null: nullpx

Contar la vida en tatuajes: lo que queda cuando se pierde la cuenta de los dibujos en la piel

¿Cómo se empieza? ¿Qué quieren decir? ¿Cuánto duelen? ¿Por qué después del primer tatuaje ya no pueden parar? Aquí las respuestas y las historias de estos personajes orgullosos de la decoración de su cuerpo.
8 Sep 2016 – 08:48 AM EDT
Reacciona
Comparte
1/14
Comparte
Kalinda Kano, presentadora. “A los 14 años le dije a mi mamá ‘siento que necesito un tatuaje’, ella es súper hippie y me dijo que si me sacaba buenas calificaciones me lo podía hacer. Lo chistoso es que ese tatuaje me lo hice en mi espalda baja, y justo el verano siguiente me estiré un poco y entonces el tatuaje se movió y se subió. No tengo ni idea cuántos tengo en total, en algún momento empecé a hacerme tatuajes compuestos". David Maris
2/14
Comparte
"Unos tienen significado y otros no, algunos me recuerdan a mis hijos. Mi esposo y yo somos muy cursis, no al grado de tatuarnos nuestros nombres, pero sí tenemos muchos en común. No considero que hacerse un tatuaje sea adictivo, creo que más bien le pierdes el miedo. Seguramente la gente que termina con muchos tatuajes siempre se visualizó así. Desde que tenía nueve años veía gente tatuadísima y pensaba 'esa voy a ser yo'", dice Kano. David Maris
3/14
Comparte
Jonathan Mas, estilista. “La experiencia de mi primer tatuaje fue dolorosa, me lo hice cuando tenía 13 años. Me acompañó mi mamá, claro, pues era menor de edad y la pobre accedió sin problema, no batallé para ello. Pero no fue algo muy grato. Para empezar no tenía ni idea de qué me iba a hacer, solo sabía que quería hacerme un tatuaje. Tengo seis, el primero lo tapé con uno más grande. Cada uno fue, en su momento, muy significativo." David Maris
4/14
Comparte
“El de la pelvis es un cactus botarga, una cosa extraña, lo hice cuando vine a vivir a México. Las estrellas son personas importantes en mi vida. La rosa es de mis flores favoritas y la de mi mamá... desde que murió siempre tengo rosas para ella. La mujer, me preguntan si es cubana, si es Amy Winehouse, no es nada de eso. Es importante por la parte del pelo, pues soy estilista. Y tiene que ver con las mareas que me dan en la cabeza”, explica Mas.
David Maris
5/14
Comparte
Jonathan Lule, makeup artist. “Mi primer tatuaje me lo hice a los 16 años. Fue una experiencia muy rara porque en todos los estudios de tatuaje si eres menor de edad te piden una autorización de tus padres. Obviamente la falsifiqué. Ese tatuaje es horrible, pero no lo he borrado porque significa un momento que estaba viviendo, por eso sigue ahí. No me dolió, fue en la espalda, era muy pequeño. Es un dragón, pero parece otra cosa."
David Maris
6/14
Comparte
“Ahora tengo aproximadamente 43 tatuajes: en las piernas, la espalda, el pecho, la panza y sobre todo en los brazos. El tatuaje más tardado que me han hecho fue una pluma, tiene muchas sombras y detalles. Me dolió mucho, demoraron entre 4 y 5 horas en hacerlo. Para mí los tatuajes son momentos y sobre todo es un acto de que tú eres dueño de tu cuerpo y tu cuerpo es tu lienzo, por lo que puedes hacer con él lo que quieras”, afirma Lule.
David Maris
7/14
Comparte
Ana GdeV, makeup artist. “El significado de mi primer tatuaje es que tenía 17 años y sólo 600 pesos disponibles. Estaba con una amiga en la universidad, una compañera se agachó frente a nosotras y le vimos un tatuaje que tenía en la espalda baja. Esa misma tarde mi amiga y yo fuimos al centro de la Ciudad de México a tatuarnos, elegimos uno de los tatuajes de las plantillas que tienen. No fue nada significativo, se me hizo divertido y lo hice."
David Maris
8/14
Comparte
“El significado de los tatuajes puede ser relevante o no. Hay unos que los tengo mucho más pensados, algunos los mandé a diseñar con un amigo ilustrador. Tengo otro amigo tatuador, Gabrielito Arocha, a veces cuando voy a su casa salgo con tatuajes nuevos. Él quería hacerme un triángulo illuminati, dejé que me lo hiciera. Dos meses después le hizo un ovni. Ahora no tengo pensado tatuarme nada, pero si voy a casa de Gabriel, quién sabe qué pase."
David Maris
9/14
Comparte
Manuel Oliva, estilista. “La única persona que siempre me ha podido detener es mi mamá. Cuando le dije que me quería hacer un tatuaje me dijo 'no' y amenazó con correrme de la casa. Al final ella se fue a vivir a otro lado y ese día decidí hacerme uno. Le tengo mucho miedo a las agujas, así que el primero (unas tijeras) fue muy pequeño para aguantar a que lo terminaran. Cada tatuaje representa algo especial, me gusta que sean chistosos." David Maris
10/14
Comparte
"Tengo escrito en braille supercalifragilisticoexpialidocious . Me gusta que cuando me preguntan qué dice, se rían con la respuesta. Eso es parte de mí, que mis tatuajes causen risa. No sé cuántos tengo en total: son entre 15 y 19. Mi tatuadora siempre ha sido la misma, Georgina. Los dos comenzamos al mismo tiempo nuestras carreras. Mi tatuaje favorito es el que me hice en la espalda: ‘Refugio’, es el nombre de mi mamá", reitera Manuel.
David Maris
11/14
Comparte
César Vargas, estilista. “Cuando estaba en Nueva York me hice mi primer tatuaje. Duré todo un año solo con ese, luego me lo volvieron a trazar en negro, pues era azul. La experiencia con ese tatuador fue muy extraña porque no estaba muy seguro de hacérmelo. Además fue en el cuello, que es muy sensible. En ese entonces yo no sabía que ahí dolía más. No sé cuántos tatuajes tengo en mi cuerpo, creo que entre 30 y 35. Es muy difícil contarlos". David Maris
12/14
Comparte
"Algunos no tienen significado, pero otros sí, como el que tengo de mi mamá. El número 48 que me lo hice hace como tres años, cuando me enfermé, me recuerda que no debo dejarme caer. Sigo a varios tatuadores en Instagram, pero no me visualizo esperando para una cita con ellos, pues a veces quiero que me tatúen algo y ya. Creo que tatuarse es algo adictivo, empecé con uno y dije ‘ahí me quedo’, después lo retoqué y seguí haciéndome más,” afirma.
David Maris
13/14
Comparte
Mari Pili, makeup artist. “A los 17 años me hice mi primer tatuaje y estaba nerviosísima, me tuve que echar un par de tequilas. Me lo puse en un lugar donde no se veía mucho porque en mi casa era gravísimo. Fue algo transgresor, era una época en la que nadie los traía y menos mujeres. Fue complicado antes, durante y después, pues lo tenía que ocultar en la escuela, en la casa e incluso con mis amigos. Me lo hice para mí." David Maris
14/14
Comparte
"Ahora tengo cinco tatuajes que carecen de significado, pues son mera decoración. Tengo motivos que siempre me han gustado, el venado, la catarina, los triángulos, los corazones. Mi siguiente tatuaje es el logo de Mute, que es de las primeras disqueras que firmaron a Depech Mode, una de mis bandas favoritas. Y el otro es un rayito por la música de AC/DC y David Bowie, y por la luz. Me gustaría tatuarme en Nueva York con Scotte Campbell."
David Maris
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés