null: nullpx
chismes de famosos

Los mayores escándalos que la familia real ha tenido que enfrentar (lo de Meghan no es nada)

Publicado 3 Jul 2020 – 09:57 AM EDT | Actualizado 8 Jul 2020 – 12:38 PM EDT
Reacciona
Comparte

La familia real británica sigue un estricto protocolo para mantenerse alejada de la polémica y conservar su buena imagen.

Sin embargo, al ser personas de carne y hueso no se han librado de cometer errores que los ponen en la mira pública (los videos de algunos esos momentos los puedes ver gratis aquí).

Estos son los escándalos más sorprendentes que los miembros de la realeza han tenido que superar.

La renuncia al trono del tío de la reina Isabel II

En épocas pasadas, la realeza era aún más exigente y no permitía cualquier unión. Cuando el rey Jorge V, abuelo de Isabel II, estaba en el poder ocurrió un impactante suceso.

El heredero al trono era el príncipe Eduardo VIII, tío de la actual reina, pero él nunca se mostró realmente comprometido con sus responsabilidades.

Luego de la muerte del rey Jorge V, Eduardo VIII asumió el mando de la monarquía. No obstante, luego de sólo 325 días como rey, abdicó a su posición.

Él tomó esta decisión debido a que inició una relación prohibida con Wallis Simpson, una estadounidense que aún estaba divorciándose cuando comenzó su relación con el príncipe.

Ambos estaban muy enamorados, y como Eduardo sabía que el pueblo no la aceptaría como su reina, prefirió vivir el amor y renunció al trono.

Jorge VI, hermano de Eduardo y padre de Isabel, se convirtió en el nuevo rey y ella ocupó el primer puesto en la línea de sucesión... el resto es historia.

La infidelidad del príncipe Carlos

Las infidelidades en la familia real son más comunes de lo que se piensa. Incluso, la reina Isabel II tuvo que soportar al menos 3 engaños de su esposo, el príncipe Felipe, y su primogénito repitió el patrón.

Mucho se ha hablado de cómo Carlos no amaba a Lady Di, pues él mismo se lo confesó a sus amigos y reveló que había sido obligado a casarse con ella por sus padres.

A quien realmente amaba el heredero era a Camilla Parker, su mejor amiga (ahora es su esposa), pero no le permitieron casarse con ella en su juventud.

Sin embargo, el joven príncipe no pudo ocultar ni reprimir sus sentimientos y le fue infiel a su esposa con Parker.

Lo más escandaloso es que la traición se dio a conocer luego de una llamada de contenido sexual entre Carlos y Camilla, que se filtró a la prensa.

El inminente divorcio de Carlos y Diana

Tras la sonada infidelidad, la verdad salió a la luz: los príncipes de Gales no eran felices juntos y se notaba hasta en su lenguaje corporal.

La pareja se separó en 1992 y aunque el divorcio no es bien visto en la realeza, sí lo llevaron a cabo en 1996.

La rebeldía del príncipe Harry

Antes de sentar cabeza y formar una familia con Meghan Markle, el príncipe Harry llevaba una vida de excesos y descontrol, lo que lo convirtió en el tema favorito de muchos tabloides.

En 2002, Harry confesó que fumaba marihuana y se sometió a un proceso de desintoxicación. Además, varias veces se le vio alcoholizado en fiestas y bares. Incluso, en 2004 golpeó a un paparazzi al salir de una discoteca.

Eventualmente, el hijo menor de Lady Di se volvió más responsable, pero le causó muchos dolores de cabeza a su abuela, la reina Isabel, y a su padre el príncipe Carlos.

El desafortunado romance de la princesa Margarita

La princesa Margarita se enfrentó a más de una decepción amorosa. A los 20 años se enamoró de Peter Townsend, director adjunto de la Casa Real, quien era varios años mayor que ella y además estaba divorciado.

Su progenitora, la reina madre, y su hermana, la reina Isabel, le prohibieron impetuosamente relacionarse con él.

Margarita renunció a ese romance y tiempo después inició un noviazgo con el fotógrafo Anthony Armstrong-Jones, con quien se casó en 1960. Su unión estuvo llena de escándalos, pues se dice que hubo engaños por ambas partes.

Incluso, se rumoreó que él tuvo romances con otros hombres cuando la bisexualidad aún era muy criticada por la sociedad. Finalmente, se separaron en 1978, siendo el primer divorcio en la familia real.

Los crímenes del príncipe Andrew

Andrew es el tercer hijo de la reina Isabel y el príncipe Felipe, y su caso es uno de los más serios y preocupantes.

Él sostuvo una cercana amistad con Jeffrey Epstein, un empresario que dirigió una red de trata de menores con fines sexuales, por lo que fue condenado a 18 meses de prisión por pederastia.

Se piensa que el príncipe Andrew pudo haber estado involucrado en los crímenes, o al menos supo de ellos. Sin embargo, esto no ha sido comprobado y tanto él como la Casa Real lo negaron rotundamente.

Pero eso no es todo, pues en 2015 una mujer acusó al príncipe Andrew de haber abusado sexualmente de ella cuando tenía apenas 17 años. Una vez más, la Corona negó los hechos.

El misterio que rodea la muerte de Lady Di

Lejos de ser un cuento de hadas, la vida de Diana Spencer se convirtió en una pesadilla mientras fue parte de la realeza.

Luego de su divorcio del príncipe Carlos, inició una nueva etapa donde al fin pudo encontrar la felicidad.

La querida Lady Di comenzó una relación con el magnate egipcio Dodi Al-Fayed y lucían muy enamorados. Pero el 31 de agosto de 1997, tuvieron un accidente automovilístico en París que les arrebató la vida.

La reina Isabel II y el príncipe Carlos fueron acusados por los medios y la audiencia de ser los responsables de la tragedia, pero no hay pruebas que sustenten la acusación.

Sin embargo, los hacktivistas de Anonymous aseguran que existen evidencias sobre la responsabilidad de la Corona por el fallecimiento de la princesa, ¿será cierto?

¿Habías escuchado sobre estos escándalos? ¿Qué opinas de ellos?

Sigue leyendo:

Reacciona
Comparte