null: nullpx

10 razones por las que tienes que ver la serie Jane the Virgin

Aunque parezca increíble, te contamos por qué esta telenovela es un respiro de aire fresco para el género televisivo al que debes darle más que una oportunidad.
5 May 2016 – 11:11 AM EDT

Cegueras repentinas, pérdidas de memoria, padres millonarios desconocidos, malvadas obsesivas, muertes sorprendentes, amores imposibles… la telenovela es de esos géneros que, aunque siempre repetitivo, logra enganchar espectadores a diestra y siniestra.

Puede ser que el género se haya estancado un poco -los mecanismos de narración siempre son los mismos- y si la telenovela necesitaba una urgente inyección de aire fresco, esa inyección llegó bajo el nombre Jane the Virgin y ha sido no sólo una brisa fresca y agradable, sino un descubrimiento muy grato.

La serie de CW está basada en una telenovela venezolana del mismo nombre, Juana la virgen, y la premisa inicial es la misma: una joven virgen queda embarazada (de un millonario buenmozo) producto de una inseminación artificial errónea. Hasta aquí todo igual.

Pero Jane the Virgin es otra cosa, un extraño experimento de metacomentario sobre la telenovela y sus trucos, pero también sobre la misma narración televisiva. En la serie hay varios niveles de apreciación: el primero y más obvio es la historia y sus locos giros narrativos, el segundo es el del narrador, esa voz en off que se dedica a relatar y a comentar (casi siempre con ironía) tanto lo que pasa como la forma misma de la narración, y el tercero es la propia telenovela que se hace dentro de la serie, una exageración que satiriza el propio género.

De Jane the Virgin se puede hacer una lista interminable de pros, pero aquí nos centraremos en diez razones por las que ver esta serie merece, muchísimo, la pena.

1. Gina Rodríguez

La protagonista de Jane the Virgin es de esas actrices que el espectador se pregunta cómo no ha visto antes. Rodríguez tiene formación musical, de baile (bailó salsa hasta los 17 años) y en actuación. Su primer trabajo de importancia en televisión fue en la telenovela (¡sí!) The Bold and the Beautiful y participó en varios musicales hasta que fue contratada para interpretar a Jane Villanueva. Rodríguez ha sido alabada desde el principio de la serie y no es de extrañar (se llevó un Globo de Oro durante la primera temporada). Su Jane es un personaje complejo y tridimensional (culpen a los muy buenos guionistas) que interpreta con corazón. No sólo es capaz de los mayores momentos dramáticos, sino que es un talento para la comedia de cuidado. En varios episodios Rodríguez ha mostrado sus muchos rostros. ¿Los mejores? Jane Bachelorette y Jane bailarina de salsa… dos joyas.

2. Rogelio de la Vega

El padre secreto de Jane (como en toda telenovela uno de los giros a tomar en cuenta es descubrir la identidad de un padre perdido, normalmente millonario, y en este caso, además, estrella de telenovelas) es una joya de la escritura de comedia. El actor mexicano Jaime Camill (verdadero protagonista de telenovelas en otros tiempos) es un descubrimiento como este ególatra, exagerado y dulce actor de telenovelas. Su encanto y su personalidad son de las cosas que generan más sonrisas (carcajadas en muchos casos) en la serie. No por nada Rogelio de la Vega tiene una base real de fans y fue nombrado uno de los mejores personajes de la televisión en 2014 por Vanity Fair.



3. El narrador

El “Latin Lover Narrator” se ocupa no sólo de resumir, al comienzo de cada episodio, toda la historia (eso ya es una tarea titánica). Además se ocupa de comentar, predecir, satirizar (ejemplo: “Aw, qué bonito. Las cosas están tan bien. Y, conociendo la estructura de las telenovelas como la conozco, estoy un poco preocupado”) y proponer hashtags… ¿Los mejores?
#RogelioMyBrogelio
#InmigrationReform

4. Los subtítulos

Es un chiste recurrente en el mundo audiovisual, y un comentario recurrente sobre “la decadencia cultural de Estados Unidos” que a los americanos no les gusta leer subtítulos. Y aquí aparece Jane the Virgin con un personaje que nunca habla en inglés. La abuela de Jane, Alba Villanueva, es una inmigrante venezolana que habla en su propio idioma con su familia y sus conocidos. Y aunque Jane y su mamá, Xiomara, respondan en inglés por haber crecido ya en Estados Unidos, Alba nunca ha perdido sus raíces o su propio lenguaje.

5. La relación de las mujeres Villanueva

El cine, y en menor grado la televisión, sufren de una enorme ausencia de personajes femeninos bien formados y que mantengan relaciones con otros personajes femeninos que estén basadas en algo más que el protagonista masculino. Lo dicho puede resumirse como la Bechdel Test, tres condiciones a las que se somete a una narración para ver hasta qué punto tiene personajes femeninos desarrollados. En Jane the Virgin, como podría imaginarse, dedicaron todo un episodio a satirizar (el narrador a la cabeza) si la propia serie pasa la Bechdel Test y puede que en ese episodio no lo hiciese, pero en la realidad la relación cercana, respetuosa, amorosa y compleja de las mujeres Villanueva es una de las representaciones más reales de relaciones entre mujeres que existe actualmente en la televisión.

6. Cómo enfoca la maternidad

Jane quedó embarazada por error y decidió tener a su bebé. En la televisión los niños tienden a ser hilos narrativos que se mantienen por unos episodios y luego, como por arte de magia, se esfuman (¿Alguien se acuerda de que Rachel y Ross eran padres de Emma? ¿O que Ross tenía otro hijo?). En Jane the Virgin Mateo es parte importante de la historia. Desde que naciera el bebé la serie ha retratado no sólo el cambio en las relaciones producto del nuevo miembro de la familia, sino además los problemas reales que enfrenta una madre joven y trabajadora (¿niñeras? ¿falta de sueño? ¿ansiedad de separación?) y el disfrute que produce ser madre. Todo arreglándoselas para matar personajes, tener dos archi criminales, un triángulo amoroso y un narrador con sentido del humor.

7. El triángulo amoroso

Ya no sólo se trata de que estos tres personajes son personas atractivas (que ya genera un disfrute inicial) sino de que en la triada que conforman Jane, Rafael y Michael no hay ningún villano y la relación entre todos, sin importar de quién sea pareja Jane, es compleja, tratada con respeto y de forma adulta.

8. La frescura

Jane the Virgin ha sido, un medio para contar su enrevesada historia, una película de cine mudo, una novela de romance, ha tenido números musicales, ha sido política (la serie decididamente ha apoyado la reforma migratoria) y ha hablado de religión, salud sexual, depresión post parto o derechos de paternidad de formas interesantes y nuevas.


9. La diversidad

El universo de Jane the Virgin es multicultural y abierto. Tiene una amplia representación racial, femenina y LGBT. Además de representar personajes de diversas nacionalidades y creencias. Y nunca parece hacerlo para cumplir una cuota.

10. Los cameos

Sólo hay que hacer una lista: Rita Moreno, Charo, Britney Spears, Kate Del Castillo, Angie Cepeda, Paulina Rubio, Juanes, Kesha, Jane Seymour, Nia Vardalos…

También ve:


Publicidad