null: nullpx
Disney World

Son demasiado jóvenes para casarse y 4 cosas que sólo los adultos notan de las princesas Disney

Publicado 25 Ene 2021 – 05:41 PM EST | Actualizado 25 Ene 2021 – 05:41 PM EST
Reacciona
Comparte

Las películas de las princesas Disney nos llenaron de fantasía y magia durante nuestra niñez. No obstante, cada una de estas películas animadas cuenta con varios detalles y guiños que sólo los más grandes notan, desde chistes de doble sentido hasta situaciones y diálogos que requieren una mayor madurez y experiencia de la vida.

Te presentamos 5 cosas que sólo los adultos notaron de las princesas de Disney.

#1 La vida es color de rosa... a pesar de todos los traumas

Las películas de las princesas Disney están enfocadas en mostrarnos cuentos de hadas de ensueño, donde al final todo pinta hermoso y la vida es color de rosa, por lo que es obvio que no veremos cruentas realidades ni escenarios trágicos, más allá de la oscuridad que los villanos representen.

No obstante, muchas de las princesas de Disney experimentan violencias que sin duda daban pie a escenarios mucho más incómodos, trágicos y que incluso podrían haber dejado consecuencias psicológicas en ellas.

Ejemplos hay muchos: el terrible secuestro y encierro de Rapunzel, la esclavitud de Cenicienta, el secuestro y síndrome de Estocolmo de Bella o vivir recluida en el bosque y sólo tener contacto con tres hadas como le pasa a Aurora.

Ahora que somos adultos sabemos que dejan su marca y no son superadas tan fácil y con tanta naturalidad como lo hacen estos personajes.

#2 El lado pícaro de las bromas

Las películas de princesas no se libran de tener uno que otro guiño picante. Por ejemplo, en Frozen, existe un diálogo entre Anna y Kristoff en donde hacen referencia a una de las bromas más clásicas de doble sentido: la talla de zapatos.

Otra broma un tanto pícara la encontramos en Aladdín y los 40 ladrones, cuando la boda de Aladdin y Jasmine es interrumpida por una estampida de elefantes, el piso retumba y el Genio exclama: «Pensé que la Tierra no se movería hasta la luna de miel».

#3 Las princesas son jóvenes... muy jóvenes

De niños, las princesas Disney nos pueden parecer mucho más grandes que nosotros. No obstante, una vez que crecemos somos conscientes de que en realidad son muy jóvenes, desde las más chicas como Blancanieves de 14 y Jasmine de 15 años hasta las más grandes: Cenicienta y Tiana que tienen 19.

A pesar de ser adolescentes sin poco conocimiento del mundo, se enfrentan a situaciones muy ajenas a su edad como casarse.

#4 ¿Drogas?

Disney no sólo tiene referencias de doble sentido con tinte sexual, también hay una que otra que hace alusión a las drogas: desde los hongos alucinógenos y la oruga fan de la hookah de Alicia en el país de las maravillas hasta referencias un poco más complejas como los siete estados que te provoca la cocaína en los enanos de Blancanieves, quien fácilmente también hace referencia a uno de los nicknames de esta droga.

#5 Easter eggs

De niños tal vez lo menos que nos importa es fijarnos si existe uno que otro easter egg en la película que estamos disfrutando.

No obstante, una vez que crecemos, además de tener un conocimiento más amplio de los personajes e historias de Disney, también tenemos un mejor ojo y atención para notar las pequeñas referencias a otras cintas, como la presencia de la Bestia en Aladdin o la asistencia del Rey y Gran Duque de Cenicienta en la boda del príncipe Eric y Vanesa (Úrsula) en La Sirenita.

También te puede interesar:

Reacciona
Comparte