publicidad
Se estima que cada 5% de aumento en la tasa de infección tendrá un costo promedio de 1.000 millones de dólares. En la imagen: Helena Melo, una niña que nació microcefalia, asiste a una de sus terapias de rehabilitación en Recife, Brasil.

La amenaza del zika sigue latente y sus consecuencias a largo plazo son devastadoras

La amenaza del zika sigue latente y sus consecuencias a largo plazo son devastadoras

En América Latina ya se perciben los estragos económicos y sociales de este virus que según estimaciones afectará a 60 millones de personas entre 2015 y 2017 en el mundo, especialmente en los países más vulnerables. Según un nuevo reporte, pronto podría adquirir proporciones endémicas.

Se estima que cada 5% de aumento en la tasa de infección tendrá un costo...
Se estima que cada 5% de aumento en la tasa de infección tendrá un costo promedio de 1.000 millones de dólares. En la imagen: Helena Melo, una niña que nació microcefalia, asiste a una de sus terapias de rehabilitación en Recife, Brasil.

Los estragos del virus del Zika para los países están hoy más claros que nunca y revelan que la batalla está lejos de terminar. Podría convertirse en un virus endémico en América Latina y el Caribe donde ha supuesto un costo de entre 7,000 y 18,000 millones de dólares en los tres últimos años, según lo revela un informe publicado por el Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD) en asociación con la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (IFRC), con la colaboración del Instituto de Salud Global de Barcelona y de la Universidad Johns Hopkins.

Según las estimaciones, cada 5% de aumento en la tasa de infección tendrá un costo promedio de 1,000 millones de dólares para los países, sobre todo, por las malformaciones y problemas neurológicos causados por el virus que tienen un peso importante en el gasto público de salud, y además en la fuerza productiva, pues las madres y familiares de los niños con microcefalia deben dejar sus trabajos para poder atenderlos.

publicidad

"Dado que probablemente el virus se convertirá en endémico, se deben establecer los planes presupuestarios correspondientes", alerta el estudio titulado “Evaluación del impacto socioeconómico del virus Zika en América Latina y el Caribe: Brasil, Colombia y Surinam como estudios de caso”, que calcula una proyección de 60 millones de individuos afectados por zika entre 2015 y 2017.

Si bien la Organización Mundial de la Salud levantó en noviembre del año pasado la declaración de emergencia sanitaria global por zika, el informe subraya que este virus sigue representando una crisis de salud pública que tendrá un impacto a largo plazo y afectará en mayor medida a las comunidades más vulnerables, lo que plantea un “verdadero reto de equidad”.

Relacionado
Las autoridades de salud han confirmado 346 casos de zika en EEUU. Hasta...
Preguntas y respuestas sobre el virus del Zika
Ofrecemos respuesta a las preguntas básicas sobre este virus, que se propaga con rapidez en la región y que, según las autoridades estadounidenses, es más alarmante de que se pensaba.

"Aparte de las pérdidas en el PIB y para las economías que dependen en gran medida del turismo, y más allá de la presión en los sistemas de salud y protección social, los efectos del zika a largo plazo pueden socavar décadas de desarrollo social y de avances en salud logrados con gran esfuerzo", advierte la subsecretaria general de la ONU y directora del PNUD para América Latina y el Caribe, Jessica Faieta.

No en vano al zika se le conoce como la “enfermedad de los pobres”: afecta a zonas con sistemas sanitarios débiles incapaces de contener su propagación y en las que hay menos esfuerzos de prevención. Hasta la fecha, 30% de los habitantes de la región no puede costear la asistencia sanitaria y 21% habita en zonas demasiado remotas como para acceder a ella, destaca el informe.

Zika en Brasil: la lucha de una madre y su bebé con microcefalia /Univision

Ya los costos generados por el zika se equiparan a los de otra enfermedades transmitidas por el mismo mosquito, aedes aegypti, como el dengue, el chikungunya o la fiebre amarilla. Por eso, los expertos subrayan la importancia de investigar estrategias para combatir al mosquito, en lugar de los virus que éste propaga.

Entre las recomendaciones, el informe también incluye el diseño de sistemas de protección social que ofrezcan subsidios proporcionales a los costos reales del cuidado de los niños, así como medios de subsistencia a las madres en riesgo de abandonar el mercado laboral de forma permanente.

Pero la base para combatir el zika sigue siendo la prevención, lo que requiere que se involucre a las comunidades en la tarea de reducir el número de mosquitos, protegerse contra las picaduras y buscar un diagnóstico temprano.

En fotos: la mayoría de los recién nacidos de madres con zika en EEUU no han sido examinados al nacer
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad