null: nullpx
comer sano

¿Tu hijo hace berrinche antes de comer? 6 tips para no batallar a la hora de la comida

Publicado 30 Jun 2021 – 06:39 PM EDT | Actualizado 30 Jun 2021 – 06:39 PM EDT
Reacciona
Comparte

Negarse a comer, hacerle el "fuchi" a ciertos alimentos y más acciones pueden hacer que  la hora de la comida sea un verdadero martirio con tu pequeño. Sabemos que es una aventura cuando tu hijo comienza a descubrir nuevos sabores y alimentos pero eso no significa que tu chiquito y tú deban sufrir durante este tiempo de exploración. Te presentamos 6 tips para no batallar a la hora de la comida con tu hijo.

#1 Hazlo parte de la preparación de su comida

La Academia Americana de Pediatría explica que tu pequeño puede estar más abierto a probar nuevos sabores si tiene experiencias divertidas en relación con la comida. Una forma de que sea así es hacerlo parte del proceso en la elaboración de sus alimentos. 

Cocinar con tu hijo no sólo puede introducirlo a nuevos sabores, sino también a un gran número de aprendizajes, desde lecciones de seguridad hasta incluso conceptos matemáticos o científicos con las medidas que se necesitan para hacer una receta o con la transformación que experimenta algún alimento cuando está en contacto con el calor. 

#2 No dejes que tu hijo defina todo el menú

En ocasiones, cuando consultamos a nuestros hijos sobre qué quieren comer, cada opción que proponemos es contestada con un rotundo 'NO', y lo único que quieren es pizza, nuggets, papas o cualquier alimento que no es sano consumir todos los días en todas las comidas. Una vez que se dan cuenta que no pueden comer eso 24/7, nos enfrentamos a berrinches o desilusiones innecesarias. 

En su cumpleaños o en ocasiones especiales está bien que tu hijo tenga el control sobre qué quiere comer, pero en la cotidianidad no es necesario consultarlo sobre el menú de todos sus alimentos. Puedes planificar las comidas del día e incluir en cada una de ellas al menos un artículo que sepas que le gusta.

Asimismo, puedes proponerle dos opciones a sabiendas de los ingredientes que tienes disponible en casa. Por ejemplo: ¿Quieres un tazón de cereal o un bowl con fruta y yogurt? 

#3 Una comida familiar y con estructura

Mantener un horario fijo y un área designada específica para el desayuno, la comida y la cena pueden ayudar a que tu pequeño apropie y respete estos momentos de comida. Asimismo, los pediatras de la Academia Americana de Pediatría advierten que sentarse en familia a la hora de la comida ayuda a los pequeños a tener hábitos alimenticios saludables: tú eres el mejor ejemplo.   

#4 Ojo con los snacks

A partir de los dos años, los niños deben comer tres comidas saludables al día y uno o dos snacks. La clave con estos refrigerios es no hacerlos muy pesados. Fruta y verdura picada, algunas nueces y frutos secos, yogurt, queso cottage, sandwich de crema de cacahuate pueden ser buenas opciones siempre y cuando no sean en porciones grandes que llenen a tu hijo a tal punto que no tenga apetito en su siguiente comida. 

#5 Alimentos llamativos

Explota la imaginación y curiosidad de tu pequeño a la hora de la comida con figuritas y demás formas divertidas que hagan más llamativos sus alimentos.

#6 Un poco de paciencia

La paciencia puede ser lo que más nos falta cuando nos urge que nuestro pequeño se aventure a probar un nuevo sabor. Sin embargo, de acuerdo con Cleveland Clinic, los niños de entre 1 a 3 años necesitan probar un nuevo alimento por lo menos 10 veces para aceptarlo.

En lugar de frustrarte porque tu hijo le hace el fuchi a algo, mejor piensa que tal vez no lo ha probado suficientes veces. Cuando coman todos en familia, verte ingerir esa comida que tanto deseas que le guste puede motivarlo a aventurarse a probarla. 

También te puede interesar:

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:comer sanoEvergreenHijosLong form 10madres