null: nullpx
actores

Robert Downey Jr. y su papel en el MCU: «Quiero retirarme antes de que sea vergonzoso»

Publicado 3 Jul 2017 – 03:00 PM EDT | Actualizado 23 Mar 2018 – 02:08 PM EDT
Reacciona
Comparte

Robert Downey Jr. tuvo que reconstruir su carrera a comienzos de los 2000, después de un período marcado por sus problemas con las drogas, arrestos, polémicas, rehabilitación y recaída.

Con la ayuda de Mel Gibson, que en su rol de productor le consiguió un papel en la película The Singing Detective, el ex Brat Pack comenzó a hacer su regreso a la gran pantalla, en una serie de papeles y películas que, por fuera de consideraciones sobre su vida personal, lo fueron consolidando como uno de los grandes talentos de su generación.

Películas como Kiss Kiss Bang Bang (Shane Black, 2005), Good Night, and Good Luck (George Clooney, 2005), Fur (Steven Shainberg, 2006) y Zodiac (David Fincher, 2007) pavimentaron su camino hasta el papel que, en 2008, cambiaría definitivamente el rumbo de su carrera.

No son pocos los paralelismos que se pueden trazar entre Robert Downey Jr., su figura pública, y el playboy multimillonario devenido en superhéroe Tony Stark/ Iron Man.

Una historia de fama y éxito marcada por una caída en desgracia y una eventual posibilidad de redención.

«La verdadera diferencia es que Tony Stark comenzó desde un lugar mucho más cool que yo» dijo el actor poco antes del estreno de Iron Man en 2008.

Se puede imaginar que es en parte por esa razón que Robert Downey Jr. habitó el papel de Tony Stark con tanta precisión y autoridad.

Un personaje que, luego, fue el cimiento sobre el que se construyó el vasto Universo cinematográfico de Marvel (MCU), la esencia y espíritu de esta creciente franquicia, su figura más reconocible y humana (en contraposición al líder y guía moral del grupo, el Capitán América, un héroe más inalcanzable).

Y diez años después

Ya pasó una década desde que Robert Downey Jr. aceptó vestir la armadura de Iron Man en la película de Jon Favreau.

La franquicia cuenta ahora con 15 enormes blockbusters, aclamados y exitosos; Downey Jr. ha aparecido en siete de ellos, y al terminar la fase 3 lo habrá hecho en una decena.

El MCU acaba de estrenar  Spider-Man: Homecoming, la película que ubicó al arácnido superhéroe en el mismo universo de los Avengers, tras un inédito acuerdo entre Sony y Disney.

Inevitablemente, Tony Stark es quien conecta al grupo de superhéroes ya establecido y su universo cinematográfico con la flamante nueva versión de Spidey, en manos de Tom Holland, manteniendo así su posición al frente de la franquicia.

¿Cuánto tiempo más estará Tony Stark al frente del MCU? ¿Qué planes tiene Robert Downey Jr. para su futuro? ¿Cómo fue que el actor decidió mantenerse en el mismo lugar durante tanto tiempo?

En una entrevista con el sitio australiano News, Robert Downey Jr. habló al respecto.

Desde la película The Judge, hace tres años, que RDJ no protagoniza una película que no sea de Marvel, pero esto no se debe solamente a las exigencias de interpretar a Tony Stark, sino también a razones personales: su contrato con Marvel es, según el actor, «muy propicio cuando uno tiene hijos» (Downey Jr. está casado con la productora Susan Levey; tienen un hijo de cinco años y una hija de dos).

El actor comparte la noción de que podría haber una suerte de fatiga de superhéroes, una sobreabundancia de este tipo de blockbusters que podrían estar cansando al público, y es por eso que no hay planes de hacer Iron Man 4.

De todos modos, asegura que seguirá siendo Iron Man mientras siga siendo necesario y mientras él mismo sienta que puede aportar algo al personaje y a la franquicia.

Siempre depende de las condiciones de cada nuevo proyecto, y de los talentos involucrados.

«Es algo cíclico» consideró, «bien podría haber dicho después de la primera película The Avengers: “esto ya no se podrá superar, dejémoslo aquí”. Pero para mí siempre se trata sobre las oportunidades y sobre las personas involucradas, como cuando llegaron los hermanos Russo [Joe y Anthony, que dirigieron Capitán América: Civil War y dirigirán las dos partes finales de Avengers], a quienes adoro».

Pero siempre existe el riesgo de ir más allá de lo necesario, de excederse, y ese es un temor que no escapa a Robert Downey Jr. «Es como empezar de cero cada vez, aunque yo tengo la ventaja de empezar desde una base bastante sólida. No quiero arruinar todo con mi decisión de hacerlo una vez más. Quiero retirarme antes de que sea vergonzoso».

Hasta el momento, entonces, Robert Downey Jr. ha continuado interpretando a Tony Stark sencillamente porque las películas le siguen pareciendo buenas o los nombres involucrados en ella interesantes.

A Spider-Man: Homecoming llegó luego de ver lo que había hecho su director, Jon Watts, en su película Cop Car, con un presupuesto muy acotado.

Y además, percibió que Tony Stark no estaba en la película porque sí, sino que su presencia estaba sobradamente justificada:

«Me sentí como si estuviéramos de vuelta en la sala de guionistas de la primera Iron Man» dijo respecto a su trabajo en Spider-Man: Homecoming, «así que realmente hay una sensación de “regreso a casa”, no como si me hubieran llamado para encajar en algún lado, sino como para que haga mi propio aporte a la película».

Con este aporte, sin dudas valioso y crucial, Spider-Man: Homecoming, se convierte también, por su parte, en una película crucial para el futuro del Universo cinematográfico de Marvel, ese eventual momento en el que Robert Downey Jr. ya no estará en ella y otros héroes serán los protagonistas.

Reacciona
Comparte