null: nullpx
Animación

Fórmula de 7 pasos para crear una serie de anime actual

Publicado 17 May 2015 – 06:30 PM EDT | Actualizado 24 Abr 2018 – 02:36 PM EDT
Reacciona
Comparte

Si tienes suficiente experiencia viendo bastantes series de anime seguramente habrás notado que la gran mayoría (sin importar el género o target) se manejan con una estructura, formato y cantidad determinada de capítulos.

Si bien un anime no deja de ser un producto para un mercado sumamente competitivo, muchas veces la popularidad de una obra pesa más que su calidad argumental, lo que puede ser determinante tanto en la duración como en la calidad de realización de dicho anime.

Hoy hemos resumido la estructura detrás de la mayoría de las series de anime a una fórmula de 7 pasos sencillos que se repiten en cada caso, y te los presentamos a continuación.

1. ¿Adaptación o creación original?

La forma más común (y estadísticamente sencilla) de crear una serie anime es a partir de un manga. La mayor desventaja radica en que si dicho manga no está concluido se suele recurrir a los infames fillers (capítulos de relleno). Un guión completamente original puede ser más funcional en cuanto a guión, si está lo suficientemente bien escrito y animado lograra marcar época, como fue el caso de Neon Genesis Evangelion (1995) o Cowboy Bebop (1998).

2. La duración de la serie es directamente proporcional al rating obtenido

Los contratos de los estudios de animación japoneses tienen un límite mínimo de 12 episodios, si se logra un índice de audiencia aceptable se contratan mas capítulos. Si no se tiene plena confianza en el proyecto se suele recurrir a OVAs (capítulos de venta directa) o episodios de entre 3 y 5 minutos, estos últimos son ideales para adaptar mangas con estilo argumental 4-Koma, como es el caso de Danna ga Nani o Itteiru ka Wakaranai Ken (2014) o Himegoto (2014).

3. Agregar los extras acordes al género y target

Dependiendo del género y el público al que se apunta, se pueden agregar o quitar elementos de un anime, como ser una presentación que dure más de un minuto, avances del capítulo siguiente, un segmento bonus final (sin vinculación argumental), un fragmento poscréditos, etc. Estas decisiones se basan acorde a que tan dramático o sobrio es el contenido y argumento de un anime, como es el caso de Death Note (2006) o Psycho-Pass (2012).

4. El primer capítulo determina el estilo

Ya sea que el anime tenga humor, horror, crimen, misterio o romance, todo eso se debe definir en el primer episodio y mantenerlo a lo largo de la historia. Puede pasar que la trama evolucione y el género sufra muchas alteraciones, pero siempre mantendrá su estilo propio el cual no debe alterarse, sino el espectador termina por aburrirse. Como ejemplos puntuales podemos mencionar a High School DxD (2012) o Kanojo ga Flag o Oraretara (2014).

5. Las secuelas tienen otro título 

Es común que las secuelas de una serie, sean anime u OVAs, lleven un distintivo en su título para diferenciarla de su anterior versión y atraer más público (ya sea porque ya conoce la obra o porque le llama la atención el nuevo título), se le puede agregar un número secuencial, una letra o un signo distintivo, también se puede recurrir a un subtítulo que denota un avance en el argumento o trama, como por ejemplo Naruto: Shippuden (2007) o Dragon Ball Z (1989).

6. La primera impresión es importante, pero la última es DETERMINANTE

El recuerdo de una serie está ligado a cómo termina; un mal final puede convertir al más fiel de los fanáticos en feroz detractor (sobre todo si es una adaptación de un manga). Si por algún motivo una serie debe concluirse apresuradamente, lo más común es que se invente un capitulo que le dé un cierre a un conflicto, pero si deja varios conflictos sin resolver o el final se ve “forzado”, la serie será considerada un fracaso, como Slam Dunk (1993) o Deadman Wonderland (2011).

7. En el capítulo final hay un festejo

Para terminar la serie se suele aprovechar el cierre de un ciclo. Esto puede ocurrir durante un evento festivo, como ser la navidad, año nuevo, un cumpleaños o una despedida si algún protagonista se va. Lo importante es que aparezcan todos los personajes (ya sea que estén reunidos o no) y demuestren su personalidad en el contexto de la historia. Este tipo de final se empleó en series como Gugure! Kokkuri-san (2014) o B Gata H Kei (2010).

¿Pudiste notar todos estos factores de la estructura de un anime

Reacciona
Comparte