publicidad
Vendedor de productos promocionales de la campaña de Donald Trump en Oregon
Leopoldo Martínez
Opinión

Director de la Junta Directiva de Latino Victory Project

Las falacias de Trump

Las falacias de Trump

“El problema no fue ni es solamente Trump. Los republicanos crearon un monstruo. Criaron cuervos y ahora estos mismos les están sacando los ojos”.

Vendedor de productos promocionales de la campaña de Donald Trump...
Vendedor de productos promocionales de la campaña de Donald Trump en Oregon


Hace un año, muy pocos hubieran predicho que Donald Trump sería el virtual nominado del Partido Republicano. La campaña que parecía chiste de mal gusto se ha convertido en una realidad peligrosa y preocupante para muchos, incluyendo a los latinos y al mismo Partido Republicano.

La narrativa y las falacias de Trump en la campaña electoral resonaron con muchas personas y lo han llevado a ser el abanderado del Partido Republicano. El mismo partido que fundó Abraham Lincoln, hoy se encuentra en un trágico predicamento y sin saber qué hacer frente a una candidatura excluyente, hostil, xenofóbica, divisiva y falaz.

Las malas noticias para el Partido Republicano no se quedan allí. El problema no fue ni es solamente Trump. Los republicanos crearon un monstruo. Criaron cuervos y ahora estos mismos les están sacando los ojos. La alarma comenzó a sonar cuando los electores republicanos se quedaron con solo dos opciones para la nominación, Cruz y Trump, quienes en realidad no son tan distintos y usan el mismo tipo de falacias y retórica de odio para promocionar su campaña.

La falacia más grande que ha utilizado Trump es el asunto migratorio en los Estados Unidos. De hecho podemos argumentar que es la única política consistente en su campaña. Con su retórica racista y divisiva, Trump ha convencido a millones de personas de que los inmigrantes indocumentados no tienen valor, no merecen dignidad, vienen a quitar trabajos, y son criminales.

publicidad

Esta semana, en un evento de Latino Victory Foundation llamado "Latino Talks" afloró esta cuestión. Y entre paneles moderados por el líder demócrata Henry Muñoz y la actriz y activista Eva Longoria, vimos la diversidad y el poder de la comunidad hispana. Al contrario de lo que dice Trump, vimos una verdadera representación de nuestra comunidad y lo mucho que nuestra gente puede ofrecer.

Durante el evento también había otras grandes voces latinas del mundo artístico y del mundo corporativo: personalidades como Fher y Alex, de la banda Maná; la activista, escritora y protagonista de la famosa serie “Orange is the New Black,” Diane Guerrero, quien vivió en carne propia la separación familiar cuando tenía 14 años; el venezolano Horacio Gutiérrez, quien ha llegado a las más altas posiciones de el mundo corporativo multinacional de los Estados Unidos, primero como consultor jurídico global de Microsoft, y ahora de Spotify; la reconocida activista de derechos sociales y cambio climático, Sky Gallegos; y la presidenta del Consejo Municipal de la Ciudad de Nueva York, la líder boricua Melissa Mark-Viverito.

Al escucharlos y sintetizar sus perspectivas se comprueban hechos de relevancia que echan por tierra las falacias con las que Trump manipula audiencias, sembrando nada más que odio y división.

Primero: Trump dice que más inmigrantes están cruzando la frontera. La realidad es que el flujo de inmigrantes mexicanos y centroamericanos sin documentación hacia los EEUU ha disminuido, al punto que han regresado mas personas que las que han ingresado al país. Desde la crisis económica del 2008, y dados los avances económicos y sociales en México, se puede afirmar categóricamente que la inmigración de indocumentados desde el país azteca viene en tendencia decreciente.

publicidad

Segundo: Trump dice que no se están ejecutando las leyes. La verdad es que durante los últimos ocho años, el gobierno de Estados Unidos ha llevado a cabo un récord de deportaciones. Cuestión que los mismos hispanos hemos protestado.

Tercero: La acción ejecutiva migratoria del Presidente pone en uso el poder que él posee para decidir prioridades migratorias. DACA y DAPA simplemente dejan claro que los llamados dreamers (jóvenes soñadores) y los familiares consanguíneos inmediatos (hijos, hermanos) de ciudadanos estadounidenses, no son una prioridad para la deportación.

Cuarto: Trump nos llama criminales y violadores. Las estadísticas del Buró de Justicia revelan que, entre los distintos grupos étnicos, los hispanos tenemos menor propensión a los delitos violentos o contra las personas. Y también somos el grupo con propensión más baja a cometer violaciones. Incluso, según un reporte publicado por el American Immigration Council, los inmigrantes son menos propensos a cometer un crimen que los nacidos en el país. De cualquier modo que se presente el argumento, ambos informes indican que estos comentarios de Trump son falsos.

Quinto: La nueva ola de inmigrantes indocumentados revela que el problema se concentra en un grupo: los menores migrantes que vienen de Centroamérica. Estos son niños y jóvenes cuyos padres los mandan a EEUU para evitar que sean víctimas de la violencia de los carteles; o lo que es igualmente grave, terminen reclutados y al servicio del crimen organizado o las bandas violentas que azotan a esos países. Es una realidad aterradora, una crisis humanitaria en la cual Estados Unidos tiene una responsabilidad obvia dado el alto consumo de drogas en este país.

publicidad

Sexto: Los hispanos figuran como una de las primera fuerzas emprendedoras de nuevos pequeños y medianos negocios en EEUU, representando el 28% de los nuevos emprendimientos, según las cifras del Censo y otras fuentes oficiales.

No existe entonces un problema migratorio en los términos que lo plantea Trump, quien solamente miente y manipula. Por el contrario, como decía con su contagiosa energía positiva el emprendedor y chef José Andrés, en el evento "Latino Talks" de Latino Victory Foundation: "¡los inmigrantes no son el problema, son parte de la solución!".

A diferencia de Trump, quien lejos de ser la solución del partido Republicano, es un gran problema del que no vemos, ni ellos saben, cómo van a salir.

Nota: La presente pieza fue seleccionada para publicación en nuestra sección de opinión como una contribución al debate público. La(s) visión(es) expresadas allí pertenecen exclusivamente a su(s) autor(es) y/o a la(s) organización(es) que representan. Este contenido no representa la visión de Univision Noticias o la de su línea editorial.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad