null: nullpx
Entretenimiento

Los nietos de 'Cantinflas', a punto de recibir la herencia que les dejó su abuelo hace 24 años

‘El Mimo de México’ antes de su muerte en 1993, procuró el futuro de los tres nietos que conoció. Hoy, uno está muerto.
5 Sep 2017 – 8:55 PM EDT

Mario Moreno ‘Cantinflas’ murió en 1993 pero meses antes, firmó ante un notario público un fideicomiso para proteger a sus nietos, quienes eran su razón de vivir y a quienes lamentaba no conocer en su adultez.

Dicho fideicomiso incluía a los tres hijos de Mario Moreno Ivanova: Valentina Moreno del Moral, Mario Moreno del Moral y Patricio Moreno Bernat, quien lamentablemente se suicidó en 2013 a la edad de 22 años.

La guerra entre las familias de famosos por las millonarias herencias

Loading
Cargando galería


Univision Entretenimiento platicó en exclusiva con Abril del Moral, madre de Valentina y Mario, quien nos precisa al respecto del proceso para hacer efectivo el fideicomiso: “Siempre estuvo estipulado que cuanto cumplieran 18 años les sería entregada su parte a cada uno pero, existía una cláusula, no podían hacer uso hasta la muerte de su padre, Mario Moreno Ivanova”

A la muerte de éste, el 15 de mayo de 2017, comenzó el trámite para liberar la cantidad estipulada por ‘El Mimo de México’ que, nos precisó Abril, alcanzaría para pagar algunos estudios o comprar un coche normal, nada extravagante, aseguró la mamá de los nietos de don Mario.


La primera esposa de Mario Moreno Ivanova nos reveló también que sus hijos "en un acto de amor" darán la parte correspondiente de Patricio y que legalmente sería repartida entre ellos dos, a sus medios hermanos Marisa Moreno Bernat y Gabriel Moreno Bernat: “Ellos lo decidieron y me parece justo, sin duda mis hijos tienen un gran corazón y son los primeros interesados en que sus hermanos estén bien. Ellos no estaban en el fideicomiso porque nacieron luego de la muerte de don Mario


Se desconoce cuándo y cómo cobrarán el fideicomiso cada uno de los nietos, pero se sabe que los Moreno del Moral quieren invertirlo en algo en que su abuelo se sintiera orgulloso.


Más contenido de tu interés