null: nullpx
Logo image
Vix

Andrea Legarreta vacacionó junto a su familia por toda Asia y las fotos son espectaculares

Publicado 6 Ago 2018 – 07:11 PM EDT | Actualizado 6 Ago 2018 – 07:11 PM EDT
Reacciona
Comparte

La conductora mexicana Andrea Legarreta se tomó unas merecidas vacaciones junto a su familia, el cantante Erick Rubín y sus hijas, Mía y Nina, que por cierto ya están enormes como los hijos de Biby Gaytán y Eduardo Capetillo.

La familia Rubín-Legarreta inició la aventura asiática en Tokio, Japón.

Y por supuesto que no podía faltar la foto en el templo budista Sensō-ji.

Después fueron a Kioto, ciudad japonesa famosa por sus numerosos templos budistas, sus jardines, palacios imperiales y por sus casas de madera tradicionales.

Después visitaron Hanoi, la capital de Vietnam reconocida mundialmente por su riqueza en arquitectura y espectaculares paisajes.

Allí mismo en Vietnam, la familia visitó la bahía de Ha-Long, la cual es conocida por sus aguas color esmeralda y sus miles de islas de piedra caliza con selvas tropicales.

Ir a Ha-Long y no pasear en kayak es prácticamente como si no hubieras ido. Por eso Andrea y su familia se aventuraron al paseo por las cristalinas aguas.

Días después visitaron Mai Châu en Vietnam, uno de los distritos menos frecuentados y más sorprendentes del país.

Ahí pasearon por los campos de arroz y se hospedaron en un hotel ecológico.

La familia también visitó el templo Angkor Wat, en Camboya, este es el templo hinduista más grande y mejor conservado de Angkor.

Es considerado como la mayor estructura religiosa jamás construida y uno de los tesoros arqueológicos más importantes del mundo.

Cambodia fue uno de los lugares más espectaculares que visitaron, las imágenes hablan por sí solas.

Pero si hubo algo que emocionó hasta los fans de Andrea y Erick, fue su visita al santuario de los elefantes en Chiang Mai,Tailandia.

Un lugar lleno de adorables elefantes que fueron rescatados, rehabilitados y son preservados con salud en la reserva.

Puedes bañarlos, alimentarlos, jugar con ellos, pero nunca montarlos por respeto.

Sin dudas, Andrea y su familia pasaron momentos inovidables.

También podría interesarte:

Reacciona
Comparte