publicidad

Los últimos minutos de Pedro Armendáriz, el hombre que se mató de un disparo en la cama del hospital

Los últimos minutos de Pedro Armendáriz, el hombre que se mató de un disparo en la cama del hospital

Fue uno de los grandes ídolos del cine mexicano, pero su participación en una película de Hollywood filmada en los alrededores de una zona de pruebas nucleares, lo llevó a contraer cáncer (a él y John Wayne, entre muchos otros del elenco). Así es como decidió él mismo terminar con su enfermedad.

Pedro Armendáriz, el actor que se terminó suicidando por culpa de una película Univision

A Pedro Armendáriz no le gustaban los hospitales, solían ponerlo triste y nervioso. Sin embargo, ese mediodía del martes 18 de junio de 1963, su habitación en el ala de oncología, en la cuarta planta del Hospital de la Universidad de Los Ángeles, California, (hoy Centro Médico Ronald Reagan) en Westwood, le parecía casi acogedora. Su familia se había encargado de llenarle el lugar con flores, en un intento de alegrarlo y mejorar su humor. Desde su cama, podía ver el cielo azul de primavera y tenía varios libros en su mesita de noche.

Pero no podía leer. Tampoco había podido dormir. Durante el rodaje de 'Desde rusia con amor', la segunda cinta de James Bond en la que había participado con un rol coestelar, había sufrido terribles dolores en sus huesos y le habían diagnosticado cáncer de cadera, mientras filmaba en Estambul y Londres. Había regresado a México muy desmoralizado, pero no sin concluir la participación de su personaje, 'Ali Kerim Bey', el principal aliado del Agente 007 en la trama. Para él era importante no solo por su compromiso profesional, sino también por el sueldo que iba a percibir por la cinta, y que le permitiría dejar una seguridad económica para su familia.

Su muerte lo inmortalizó: se cumplen seis años del fallecimiento de Pedro Armendáriz Jr.


Pedro abrió discretamente el cajón de su mesilla de noche. Ahí estaba escondida una pistola Magnum 357 que había metido al hospital, oculta entre sus pertenencias. Fijó sus ojos verdes en ella. Era el momento de decisión, no tardarían en llegar su esposa y el médico.

Destino fortuito

De recia personalidad y una voz muy característica, Pedro Armendáriz se erigió como uno de los más grandes galanes de la época de oro del cine mexicano. Junto con Jorge Negrete y Pedro Infante, conforma el trío de figuras masculinas más emblemáticas de esa época.

Nacido Pedro Gregorio Armendáriz Hastings en mayo de 1912, era hijo del mexicano Pedro Armendáriz García-Conde y la estadounidense Adela Hastings. Vivió con sus padres en Texas donde estudió por un tiempo, pero luego se trasladó a San Luis Obispo, California; ahí terminó la carrera de Ingeniería aeronáutica y también realizó estudios en Derecho. Su mayor pasión era el cine y siempre que podía, veía películas. Era gran admirador de Greta Garbo, Theda Bara, Clara Bow, Louise Brooks y otras actrices de la época, cuya presencia en pantalla lo embelezaba.

El ojo de Gabriel Figueroa ayudó a definir la estética visual de la imagen mexicana Univision


Tras terminar sus estudios, y antes de saltar a la fama, Pedro se instaló en la capital de México, donde trabajó primero como ferrocarrilero, y posteriormente como guía turístico y periodista de la revista bilingüe ' México Real', esto gracias a su fluidez nativa para hablar inglés y su desbordante simpatía. No había quien lo conociera, que no quedara encantado por su carisma y don de gentes.

De hecho, su destino como estrella ante las cámaras se debió a un encuentro fortuito. Pedro se encontraba en un café y en su mesa, recitaba un monólogo de Hamlet, obra de William Shakespeare ("To be or not to be, that is the question...") a una turista a la que estaba tratando de conquistar, cuando el director de cine Miguel Zacarías, sentado en la mesa de junto, lo vio.

publicidad

Así, en 1935, a la edad de 22 años, filmó su primera cinta ' María Elena', con un rol pequeño pero fue el encuentro con el cineasta Emilio 'El Indio' Fernández lo que catapultó la carrera de Pedro. Juntos hicieron una de las mejores mancuernas del séptimo arte y comenzaron a colaborar en proyectos como ' Soy puro mexicano', ' Flor Silvestre' y sobre todo, la obra maestra ' María Candelaria', en la que hizo pareja con la mítica belleza de Dolores del Río. La cinta les dio proyección internacional a ambos y especialmente, para él.

Armendáriz rodó otros destacados títulos con Dolores del Río, entre los que sobresalen ' Las abandonadas', ' Bugambilia' y ' La malquerida'. María Félix fue la otra estrella con la que compartió en películas como ' Enamorada', 'Maclovia', y 'Flor de Mayo', mientras que, bajo la tutela de Emilio Fernández, el actor desarrolló una voz y personalidad inconfundibles, era el histrión preferido como “macho”, pero también con un aire de distinción que nadie más poseía. Muy pronto, Pedro Armendáriz ya era una gran estrella.

Pequeñas despedidas

-Carmelita,- le dijo a su esposa, Carmen Pardo Bohr, que había estado leyendo el periódico en un sillón junto a la cama. Sus hijos, Pedro y Carmen, entonces de 23 y 17 años, estaban en México y se había despedido de ellos cariñosamente antes de viajar. Ya conocía el diagnóstico y sabía que sus posibilidades de vivir eran cada vez más escasas -¿Por qué no te vas a comer?

Carmen lo miró y sonrió. -No hace falta, puedo esperar a que te traigan tu comida y acompañarte.

Salpicón de Mauricio: Depresión y adicción una combinación mortal para los famosos Medio Tiempo

-No, no, tú ve- Pedro fijó su mirada en la mujer a la que había amado por más de veinticinco años. Juntos habían tenido papeles en ' Los millones de Chaflán' en 1937 y el 16 de junio de 1938 se casaron, teniendo dos hijos. Carmen había renunciado a su carrera, pero siempre fue un apoyo para Pedro, ayudándolo a prepararse para sus roles en distintas producciones y acompañándolo en todo momento. A diferencia de sus colegas como Negrete e Infante, quienes habían tenido romances con sus coestrellas, Pedro Armendáriz siempre había sido fiel a su cónyuge, conformando uno de los matrimonios más sólidos y queridos del medio artístico en México.

Carmen se acercó a su marido, le acarició tiernamente el rostro y le dio un beso -Ya vuelvo, mi amor.

publicidad

Antes que cruzara la puerta, Pedro la llamó por última vez, para decirle que la amaba y luego se quedó solo, con su secreto.

Hollywood llama

Con un éxito nacional, era el tiempo de buscar algo más grande y así fue como Pedro, que tenía una ventaja sobre sus compañeros, al saber hablar inglés con fluidez, llegó a Hollywood con dos exitosos westerns dirigidos por el legendario director John Ford: ' Fort Apache', en la que conoció y trabó amistad con John Wayne y 'El Fugitivo' en la que él y Dolores del Río acompañaron a Henry Fonda.

El estrellato no se le fue a la cabeza; por el contrario, Pedro no se pegaba a un esterotipo y buscaba la manera de ser siempre versátil. Trabajó en 1952 con Luis Buñuel en la cinta 'El Bruto' y también participó con roles importantes en producciones realizadas en Francia, España, Italia e Inglaterra; había logrado dar un paso grande y lo mostraba en cada actuación.

Grandes estrellas que acabaron con su vida


Fue nominado en seis ocasiones al premio Ariel, y lo obtuvo por su trabajo en ' La Perla' y ' El rebozo de Soledad'; también recibió el León de Oro del Festival Internacional de Venecia en 1947.

'The Conqueror': la película maldita

En 1956 con una carrera al alza, Armendáriz participó junto a John Wayne en la cinta ' The Conqueror', basada en la vida de Gengis Khan producida por el millonario Howard Hughes. El rodaje tuvo lugar en una zona desértica del estado de Utah, cerca de un sitio donde el gobierno de Estados Unidos había realizado pruebas nucleares en la frontera con Nevada. La radioactividad acumulada en esta zona inhóspita era tan fuerte que muchos de los actores y equipo que participaron en la película enfermaron de cáncer, como fue el caso de Pedro.

publicidad

De hecho, de las 220 personas involucradas en la filmación, 91 enfermaron de cáncer y 46 fallecieron a consecuencia de este mal, entre ellos John Wayne, por afectaciones en el estómago y pulmóm; Susan Hayward por cáncer en el cerebro; la mítica Endora de la serie de TV ' Hechizada', Agnes Mooredead, fue afectada en el pulmón: además del director, Dick Powell, en los ganglios linfáticos.

Aunque Pedro sabía de las enfermedades de sus compañeros, no había presentado hasta ese momento síntoma alguno, así que siguió trabajando. Pero fue en 1962, al poco de ser elegido para interpretar al jefe del Servicio Secreto Turco, al lado de Sean Connery, que empezó a presentar los primeros signos de un cáncer que se manifestó de manera muy agresiva:

Pedro comenzó a sufrir dolores en la cadera,y a veces eso lo paralizaba, por lo que muchas de sus escenas las tuvo que hacer sentado, por disposición del director Terence Young. Estando en Londres, se sometió a estudios y, a los 51 años, el actor fue diagnosticado con cáncer de huesos en etapa terminal con metástasis en el pulmón y esófago. Los dolores eran terribles, pero terminó el rodaje formalmente, pensando en la seguridad de su familia.

Directo al corazón

Pedro había escrito cartas para todos, explicándoles que su decisión no era impulsiva; que no estaba dispuesto a pasar por una agonía dolorosa ni hacerlos pasar por ella. Les decía que los amaba y que estaba profundamente orgulloso de ellos. Que se sentía agradecido de haberlos tenido en su vida y lamentaba la pena que iba a causarles. Acomodó los sobres en la mesilla de noche.

Así era Pedro Armendáriz, el gran ídolo mexicano que trascendió frontreras


Acto seguido, tomó asiento en la cama, se acomodó entre las almohadas, con tremendo dolor y colocó el cañón de la Magnum en el lado izquierdo de su pecho. El sol de primavera, a las 2pm, brillaba deslumbrante sobre la ciudad. Pedro Armendáriz cerró los ojos por última vez, y disparó un único tiro, directo al corazón.

Hoy, sus restos reposan en el Panteón Jardín de la Ciudad de México, donde lo acompaña su inseparable Carmelita y más recientemente, su hijo, Pedro, quien siguió los pasos paternos, convirtiéndose en uno de los actores más célebres de México por décadas y que falleció el 26 de diciembre de 2011, exactamente del mismo mal que aquejó y tan rápido se llevó a su padre.

publicidad

También te puede intetesar:

Relacionado
Los últimos minutos de Pedro Armendáriz, el hombre que se mató de un dis...
Las últimas horas de Rita Macedo: la diva triste del cine mexicano
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad