Géminis

Géminis en noviembre 2017: Lo que descubres, gracias a tu intuición, te maravillará

Con Mercurio directo se facilitan muchas gestiones.

Noticiero astrológico: ¿Qué está sucediendo con los planetas en tu signo geminiano durante el mes actual? Todo el mes de noviembre del 2017 tu regente, el planeta de las comunicaciones, Mercurio, transitará directo. Primero en el signo de Escorpión, hasta el día5 cuando se desplazará a Sagitario. La Luna estará dos veces en tu signo, al inicio y al final del mes. Esta doble posición de nuestro satélite, responsable de los sentimientos y emociones y los líquidos del cuerpo, las mareas y las grandes masas de agua acentúa tu intuición de una forma que a ti mismo te asombrará.

Amor
Con noviembre ha llegado el momento de abrir tu corazón, geminiano. No calles tus sentimientos y di lo que sientes, pero siempre con sensibilidad y tino. Así tu relación amorosa prosperará. Muchos estarán consolidando lo que estaba tambaleante. El amor presenta una tónica viva y hermosa en tu vida.

Salud
Para que este mes de noviembre tu organismo marche en correspondencia con la influencia planetaria que existe en Géminis trata de sudar lo más posible y por supuesto mantener tu equilibrio hídrico bebiendo abundante agua fresca. La mejor manera de desintoxicarte naturalmente es mediante un ejercicio activo y una alimentación adecuada.

Trabajo
Durante esta etapa concentra tu energía en el hogar y si trabajas en la casa, o desde la casa, dedícate a mejorar tu ambiente y lograrás aumentar tu productividad. Una nueva computadora es una buena inversión y podría representar una fuente de ingresos. La segunda quincena de noviembre será portadora de muy buenas nuevas para los geminianos que buscan empleo.

Dinero y fortuna
Si te sientes impulsado a jugar en un casino o participar en algún tipo de concurso debes ser muy prudente y saber retirarte en el momento que hayas ganado lo suficiente, o empieces a perder lo que tengas en ese instante. Estás muy intuitivo, pero debes seguir esas corazonadas para no lanzar por la borda lo que ahora tienes.