null: nullpx
Ciencia

¿Te gustan más los villanos? Eso dice mucho (pero mucho) de ti, según la ciencia

Publicado 19 May 2020 – 03:24 PM EDT | Actualizado 19 May 2020 – 03:24 PM EDT
Reacciona
Comparte

Los villanos son personajes increíblemente atractivos para muchas personas, a tal grado que incluso se roban el protagonismo en algunas películas o series.

En la película Batman de Tim Burton, el Joker interpretado por Jack Nicholson es igual o incluso más recordado que el mismísimo hombre murciélago.

En Avengers, Loki se ganó todos los reflectores por su personalidad descarada y altiva, a su vez por su humor sarcástico y su gran poder.

La fascinación de las personas por los villanos tiene una explicación psicológica, relacionada principalmente en la manera de ser del espectador y de cómo concibe su realidad.

De acuerdo con el sitio especializado PsyCiencia, el psicólogo Carl Jung señaló una vez que lo que encontramos irritante en los demás dice mucho de nosotros mismos. A menudo nos atraen las personas que comparten nuestros rasgos positivos y nos sentimos rechazados por aquellos que comparten nuestros rasgos negativos.

Jung creía que teníamos que confrontar nuestra naturaleza oculta, los héroes cuando la enfrentan suelen crecer como seres humanos, mientras que los villanos liberan toda su oscuridad al mundo.

Un estudio de Rebecca J.Krause y Derek D. Rucker, de la Universidad de Northwestern, muestra que los villanos en realidad nos recuerdan a nosotros mismos.

Los experimentos del estudio se centraron en el elemento de la narración de las historias, como nos sentimos amenazados por quienes son similares a nosotros y a su vez como nos gustan los villanos con características similares a las nuestras.

De acuerdo al estudio, los villanos ficticios nos permiten disfrutar de nuestros rasgos negativos, lo que sería muy complicado con personajes reales.

Por ejemplo, el Joker de Joaquin Phoenix es un sinónimo de anarquía, de una respuesta violenta a las injusticias de mundo, y un reflejo de todas las dificultades que las personas con enfermedades mentales deben de soportar en la vida cotidiana.

Los autores aseguran que su estudio es una gran oportunidad para obtener información para que las personas se comprendan mejor a sí mismos. Mientras más reflexiva esa la persona, se podrá usar la información recabada para descubrir que tiene en común con sus villanos favoritos.

Esta investigación no solo aplica a las historias de ficción, sino a las figuras de apego seguras, como familiares y amigos. Podría explicar el motivo por el cual, aún sabiendo sus defectos, algunas personas continúan amando a sus parientes.

El estudio señala que por lo regular nos vemos a nosotros mismos como los buenos, y como resultado tenemos cierta resistencia hacia las personas que nos recuerdan cosas en las que debemos trabajar de nuestra personalidad. Pero eso no sucede con los tipos malos de las películas.

Por lo regular, los mejores villanos son aquellos complejos que muestran un lado más humano, con virtudes y defectos, o en su caso extremo, personajes que tomaron a la fuerza su libertad y hacen lo que sea que se les antoje, aunque existan consecuencias hacia personas inocentes.

Los héroes clásicos, por el contrario, podría decirse que son casi perfectos, con un gran físico y un ejemplo a seguir de la moralidad.

Los héroes actuales son más grises, pasan gran parte de la historia luchando contra la oscuridad de su interior, y al final siempre se deciden por el bien común.

Los autores afirman que precisamente algunas personas se sienten mejor, e incluso tienen una especie de catarsis al identificarse con los villanos más humanos.

mini:


Échale un ojo a esto:

Reacciona
Comparte
RELACIONADOS:CienciaCineEvergreenLong form 10México