null: nullpx
Divorcios de Famosos

El protocolo real no sólo arruinó la vida de Lady Di, también la de otras 3 mujeres

Publicado 23 Nov 2020 – 03:48 PM EST | Actualizado 23 Nov 2020 – 03:48 PM EST
Reacciona
Comparte

Los protocolos de la realeza tienen como función mantener la disciplina dentro de la monarquía (descubre más sobre las reglas aquí), pero algunas veces, ha arruinado la vida de sus integrantes, en especial la de las mujeres.

Meghan Markle

A pesar de que Meghan Markle sí pudo casarse con el príncipe Harry, y además, renunciar a sus puestos en la Corona, ella vivió una mala experiencia al integrarse a la familia real. Debió abandonar su carrera como actriz y cambiar por completo su comportamiento.

Princesa Margarita

Al ser la segunda hija del rey Jorge VI, Margarita siempre vivió llena de privilegios. Aunque constantemente se sintió relegada por su hermana mayor, la reina Isabel II, al perder la posibilidad de ocupar el trono con el nacimiento del príncipe Carlos. Pero, lo que más la afectó, fue no poder casarse con el hombre del que se enamoró.

En su juventud, cuando la princesa tenía tan sólo 23 años, quedó cautivada por el capitán Peter Towsend, quien le propuso matrimonio. Sin embargo, él no cumplía con el protocolo de la realeza, ya que estaba recién divorciado, tenía dos hijos de su matrimonio anterior y no gozaba del mismo estatus social.

A pesar de que la reina Isabel II no se opuso a la unión, la Iglesia sí, al igual que el gabinete británico, pues ambas instituciones veían de mala forma el divorcio. Margarita optó por no renunciar a su puesto en la Corona, así que tuvo que olvidarse del capitán.

Camilla de Cornualles

La química entre el príncipe Carlos y Camilla Shand (su apellido de soltera) fue inmediata. Congeniaron desde el primer momento, pues tenían mucho en común. Poco a poco, se hicieron más cercanos, hasta que se hicieron novios.

No obstante, se distanciaron cuando el heredero al trono se vio obligado a incorporarse a la Royal Navy durante 8 meses. La familia real consideró que Camilla no era apta para convertirse en la próxima reina consorte, debido a que no contaba con un absurdo requisito: la virginidad.

Su reputación no era la que la Corona deseaba, así que arreglaron un matrimonio para la joven, a lado de Andrew Parker Bowles quien fuera oficial de la Armada Británica. Cuando Carlos regresó, ella ya estaba comprometida. Fue varias décadas después, en 2005, que Camilla y el príncipe pudieron casarse.

Lady Di

La trágica historia de Lady Di es conocida alrededor del mundo. Ella fue una de las mayores víctimas del protocolo real, el cual marcó su vida para siempre. La querida Diana se enamoró por completo del príncipe Carlos, pero su amor no fue correspondido.

La inocencia y dulzura de la joven la hicieron la candidata idónea para ser la princesa de Gales. Sin embargo, su esposo no estaba enamorado de ella, sino de Camilla. La indiferencia del príncipe y sus malos tratos la hicieron caer en una depresión de la cual no fue fácil salir.

Finalmente, se divorció de él en 1996. Lamentablemente, perdió la vida un año después en un accidente automovilístico. Hay quienes aseguran que la propia Corona fue responsable de su muerte, pero esto ha sido desmentido por los expertos que analizaron el incidente.

Quizá, la vida de estas mujeres hubiera sido muy diferente si no formaran parte de la realeza.

Te recomendamos:

Reacciona
Comparte