Tiroteos

Matan a comandante de la Policía de Chicago en un tiroteo cerca del Thompson Center

El oficial recibió disparos en el pecho y en la cabeza mientras perseguía a un sospechoso. El jefe de la policía confirmó que el sujeto se encontraba bajo custodia y que un arma había sido recuperada en la escena.

CHICAGO, Illinois. Un comandante de la Policía de Chicago perdió la vida tras resultar mortalmente herido en un tiroteo registrado este martes cerca del Thompson Center.

El oficial fue identificado como Paul R Bauer, del distrito 18 de la policía, con 31 años de servicio en la fuerza.


Eddie Johnson, superintendente de la policía de Chicago, informó que en un patrullaje de rutina, oficiales del primer distrito observaron a un sujeto actuando de manera sospechosa, se acercaron a él y comenzó un altercado que siguió con una persecución a pie, pero el individuo logró escaparse.

Los oficiales dieron su descripción por radio y el comandante Bauer quien estaba en la zona, vio al sujeto y empezó un enfrentamiento armado, pero en la confrontación recibió varios disparos.

De acuerdo con Johnson, el comandante recibió tiros en la cabeza y el pecho, y sucumbió a sus heridas.

El jefe de la policía confirmó que el sospechoso se encontraba bajo custodía y que un arma había sido recuperada en la escena.

“Le pido a la ciudad que lo tenga en sus oraciones, cualquier perdida de vida en esta ciudad es una tragedia, está es difícil”, dijo Jonhson visiblemente emocionado.

Alrededor de las 2 pm, Anthony Gugliemi, portavoz de la policía de Chicago (CPD), informó en Twitter que un "miembro de CPD" habría resultado herido de bala.

De acuerdo con Guglielmi, un oficial del CPD que ayuda a un equipo táctico, recibió un tiro del agresor.

Según reportes, el herido fue encontrado en una escalera de este edificio localizado en el 100 W. Randolph. La víctima fue llevada al Hospital Northwestern en condición crítica.

El alcalde Rahm Emanuel compartió un mensaje en el que dice que "el Comandante Bauer representaba los ideales más elevados de nuestro departamento de policía y nuestra ciudad: servir y proteger a la gente de Chicago. Su muerte es un trágico recordatorio del peligroso deber que los hombres y mujeres de nuestro departamento de policía aceptan para garantizar la seguridad de todos nosotros".

Está prevista una procesión de policías para acompañar el cuerpo del oficial caído a la oficina del forense.

Al comandante le sobreviven su esposa y una hija de 12 años de edad.

También te puede interesar: