null: nullpx
mal olor corporal

Cuida tu cuerpo con ingredientes naturales: las 4 alternativas más efectivas al desodorante

Publicado 17 Dic 2018 – 11:50 AM EST | Actualizado 17 Dic 2018 – 11:50 AM EST
Reacciona
Comparte

El desodorante es uno de los pasos obligatorios de la higiene básica. Sin embargo, no hay nada de natural en ponerse ese spray tan extraño en las axilas, cuyos ingredientes han estado en la mira de la comunidad médica y científica, dado que se creía que estaban relacionados a enfermedades como el cáncer de mama o el alzhéimer.

El contenido de aluminio y otros ingredientes artificiales en los desodorantes, sin embargo, no ha sido relacionado a problemas de salud, excepto para personas con enfermedades renales, según explica WebMD. Para averiguar la conexión entre el uso de desodorante y otras enfermedades hace falta llevar adelante más estudios que aborden el tema con métodos serios.

De todos modos, es posible que busques un desodorante casero, natural o con menos ingredientes, aunque sea solo por la salud de tu piel. También puede que hayas caído en un olvido y te encuentres en un día de calor infernal de camino a la oficina. Listamos aquí las alternativas al desodorante que mejor funcionan.

4 alternativas al desodorante

1. Jugo de limón

Si estás en un apuro, aplicar jugo de limón bajo tus brazos puede combatir el mal olor, dado que el ácido cítrico de esta fruta es capaz de exterminar las bacterias que lo causan. Es que el mal olor no es tuyo: en realidad es provocado por las bacterias que encuentran tus axilas como un lugar caliente y húmedo donde pueden proliferar. Mata las bacterias y matarás el olor.

De todos modos, esta debería ser una solución ante el olvido de tu desodorante principal, no un método para todos los días: dado que el limón puede desestabilizar el pH de tu piel por su acidez, a la larga puede causar daños, de acuerdo a ELLE. Y, si te has depilado las axilas hace poco..., en tu lugar, yo preferiría el sudor (¡ouch!).

2. Alcohol en gel

La mayoría de los desodorantes son, en gran parte, alcohol. Esto es porque el alcohol, al igual que el jugo de limón, puede matar las bacterias que provocan el mal olor. Elige un alcohol en gel perfumado; de otra manera, estarás oliendo a alcohol el resto del día. Otro consejo: espera a que se seque antes de ponerte ropa para que el aroma no quede impregnado.

3. Aceites esenciales

Los aceites esenciales son una alternativa más natural y beneficiosa para tu piel que el jugo de limón y el alcohol; al igual que estos, son capaces de privar a las bacterias de un entorno ideal para reproducirse. Pero, de acuerdo a Care2, para que esto funcione, debes buscar aceites con propiedades antibacterianas: hoja de limón, tomillo, lavanda, geranio, árbol de té y romero son algunos de los más usados.

4. Aceite de coco

¿Para qué no sirve el aceite de coco? Puedes usarlo como loción corporal, máscara para el rostro o humectante de labios: por sus numerosos beneficios, es un ingrediente versátil que es obligatorio tener en tu botiquín si te interesa el cuidado de tu piel y de tu cabello.

Uno de sus miles de usos es como desodorante: el aceite de coco es antibacteriano, según Allure, y por eso te protegerá contra las bacterias. Por supuesto, por ser muy aceitoso, tendrás que usar muy poco.

Por supuesto que los métodos naturales no funcionan tan bien como el desodorante de fábrica: por ejemplo, ninguno de estos es antitranspirante, de manera que sudarás de todos modos, solo que librándote del mal olor. Pero, si quieres probar alternativas naturales o no te queda otra opción, estas te pueden ser útiles.

Te interesará:

Reacciona
Comparte