null: nullpx
Entretenimiento

"No tener una madre y un padre": el reto más duro que enfrenta Michael, el hijo de Jenni Rivera

El más reservado de los hijos de la 'Diva de la Banda' invitó a sus seguidores en las redes sociales a que le hicieran preguntas, que no fueran tontas. Y fue así como terminó confesando su mayor dificultad como padre soltero, de una niña con autismo.
25 Oct 2018 – 7:00 PM EDT

Michael Angelo Rivera, el tercero de los cinco hijos de la fallecida cantante Jenni Rivera, abrió su corazón como pocas veces lo ha hecho en las redes sociales y confesó que su mayor dificultad, como padre soltero, es no tener un papá o una mamá a la cual pedirle consejos.

Mayormente conocido como 'Mike', el pasado miércoles el joven pintor de 28 años le pidió a sus 289,000 seguidores en Instagram que le hicieran preguntas, pero que no fuesen sobre algo "estúpido" ni sobre la vida íntima de su familia. Así las cosas, reveló que nunca quiso ser cantante y, en un tono más jocoso, contó que todavía le incomoda que algunas "metiches raras" lo siguen y rastrean cada cosa que hace para luego sembrar cizaña con sus exnovias.


Conoce a la familia de Jenni Rivera

Loading
Cargando galería

También bromeó con su hermana Jacqie, quien se atrevió a preguntarle cuál es su hermana favorita. "Es una pregunta tonta Jacqie, todo el mundo sabe que es Jenicka López", replicó haciendo uso de su particular sentido del humor. Poco después dijo que Jenicka cocinaba bien, pero es Jacqie "quien siempre se asegura de que tenga comida mientras trabajo".

En un tono mucho más serio, replicó a quien le preguntó directamente cuál es el mayor desafío que ha enfrentado como padre soltero. Hace seis años, Michael debutó como padre de Luna Amira Marín Ibarra y comparte la custodia con madre de la pequeña.

Para el pintor, lo más duro es "no tener una madre y un padre al cual pedirles consejos. Eso y el sentimiento constante de que no estoy haciendo lo suficiente, aunque hago lo mejor que puedo para criarla", confesó.

Y es que Michael perdió a su madre el 9 de diciembre de 2012 en un accidente aéreo, pero a su padre, José Trinidad Marín, lo perdió antes, cuando apenas era un niño.

El padre de Michael fue acusado por Jenni Rivera de haber abusado sexualmente de su hermana Rosie y de sus hijas Chiquis y Jacqie. El hombre fue arrestado en el 2006 y sometido a juicio, donde fue declarado culpable y sentenciado a 31 años de prisión.

A Michael, que al nacer lo llamaron Trinidad, como su papá, le dio tanto coraje lo que hizo ese individuo que le pidió a su mamá que le cambiara oficialmente el nombre. Y así, aunque su hermana Jacqie Rivera perdonó a su padre y lo visitó en prisión, para él, ese hombre no existe.

Más contenido de tu interés