null: nullpx
cabello

¿Es bueno usar productos sin sulfato en el cabello graso?

Publicado 6 Oct 2014 – 09:00 AM EDT | Actualizado 26 Mar 2018 – 10:34 AM EDT
Reacciona
Comparte

El cabello graso es un problema al que muchas debemos enfrentarnos, lidiando con un pelo opaco, de apariencia sucia y difícil de peinar. Una de las soluciones son los champúes con detergente, que hacen que la grasa se despegue del cabello y se pueda lavar fácilmente con agua.

Los detergentes de champú más comunes para pelo graso son elaborados a base de sulfato, muy eficaces a la hora de eliminación del aceite del cabello pero a la vez también irritante en algunas personas.

Más sobre los remedios para el cabello grasoso

Cuando tu cabello es naturalmente grasoso, es afectado directamente por tu estilo de vida. Por eso, una mejor alimentación y calidad de vida son el comienzo para tratar este problema. Contrario a lo que puedas creer, eliminar todo el aceite del cabello no es tan bueno como parece, porque eliminar demasiado aceite alentará la producción adicional.

Otros consejos para tratar el cabello graso es utilizar un champú más suave, pero evitar lavarse todos los días. Las cremas hidratantes tampoco son muy buenas en estos casos, así como también los champúes con astringentes suaves.

Pros y contras de los productos con sulfato

Como decíamos más arriba, el sulfato es el producto por excelencia para tratar el cabello graso. Sin embargo, en algunos casos tiene consecuencias adversas, y en algunas personas, no es recomendable.

El sulfato es eficaz en la eliminación de los aceites del pelo, y al producir tanta espuma, da una agradable sensación de limpieza. Pero no todos los detergentes para el pelo son buenos, así que debes elegir el tuyo con cuidado.

Entre las contras al uso del sulfato en tu cabello, se trata de un producto muy fuerte, que puede eliminar por demás el sebo de tu cuero cabelludo. Además, puede resultar irritante y producir alergias. 

Entonces… ¿Cuál es el mejor champú para cabello graso?

En primera medida, un champú con un detergente y astringentes suaves, con poco o nada de cremas hidratantes. Como los productos con sulfato son muy fuertes, la mejor opción son los champúes sin sulfato, con tensioactivos más suaves.

Entre las opciones, busca productos con cremas hidratantes naturales de jojoba y aceites de argán, que no causan el aumento de la producción de aceites, son beneficiosos para la salud y el brillo de tu pelo. Además, los astringentes de este tipo de champúes incluyen aceite de limón.

Otro tipo de productos son aquellos que usan glucósido de coco, coco-sulfato de sodio y lauril glucósido, todos seguros para usar sin riesgo de alergias. Otros de los componentes son la cáscara de limón, gel de aloe vera y glicerina de origen vegetal.

¿Tú qué tipo de champú usas para tu cabello graso? ¿Has probado alguno con sulfato? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Reacciona
Comparte