publicidad
Donald Trump ha criticado a cada juez que ha emitido un fallo que no lo beneficia.

Trump ahora se enfoca en el juez Robart y le señala como responsable "si pasa algo"

Trump ahora se enfoca en el juez Robart y le señala como responsable "si pasa algo"

Trump no dio detalles sobre qué amenazas podría enfrentar el país pero usó sus mensajes de twitter en un ataque inusual contra el sistema judicial

En video: lo que debe saber de James Robart, el juez que bloqueó el veto migratorio de Trump Univision

El presidente de EEUU, Donald Trump, dijo este domingo que el juez que tomó la decisión de suspensión de su veto migratorio tendrá la culpa si "pasa algo" malo, y que su Gobierno está examinando "muy cuidadosamente" a los inmigrantes y refugiados que llegan al país ahora que el decreto está bloqueado.

"Simplemente no puedo creer que un juez haya puesto a nuestro país en tanto peligro. Si algo pasa, la culpa será suya y del sistema judicial. La gente se está colando (en el país). ¡Mal!", escribió Trump en su cuenta oficial de Twitter.

Trump no dio detalles sobre qué amenazas podría enfrentar el país y agregó que le dijo al Departamento de Seguridad Nacional que controle a las personas que entran en Estados Unidos

Escribió: "He instruido al Departamento de Seguridad Nacional a examinar a la gente que llega a nuestro país MUY CUIDADOSAMENTE. ¡Los tribunales están haciendo muy difícil este trabajo!", añadió Trump.

El viernes pasado, el juez federal James Robart bloqueó provisionalmente, mientras revisaba el fondo del caso, el veto que desde el 27 de enero impedía temporalmente la entrada al país de los refugiados de todo el mundo y de los ciudadanos de Libia, Sudán, Somalia, Siria, Irak, Irán y Yemen.

Trump criticó este sábado directamente al magistrado Robart, al llamarlo "supuesto juez" y acusarle de "arrebatar al país la capacidad de aplicar la ley".

Los tuits intensifican la primera batalla legal mayor de la presidencia de Trump y amplían su ataque contra el sistema judicial del país.

Más temprano, el vicepresidente Mike Pence defendió a Trump, incluso a pesar de que algunos republicanos alentaron al presidente a moderar sus cuestionamientos contra el poder judicial. "El presidente de Estados Unidos tiene todo el derecho a criticar a las otras dos ramas del gobierno", dijo Pence en el programa Meet the Press, del canal NBC.

publicidad

Es inusual que un presidente en funciones ataque a un miembro del Poder Judicial, que la Constitución de Estados Unidos designa como un control sobre el Ejecutivo y el Congreso.

Algunos republicanos expresaron su intranquilidad con la situación. "Lo mejor es no individualizar jueces para criticarlos", dijo el líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, en el programa State of the Union de CNN.


El sábado por la noche, el gobierno de Trump inició un proceso de apelación de la decisión del juez Robart, que iba acompañado de una petición a la Corte de Apelaciones de que restaurara el veto que había sido bloqueado por el magistrado.

Juez que suspendió el veto de Trump asegura que esta decisión "vela por el interés público” Univision

El tribunal de apelaciones rechazó este domingo esa última petición y dejó, por tanto, en vigor la decisión que ha abierto de nuevo las puertas del país a millones de inmigrantes y refugiados.

No obstante, la Corte también pidió a los demandantes en el caso -los estados de Washington y Minesota, contrarios al veto migratorio- que le presenten argumentos a favor de su posición antes de las 23:59 hora local de este domingo y al Gobierno de Trump que haga lo mismo antes de las 15:00 del lunes.

Mientras, muchos inmigrantes trataban de aprovechar la suspensión del decreto de Trump para llegar a Estados Unidos, después de que el Departamento de Estado devolviera la validez a la mayoría de los 60,000 visados que había revocado y las autoridades migratorias dejaran de implementar el veto.

publicidad

Mira: Así transcurren los primeros 100 días de Donald Trump en la Casa Blanca

En fotos: Así transcurrieron los primeros 100 días de Donald Trump en la Casa Blanca