publicidad
El líder de la minoría del Senado Chuck Schumer, acompañado por la senadora Patty Murray y la senadora Debbie Stabenow

Fracasa el plan republicano del Senado para derogar y reemplazar Obamacare, pero el debate continúa

Fracasa el plan republicano del Senado para derogar y reemplazar Obamacare, pero el debate continúa

En una nueva votación del senado este martes por la noche, los republicanos no consiguieron los 60 votos necesarios. Este fue el primero de muchos votos esperados esta semana en derogar o reemplazar elementos de la ley de salud del presidente Barack Obama.

Republicanos reviven debate para tratar de eliminar Obamacare Univision

Un plan para derogar y reemplazar a Obamacare que los republicanos del Senado han estado trabajando durante meses no consiguió los 60 votos necesarios para la aprobación el martes por la noche, pero el debate continuará durante varios días. La medida fue rechazada por 43 votos a favor y 57 en contra. Nueve republicanos se opusieron al proyecto.

El plan habría realizado profundos recortes al financiamiento de Medicaid, el programa de seguro de salud para los pobres, y habría reducido los subsidios de Obamacare para ayudar a la gente de menores ingresos a cubrir los costos de las coberturas médicas.

Relacionado
El senador John McCain viajó de Arizona a Washington DC para votar a fav...
Senadores republicanos aprueban por un solo voto iniciar nuevo debate sobre la derogación de Obamacare

Este fue el primero de muchos votos esperados esta semana en derogar o reemplazar elementos de la ley de salud del presidente Barack Obama.

Por la mañana del martes, los senadores republicanos consiguieron los votos que necesitaban para reiniciar el debate sobre la derogación del Affordable Care Act, la ley de salud vigente conocida comoObamacare. Hizo falta el voto del senador John McCain, quien viajó de Arizona a Washington DC para votar a favor, a pocos días de ser operado de un cóagulo en el ojo y recibir un diagnóstico de cáncer cerebral.

El vicepresidente, Mike Pence, en calidad de presidente de la Cámara alta, deshizo el empate a 50 votos entre demócratas y republicanos a favor de comenzar el debate legislativo, un procedimiento que normalmente no conlleva ningún tipo de discusión.

publicidad

Sin embargo, dadas las especiales circunstancias que rodean al proceso legislativo sobre la reforma de salud, el voto de inicial del martes era crucial si Trump no quería dar por muerta cualquier posibilidad de cumplir una de sus grandes promesas de campaña: tumbar la ley sanitaria conocida como Obamacare.

Aunque los republicanos tienen la mayoría tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado, no consiguen ponerse de acuerdo sobre cómo derogar y sustituir la estructura actual, especialmente por las divisiones internas entre moderados y ultraconservadores. De los 52 senadores republicanos que ahora conforman la Cámara alta, dos, Susan Collins y Lisa Murkowski, se unieron hoy a los 48 demócratas para votar contra la propuesta.

Así recibieron a McCain en el Senado después de saber que tiene cáncer cerebral Univision

Tuvo especial significado la presencia del senador republicano John McCain, quien fue diagnosticado recientemente con un cáncer cerebral y acudió exclusivamente a Washington para votar la moción. Pese a su delicada condición, McCain votó a favor de comenzar el debate para derogar la ley sanitaria, a pesar de que todas las alternativas a la misma hasta ahora planteadas provocarían que al menos unos 24 millones de personas perdieran su seguro médico en los próximos 10 años.

Las propuestas presentadas en el Senado contemplan grandes recortes para las ayudas de la cobertura médica a las rentas más bajas, un programa conocido como Medicaid al que ley de Obama otorgó grandes beneficios en estados ahora representados por republicanos moderados. El objetivo sería eliminar las multas por la obligación actual a que todo individuo obtenga un seguro, así como las que recaen en el empleador, obligado a dotar de seguro a sus trabajadores.

publicidad

Una derogación más amplia eliminaría la expansión del Medicaid contemplada en el Obamacare, y acabaría con la mayoría de los subsidios para los seguros y los créditos sanitarios.

De lograrlo, el Senado convocaría lo que se conoce como conferencia de conciliación con la Cámara de Representantes, con el objetivo de unificar los textos de ambas cámaras, y después someter a votación en cada una de ellas el texto final.

En fotos: La incertidumbre sobre el futuro de la ley de salud angustia a quienes se han beneficiado
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad