común y que tiene alta incidencia en niños. Eso si, pasarán 5 años antes que este revolucionario tratamiento comience a utilizarse en humanos.

Modificación genética para matar al cáncer

Los científicos están trabajando con células madres muy especiales cultivadas en laboratorio, son modificadas en su estructura para que liberen una toxina llamada Exotoxina de Pseudomonas, las que atacan las células cancerosas matadoras, pero no afectan a las mismas células madre o a otros tejidos del cuerpo.

Estas toxinas, que ya se utilizan en el tratamiento de la leucemia, se liberan cuando la célula madre modificada, que se introduce al cuerpo en forma de cápsula que llega directamente al interior del tumor, no solo matan a las estructuras cancerosas, sino que inhiben la producción de proteínas, por lo que no se sintetizan creando nuevas células cancerígenas, evitando la metástasis de los tumores.

El desafío que sigue es combinar este tratamiento que liberan toxinas dentro de tumores sólidos, con otras terapias para el cáncer, también en base a células madre, pero con un componente biológico y no solo químico, utilizando esta vez un virus herpes modificado. 

Reacciona
Comparte