null: nullpx
genitales

Esta es la manera adecuada de higienizar la zona íntima para prevenir el mal olor y la irritación

Publicado 25 Sep 2018 – 11:55 AM EDT | Actualizado 25 Sep 2018 – 11:55 AM EDT
Reacciona
Comparte

Una secreción normal e incolora con olor leve es la principal característica para saber que la vagina está saludable. Sin embargo, en casos de infecciones vaginales, enfermedades de transmisión sexual y otros problemas en la zona genital, es posible que las secreciones vaginales se alteren y ocasionen mal olor íntimo. No obstante, este olor inusual puede ser causado no por cuestiones de salud, sino por no higienizar adecuadamente la región.

Mal olor íntimo: ¿cómo saber la causa?

Como produce secreciones importantes para mantener el canal vaginal libre de agentes infecciosos, la región íntima de la mujer tiene un olor característico, que es completamente normal. «Una vagina saludable tiene un olor levemente ácido y ligeramente dulce, debido al ácido láctico producido por los bacilos de Döderlein, principal componente de la flora vaginal normal», explica Fabio Rios, ginecólogo de la red de hospitales San Camilo de San Pablo.

Pero ¿cuál es la diferencia entre las secreciones normales y las que representan un desequilibrio? Para empezar, las secreciones vaginales saludables tienen una consistencia semejante a la clara de huevo, que funciona de protección para los tractos genital y urinario contra las infecciones, además de servir de lubricación. «Esta es una secreción transparente o algo blanca, sin olor, sin picazón, que varía conforme al ciclo menstrual», explica el médico.

«El flujo pasa a ser anormal cuando tiene una cantidad y coloración diferente de la habitual (blanca grisácea, amarillenta, verdosa, amarronada, rosa o con sangre), con mal olor, picazón, ardor o dolor en el bajo vientre». Esto es más frecuente en caso de infección. Los agentes más comunes que desencadenan la incomodidad son la candidiasis (el crecimiento de hongos en la vagina), la tricomoniasis (un parásito transmitido a través de las relaciones sexuales) y la vaginosis (causada por bacterias). «Hay otros agentes infecciosos que pueden desembocar en un flujo anormal, como el virus del papiloma humano, pero son mucho menos frecuentes».

No obstante, además de señalar una infección, el mal olor puede estar asociado a la higiene: «tanto la falta como el exceso de higiene íntima pueden causar alteraciones en la región», dice Rios.

«La higiene incorrecta produce un desequilibrio del pH vaginal y consecuentemente favorece la multiplicación de bacterias y hongos», explica Rios. Esta es la causa de las alteraciones en la secreción. Además, tanto la excesiva higiene como su ausencia se pueden considerar dañinas: «el exceso remueve la protección natural de la región, y la falta lleva a la acumulación de sudor, humedad, células muertas, desechos y otros fluidos».

Por la propia anatomía de la región íntima, es importante mantener una higiene adecuada: «La vulva, debido a sus características anatómicas, puede acumular residuos de sudor, orina y secreciones sebáceas que, en algunas situaciones, pueden causar olores», agrega el profesional de la salud.

La primera medida a tomar al notar alguna diferencia en las características de las secreciones vaginales es consultar a un médico para descubrir su motivo, y, de ser una infección, el tratamiento más adecuado para el caso, que puede incluir uso de antibióticos, cremas vaginales, entre otros productos. Descartada la presencia de infecciones, un cambio en los hábitos de higiene debería resolver estos tan incómodos síntomas.

Cómo higienizar correctamente la zona íntima

Tomar hasta dos duchas al día es suficiente para mantener esta región debidamente limpia. Bañarse con más frecuencia puede resecar la vulva y causar irritación.

No uses productos íntimos

«Los productos íntimos deben usarse con moderación, pues, en exceso, con muchos lavados diarios, además de causar fricción en la región, resequedad en la piel e irritación local, provocan la remoción de la flora normal de la vagina», advierte Rios. Vale la pena destacar que varios profesionales desaconsejan completamente el uso de estos productos. Es mejor que consultes a tu médico si quieres pasar a adoptar este método de limpieza íntima.

Usa jabón neutro

Para una correcta higiene, Rios recomienda usar jabones neutros, líquidos o de glicerina, y sin perfume. Es importante aplicar una cantidad suficiente para lavar de forma correcta todas las regiones y dobleces.

Temperatura del agua

Luego de aplicar el jabón es necesario enjuagar el área bien para no dejar restos de jabón. Se recomienda que el agua esté a una temperatura agradable, es decir, evitar el agua muy caliente.

Solo usa tus manos

Esponjas, paños y objetos similares no se recomiendan para la limpieza de la región, así como las duchas vaginales. «Se debe lavar desde la vagina hacia el ano, para evitar traer bacterias hacia la vagina sin querer».

Sécate bien

Al salir del baño, seca bien la zona con leves toques con una toalla limpia. Evita restregar el tejido, pues eso puede generar mucha fricción y lastimarte. Dentro de lo posible, quédate sin ropa interior por algunos minutos para esperar que el área seque naturalmente por completo; esto va a evitar que se acumule la humedad en la vulva, algo también perjudicial para la flora genital.

Lee más:

Original Author: Maria Beatriz Melero Original Author URL: https://www.vix.com/pt/users/maria-beatriz-melero
Original ID value: 561904
Original Site: pt
Original URL: https://www.vix.com/pt/saude/561904/este-e-o-jeito-certo-de-lavar-a-regiao-intima-para-prevenir-mau-cheiro-e-corrimento

Reacciona
Comparte