publicidad
Las infecciones vaginales no son difíciles de tratar con medicamentos que se pueden obtener sin récipe, pero en el caso de los pacientes receptores de trasplantes, las infecciones por hongos pueden ser difíciles de controlar.

Una infección vaginal común causó el fracaso del primer trasplante de útero

Una infección vaginal común causó el fracaso del primer trasplante de útero

Un hongo de tipo Candida, que afecta al 75% de las mujeres adultas en EEUU en algún momento de su vida, acabó con las esperanzas de quienes veían el procedimiento como una posibilidad de quedar embarazadas.

Las infecciones vaginales no son difíciles de tratar con medicamentos qu...
Las infecciones vaginales no son difíciles de tratar con medicamentos que se pueden obtener sin récipe, pero en el caso de los pacientes receptores de trasplantes, las infecciones por hongos pueden ser difíciles de controlar.

Hace un mes, la primera paciente que ha recibido un trasplante de útero en Estados Unidos sufrió una grave complicación. Muchas esperanzas se habían puesto en ese procedimiento: si la técnica resultaba exitosa se abría la posibilidad de que mujeres que nacieron sin útero (o lo perdieron debido a alguna enfermedad o lesión) pudieran quedar embarazadas y tener hijos.

El procedimiento se llevó a cabo en el Cleveland Clinic Hospital en Weston, Florida, y los médicos no habían explicado las razones del fracaso hasta ahora. ¿El culpable? Un hongo, de tipo Candida albicans, una infección muy común en las mujeres.

publicidad

"Los resultados preliminares sugieren que la complicación fue a causa de una infección causada por un organismo que se encuentra comúnmente en el sistema reproductivo de las mujeres. La infección parece haber puesto en peligro el suministro de sangre al útero, provocando la necesidad de su extirpación", se lee en un informe de los doctores Andreas G. Tzakis y Tommaso Falcone, presidente de obstetricia y ginecología del hospital.

Lindsey y su esposo durante el anuncio de que ella sería la primera muje...
Lindsey y su esposo durante el anuncio de que ella sería la primera mujer del país en recibir un trasplante de útero.

El hongo Candida albicans se encuentra normalmente en la vagina, donde vive en equilibrio con las bacterias y otros microbios. Pero las enfermedades o algunos medicamentos a veces alteran ese balance, facilitando un crecimiento excesivo de estos hongos.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) señalan que cerca de 75% de las mujeres adultas tendrá al menos una infección vaginal de hongos en algún momento de su vida. Sus síntomas más comunes son picazón genital, sensación de quemazón y, a veces, una secreción vaginal blancuzca parecida al requesón. Hay evidencia que indica que el uso de ropa interior de algodón ayuda a prevenirlo y que también puede estar presente en la boca y en otras partes del cuerpo.

publicidad

Por lo general las infecciones vaginales no son difíciles de tratar con medicamentos que se pueden obtener sin récipe, pero en el caso de los pacientes receptores de trasplantes las infecciones por hongos pueden ser difíciles de controlar debido a que los fármacos que toman para evitar el rechazo del nuevo órgano, también evitan que el sistema inmune luche contra la infección. Si esta se propaga en el torrente sanguíneo, puede ser extremadamente difícil de tratar y ser fatal.

¿Qué viene ahora?

La receptora del trasplante, Lindsey McFarland de 26 años, nacida en Lubbock, Texas, recibió el nuevo útero el 24 de febrero, en una operación de nueve horas. Durante casi dos semanas se pensó que estaba recuperándose bien, dijeron los médicos, hasta que empezó a sangrar profusamente el 7 de marzo. Cuando la llevaron a la emergencia, descubrieron la infección y le retiraron el trasplante inmediatamente. Una semana más tarde, fue necesario que le realizaran otra operación, porque seguía sangrando.

salud trasplante utero

McFarland nació sin útero y, dijo en una entrevista a The New York Times, que ha esperado durante mucho tiempo para experimentar el embarazo y el parto, y que todavía siente el deseo, incluso después de haber adoptado tres hijos.

En este momento la clínica está a la espera de realizar otros 9 trasplantes experimentales. El equipo médico y quirúrgico anunció que esperará antes de hacer cualquier trasplante más de útero hasta que puedan estar seguros de que todos los procedimientos están en orden para evitar problemas como el de la señora McFarland.

Hasta ahora los únicos trasplantes de útero exitosos se han realizado en Suecia, en la Universidad de Gotemburgo. De las nueve mujeres que han tenido los trasplantes, cinco ya han dado a luz.

publicidad


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad