null: nullpx
cuentos infantiles

Guillermo del Toro cancela definitivamente su adaptación de Pinocho

Publicado 10 Nov 2017 – 04:22 PM EST | Actualizado 23 Mar 2018 – 12:01 PM EDT
Reacciona
Comparte

Guillermo del Toro ha sido siempre muy abierto y efusivo respecto a los proyectos que le interesaría hacer o en los que le gustaría trabajar, incluso cuando son todavía algo lejano o improbable que no va más allá de una simple intención.

Se podría hacer toda una lista de famosas películas que del Toro ha manifestado su intención de hacer pero que nunca han visto la luz.

Uno de esos proyectos es la película de Pinocho.

Otro proyecto cancelado

En 2008 del Toro anunció su intención de hacer una nueva adaptación de la clásica obra infantil del italiano Carlo Collodi, inmortalizada ya en decenas de películas, incluyendo la legendaria animación de Disney de 1940.

Del Toro dijo que quería hacer una película de Pinocho animada mediante stop-motion pero con un tono algo más oscuro que el habitual para esta historia.

Según del Toro, su película sería una reimaginación que situaría la trama en Italia durante el ascenso de Benito Mussolini, combinando así los elementos fantásticos y de cuento de hadas de la historia de Pinocho, con otros horrores del mundo real, una técnica que ya aplicó de manera impecable en su obra maestra El laberinto del fauno (2006).

Hace apenas unas semanas reveló que para hacer la película de Pinocho necesitaría 35 millones de dólares, lo que ahora podemos suponer como la principal razón por la ha anunciado la cancelación definitiva del proyecto.

«No se hará» sentenció durante una entrevista como parte de la promoción de su nueva película The Shape of Water.

«Era una buena idea la de situar la historia de Pinocho durante el ascenso del fascismo, creo que es una buena época para discutir el asunto de ser una marioneta o un ser humano, pero bueno, no prosperó» declaró.

Su película The Shape of Water, que había sido según del Toro un giro hacia sus proyectos más personales, una intención de volver a tener más libertad creativa después de sus blockbusters Pacific Rim y Crimson Peak, aún a cambio de mucho menor presupuesto, llega precedida por muy buenas críticas y por el prestigioso premio León de Oro del Festival de cine de Venecia, así que se podría decir que es un buen momento en su carrera.

Sin embargo, la cancelación de Pinocho es la segunda vez en poco tiempo que del Toro ve cómo un proyecto que había intentado poner en marcha por mucho tiempo fracasa (el otro fue Hellboy 3).

Tal vez por eso, anunció ahora que se tomará un año sabático, con declaraciones que suenan a resignación:

«Tengo 53 años, y no sé qué es en lo que voy a trabajar próximamente, y eso es un privilegio. Es por eso que me voy a tomar un año libre, para pensar tranquilamente en qué voy a trabajar después. Todos esos proyectos que me han interesado, algunos de ellos ocurren y otros no. El estado natural de una película es que no se pueda hacer. Esa es la realidad»
Reacciona
Comparte