Entretenimiento

Sigue el escándalo: denuncian a grupo ‘Pussycat Dolls’ como red de prostitución

Kaya Jones, exintegrante del grupo pop, anunció en sus redes sociales las razones por las que abandonó el conjunto, asegurando que encubría lenocinio, es decir, la acción de alcahuetear relaciones sexuales entre personas.
17 Oct 2017 – 2:54 PM EDT

El escándalo de explotación sexual que ha sacudido al medio artístico internacional, sigue creciendo. Esta vez, en el ámbito musical.

La cantante y actriz Kaya Jones, exintegrante de la banda rockera Pussycat Dolls decidió seguir la tendencia surgida con el hashtag #MeToo, que insta a las mujeres a hablar de los acosos, abusos y agresiones sexuales de los que han sido objeto, y escribió en su cuenta de Twitter: “Mi verdad es que no estaba en un grupo de chicas, estuve metida en un círculo de prostitución. Cantamos y fuimos famosas, mientras que nuestros dueños hicieron dinero”.

Scherziger, la sexi 'pussycat'

Loading
Cargando galería


Con este mensaje, la exmiembro de la banda femenina estadounidense fundada por el coreógrafo Robin Antin, destapó una cloaca oculta mediante mensajes en los que señaló que se sentía usada y que la experiencia traumática la hizo dejar sus sueños en la música.

Doce años después de abandonar el grupo, que se mantuvo activo entre los años 2003 y 2005, Kaya Jones, que entonces solo tenía 19 años, aseguró que tanto apoderados como ejecutivos se aprovecharon de las chicas que integraban el grupo.
Su único sueño era cantar y hacerse famosas, pero para conseguirlo sus jefes las obligaban a tener sexo con todo tipo de hombres y a aceptarlo todo bajo amenazas.

Estas famosas de Hollywood denunciaron ser víctimas del acoso sexual de Harvey Weinstein

Loading
Cargando galería


La traumática experiencia acabó destruyendo la vida de las jóvenes cantantes, excepto la de Nicole Scherzinger que consiguió salir a flote con una carrera como solista. El resto renunció a “sus sueños, a sus compañeras de banda y un contrato de grabación valorado en 13 millones de dólares”.

En sus tuits cargados de detalles, Kaya Jones explica que sus propios agentes las volvieron adictas a las drogas, y luego intentaron usarlas contra ellas, incluso haciéndoles amenazas de muerte.

Nicole Scherzinger, la sexi novia de Hamilton

Loading
Cargando galería


Trataron de silenciarnos, pero nos hicimos más fuertes. Intentaron drogarnos, pero estuvimos más lúcidas. Quisieron ponernos en la lista negra, per los fans nos siguieron. Ya no somos niñas”, sentenció Jones, que dijo haber sido amenazada de no revelar nada o terminaría muerta: “¡Todas sufrimos abusos! A mí me amenazaron de que, si hablaba, terminarían con mi carrera, o incluso mi vida”, añadió, compartiendo su testimonio motivado por el escándalo sexual de Hollywood sobre los abusos de Harvey Weinstein, con más de 166,000 seguidores en la red social, a quienes agradeció sus numerosos mensajes de apoyo.


Más contenido de tu interés