Escorpión

Escorpión – Lunes 22 de agosto: Hay intensidad en tu vida amorosa

Lo que deseas lo consigues solamente tienes que pensarlo con fuerza y proponértelo. Más… Por Profesor Zellagro
21 Ago 2016 – 9:45 AM EDT

Por el Profesor Zellagro. Este lunes comienza a regir un signo de tierra y el trabajo abunda a tu alrededor, lo que antes te faltaba ahora sobra. Felizmente terminó la etapa del desconcierto en tu vida laboral y desde este ciclo gozas de seguridad en tus negocios. En cuestiones sentimentales el tono imperante es de expectativas, asombro, algo nuevo acontece y te asombras con lo que está dándote vueltas en la vida. Aplica tu experiencia y conocimiento previos a una situación imprevista en la cual podrás demostrar tu capacidad. Al hacerlo te ganarás respeto y además te destacarás, lo cual es muy positivo para una promoción en tu trabajo presente.


Amor
La Luna sigue en tránsito por el signo de Aries acercándose a Tauro. Hoy comienza a regir el elemento tierra, o sea, el signo de Virgo. Los planetas Urano, Neptuno y el planetoide Plutón están retrógrados. No te asombres si quien menos pensabas se interesa en ti pues ahora estás envuelto en una onda muy seductora que tanto hombres como mujeres reciben y electrifican aunque no te lo parezca. Si alguien se aleja de tu vida ¡mejor, señal que no te convenía! Otros se acercan y será mejor.

Salud
Toma cualquier cambio en tu cuerpo como un aviso y no dejes de efectuarte tus evaluaciones médicas, particularmente ahora que se ha iniciado un signo de tierra muy compatible contigo en todos los aspectos.

Trabajo
Si has estado preocupado por falta de empleo o por un despido reciente, hoy lunes se abre para ti el tiempo de las realizaciones. A partir de este ciclo planetario te sobrará el trabajo y no sufrirás por razones laborales. Tu entusiasmo e intuición escorpiónidas te ayudarán en todo.

Dinero y fortuna
Esa persona ha llegado de repente a tu vida para extenderte una mano y ayudarte a salir adelante de ciertos problemas que te han tenido preocupado desde días pasados. Lo que una vez sucedió ahora no tiene por qué repetirse en cuanto a un mal negocio, ahora sabes qué hacer.

Más contenido de tu interés