null: nullpx
Evergreen

Te contamos la increíble y triste historia detrás de la casa de Los Simpson en la vida real

Publicado 7 Ago 2018 – 11:52 AM EDT | Actualizado 7 Ago 2018 – 11:52 AM EDT
Reacciona
Comparte

A lo largo de 29 años, Los Simpson se ha convertido en un referente de la cultura popular. Su fama ha llegado a tal grado, que incluso utilizamos sus frases más conocidas en la vida diaria. Es común escuchar oraciones como «Niño rata», «Anda la osa » y «No vives de ensalada» en un día cualquiera.

Su prestigio es tan grande, que incluso tienen su propio parque de diversiones. Pero este parque temático no es la única atracción relacionada con la familia amarilla. Su casa, en la versión de la vida real, también lo es.

Aunque la idea de visitar el hogar Simpson es muy atractiva, la historia detrás de esa construcción no es tan divertida. Algunos incluso consideran que está rodeada por la mala suerte.

Había una vez una gran casa...

Tal vez no lo sepas, pero el hogar de Homero, Marge, Bart, Lisa y Maggie fue construido para promocionar la serie, cuando pasaba por uno de sus momentos con menos rating. La casa está ubicada en el 712 de Red Bark Lane en Henderson, Nevada y fue edificada en 1997.

Gracias al trabajo de arquitectos, ilustradores y decoradores se logró una réplica exacta de la vivienda. Incluso los muebles y los detalles más simples, como el marco de las ventanas, son idénticos. Cuenta con cuatro habitaciones, dos baños, cocina y garage, en una superficie de 200 metros cuadrados.

Muchos pensarían que vivir en esta casa puede ser algo fabuloso, pero parece que no es así. Las empresas Fox y Pepsi llevaron a cabo un sorteo para obsequiar la construcción de dos pisos. Participaron miles de personas, pero el ganador nunca apareció para reclamar su premio. No se sabe si nunca se enteró del resultado de la tómbola o si ya no le interesó vivir ahí.

Posteriormente hubo una segunda rifa. La ganadora fue una mujer de 63 años llamada Barbara Howard. Aunque se mostró muy emocionada de ser la elegida, rechazó la casa y le pidió a Fox que mejor le otorgara el premio en efectivo. Una vez más, la vivienda se quedó sin inquilinos.

¿¡Pero es que nadie va a pensar en los niños!?

Debido a que la casa estaba deshabitada, los fans llegaron para visitarla y llevarse algunos souvenirs. ¡Los propios muebles! A más de uno se le hizo fácil tomar un objeto y sacarlo de ahí sin autorización.

Ante este panorama, vecinos de la zona de Henderson pidieron que se reforzara la vigilancia. La casa se había convertido en un gran foco de atención y provocó que el barrio se tornara algo peligroso. Incluso solicitaron que se cambiaran sus colores, para que no fuera tan notoria.

La falta de compradores y el elevado gasto en vigilancia hicieron que Fox y la inmobiliaria a cargo de venderla pensaran en otras alternativas. Remodelarla parecía la más lógica, pero la inversión supondría elevar mucho su costo y era menos probable que alguien la adquiriera. El propio Matt Groening sugirió hacerla explotar, pero esto suponía un gran riesgo.

En el 2001 por fin fue comprada por una mujer llamada Danielle, la cual no era fanática de la serie ni le interesaba. Sin embargo, se topó con que los fans de Los Simpson continuaban acudiendo al lugar, para conocer el famoso sitio. A pesar de que era una propiedad privada, ingresaban hasta el jardín para tratar de ver por las ventas.

Un par de años después, la construcción fue vendida por 120 mil dólares. La familia que la compró decidió hacerle varias modificaciones por dentro y por fuera, con la intención de que los curiosos ya no llegaran hasta este lugar.

También te puede interesar:

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:EvergreenLectura 3Los SimpsonMéxicoVix