null: nullpx
Entretenimiento

No fue por una foto: así empezó el lío entre la reina Letizia y la madre del rey de España

A raíz del desencuentro protagonizado por la reina de España y su suegra el pasado Domingo de Pascua, los orígenes de sus tensiones empiezan a ser revelados.
5 Abr 2018 – 3:59 PM EDT

Luego del pleito que protagonizaron en la catedral de Palma de Mallorca, las desaveniencias entre Letizia, la reina de España, y la familia de su marido ya no han podido ocultarse más y las reacciones no se hicieron esperar, no solo en la prensa rosa internacional, sino en las redes sociales pero, ¿cuál es el origen de esta mala relación?

El video viral que delata los dos incidentes protagonizados en la catedral de Palma, con Letizia interrumpiendo una foto de sus hijas Leonor y Sofía con su abuela, y luego quitándole un beso de la abuela de la frente a su primogénita, como documentó la cadena de televisión española Antena 3, se inscribe en el historial de gestos incómodos que tienen a la prensa española escudriñando en el pasado de la familia Borbón para encontrar las causas de las desaveniencias reales.

Lo que no se vio del pleito entre la reina de España y su suegra (incluso les leen los labios)

Loading
Cargando galería


El primer gran desencuentro público entre las reinas españolas, lo publicó la revista Semana en noviembre de 2013: una imagen donde doña Sofía, parecía irritada y regañando a Letizia en un acto oficial. De acuerdo con información del diario español El País, en dicha ocasión los voceros de la Casa Real afirmaron que la madre del rey Felipe VI gustaba de gesticular mucho al hablar, pero que no había malentendidos en el Palacio de la Zarzuela, como se le conoce a la casa donde habita la realeza española.

Sin embargo, en verano de 2016, en Mallorca, quedó captado en video por el público otro episodio tenso, cuando en una recepción del Palacio Real de la Almudaina, Letizia pasó por delante de su suegra sin detenerse siquiera a saludar, como documentó el portal Vanitatis.

El origen de estos desencuentros, según reportan los diarios El País, El Mundo y ABC, tiene que ver, por un lado, con las supuestas trabas que pone Letizia para que su suegra pueda convivir con sus hijas, Leonor, futura heredera al trono; y Sofía, hoy niñas de 12 y 10 años, a las que ve muy poco y con cita previa, pese a que residen también en la Zarzuela, con el pretexto de que las niñas tienen que guardar una disciplina con horarios inflexibles.


Este es el palacio de Letizia (y las fotos de su vida con las princesas) donde 'cierran la puerta' a la reina Sofía

Loading
Cargando galería

La soberana se ha quejado de que esta regla no aplica para Paloma Rocasolano, madre de Letizia, quien es visita frecuente y de improviso en el domicilio real, lleva a sus nietas de paseo y de compras cuando le place e incluso las cuida en casa cuando los soberanos salen de viaje. Según ha revelado en diversas entrevistas la periodista Pilar Eyre, personaje cercano a doña Sofía, ésta rompió a llorar ante sus familiares griegos asegurando que Letizia y su personal no le dejaban ver a sus nietas: "No me dejan verlas, vivo al lado y no puedo ir a su casa", llegó a publicar Eyre, de acuerdo con información recogida por el portal español El Mundo.

Por otro lado, no son las hijas de Felipe VI la única causa de conflicto. El Mundo reporta que también pesa mucho el apoyo público y privado que la madre del rey ha demostrado a su hija segunda, la infanta Cristina y a su marido, Iñaki Urdangarín, a los que Letizia rehúye desde el momento en que estalló el escándalo del caso Nóos, que implicaba al exduque de Palma de Mallorca en operaciones fraudulentas e incluso, acabó por salpicar a la hermana de Felipe VI.

Que doña Sofía apareciera retratada en la portada del popular semanario ¡Hola! con la familia Urdangarin-Borbón, en vísperas de la imputación a la que han sido objeto la infanta y su marido, habría provocado una seria ruptura con Letizia, que, según reportan medios españoles desde 2012, tampoco acepta que la reina madre ejerza de intermediario entre Felipe y su hermana, con quien hasta antes de que estallase el escándalo, había tenido una relación incluso más estrecha que con su otra hermana, la infanta Elena.


Esta animadversión de Letizia hacia su cuñada ha obligado incluso a que el monarca ibérico deba ver a sus sobrinos Urdangarin y reunirlos con sus primas, en ausencia de Letizia. Una fuente cercana al entorno real reveló a ‘El Confidencial’ del diario El Mundo que: “[Letizia] piensa que los exduques de Palma han hecho un daño tremendo a la Corona y que su presencia junto a Don Felipe es nociva, por eso no entiende la obcecación de Doña Sofía".

La prensa española ha dado voz a las versiones que señalan que buena parte de la tensión que este domingo se desbordó en el desencuentro de la Catedral de Palma de Mallorca se deba al hecho de que Letizia supiera y estuviera molesta porque la infanta Cristina asistiría el martes 3 de abril a un solemne Te Deum en memoria de Don Juan, abuelo del rey, en el que estaría presente gran parte de la familia Borbón, en un momento en que el Tribunal Supremo de España está a punto de resolver si Iñaki Urdangarín entra o no a prisión por el escándalo de corrupción del caso Noós .

También te puede interesar:


Más contenido de tu interés