publicidad
Los programas bilingües español-inglés han crecido rápidamente en todas las escuelas de Estados Unidos.

¿Podrá sobrevivir el bilingüismo hispano en Estados Unidos?

¿Podrá sobrevivir el bilingüismo hispano en Estados Unidos?

Aproximadamente un tercio de los latinos hablan tanto inglés como español. Pero a medida que nacen más hispanos en Estados Unidos, es menos probable que sean bilingües.

Los programas bilingües español-inglés han crecido rápidamente en todas...
Los programas bilingües español-inglés han crecido rápidamente en todas las escuelas de Estados Unidos.

NUEVA YORK - El paciente hispano entró a la sala de emergencias del hospital Mount Sinai Beth Israel en Nueva York con dolor en el pecho y desmayos esporádicos. Junto a él no sólo se encontraban los médicos y las enfermeras - también estaba Clarimel Vlakančić, de 32 años, una intérprete médico bilingüe que creció en Estados Unidos y en la República Dominicana. "Tenía que gritarle todo el tiempo, 'Señor, todo está bien, le van a hacer esto, le van a hacer lo otro'", dijo. "Fue muy intenso". Finalmente, los doctores lograron estabilizarlo - con la ayuda de Vlakančić. "Es muy gratificante cuando la gente te dice, 'Muchas gracias por ayudarme.' Te hace sentir bien."

publicidad

Ser bilingüe no siempre es cuestión de vida o muerte, pero es una forma de vida para millones de latinos en Estados Unidos.

Aunque muchos predijeron que el español probablemente nunca mermaría el predominio del inglés en Estados Unidos de forma importante, el número de personas bilingües sigue creciendo, incluso aunque disminuye la inmigración.

Se estima que en Estados Unidos viven unos 57 millones de latinos, y las tres cuartas partes de ellos hablan español en casa, según el Pew Research Center. Aproximadamente un tercio de los adultos hispanos son bilingües, y hablan el idioma diferente al inglés más utilizado en el país.

Sin embargo, esa situación podría cambiar.

Read this story in English

Se estima que para el año 2055, vivan 125 millones de hispanos en Estados Unidos - el llamado "punto de inflexión" cuando los blancos se convertirán en minoría. Pero a medida que se desacelera la inmigración y crece la población latina nacida en Estados Unidos, el número de hispanos que hablan inglés va en aumento.

A medida que nacen más hispanos en Estados Unidos, más jóvenes latinos hablan inglés. En el año 2014, Pew descubrió que el 88% de los latinos con edades de 5 a 17 años sólo hablan inglés o lo hablan "muy bien", un aumento en comparación con el 73% en el año 2000.

Porcentaje de hispanos que sólo hablan inglés
2014
2000
FUENTE: Pew Research Center | UNIVISION

Y aunque el 60% de los hispanos nacidos en Estados Unidos hablan español en casa, ese número se redujo desde la cifra de 66% en el año 2000.

"Es una paradoja extraña: tenemos un gran aumento de la cifra de hispanoparlantes y al mismo tiempo una tremenda disminución de hispanoparlantes. El lenguaje tiende a no ser transmitido completamente de una generación a la siguiente dentro de las familias", dijo Phillip M. Carter, profesor adjunto de lingüística de la Universidad Internacional de Florida en Miami.

El futuro del bilingüismo en Estados Unidos

Aunque la proporción de hispanos que hablan español en casa puede haber disminuido, el número total de hispanoparlantes - aproximadamente 36.7 millones - continúa aumentando debido al crecimiento de la población hispana.

publicidad

Pero a medida que cambia la demografía, en el futuro una menor proporción de latinos podría hablar español. En el año 2014, el 37% de los niños y adolescentes hispanos vivía en hogares donde sólo se hablaba inglés, en comparación con el 30% en el año 2000, según Pew.

"Es poco probable que para cuando se alcance el punto de inflexión [en el año 2055], los latinos nacidos en Estados Unidos tengan tanto dominio del idioma español como del inglés", dijo Carter.

Aunque se ha reducido de forma importante el uso de otros idiomas utilizados por los inmigrantes, la población actual de inmigrantes latinoamericanos es mayor que la de grupos previos que hablaban otros idiomas extranjeros. "Es un juego de números", dijo Carter.

Por ejemplo, aproximadamente 4 millones de italianos emigraron a Estados Unidos entre lás décadas de 1880 y 1920, lo cual representaba aproximadamente el 13% de la población inmigrante de Estados Unidos en 1960. En comparación, más de 19 millones de inmigrantes latinos vivían en Estados Unidos en el año 2014, lo cual representaba casi la mitad de la población nacida en el extranjero.

"Las tendencias demográficas actuales sugieren que seguiremos viendo más hispanos hablar inglés y menos hablar español, pero eso no quiere decir que el español desaparecerá de los hogares estadounidenses", dijo Jens Manuel Krogstad, editor del Pew Research Center.

Porcentaje de hispanos que son bilingües
FUENTE: Pew Research Center | UNIVISION

"Encontramos que el bilingüismo alcanza su máximo nivel con la segunda generación - es decir, los hijos de los inmigrantes. Entre los hijos latinos de los inmigrantes, aproximadamente la mitad dicen ser bilingües, pero en la tercera generación, esa proporción no supera el 23%", agregó.

El tamaño de la población de habla hispana dependerá del flujo de nuevos inmigrantes, explicó Korstad.

La conexión cultural

A pesar de un creciente número de hispanos que dominan el inglés, el 95% de los latinos de Estados Unidos cree que es importante que las futuras generaciones hablen español, según Pew.

Mónica Olivera, de 42 años, es un ejemplo de lo que han logrado los hispanos que han estado en Estados Unidos durante generaciones y que desean transmitir sus habilidades lingüísticas. Fundadora del blog Mommy Maestra para las familias hispanas que educan en casa a niños bilingües, Olivera es una estadounidense de sexta generación por parte de su madre con raíces en México, mientras que su padre nació en España. Se casó con un estadounidense que habla inglés, y ahora vive en la zona rural de Carolina del Norte con pocas oportunidades para utilizar sus habilidades lingüísticas. "Aunque el español fue mi primer idioma, el inglés se convirtió en mi lengua dominante", dijo.

publicidad

Pero ahora está enseñando a sus dos hijos, de 10 y 12 años de edad, a hablar español para que puedan conectarse con sus raíces, comunicarse con la familia, y tener mejores oportunidades económicas cuando crezcan. Aunque mantenerse hablando el idioma en el hogar es un desafío, ella utiliza una serie de programas y métodos de enseñanza como parte de la educación en el hogar de sus hijos.

"Realmente quería que tuvieran ese don del lenguaje", dijo. "En última instancia quiero que sean ciudadanos del mundo. Quiero enseñarles a mis hijos a comunicarse con cualquier persona, en cualquier parte del mundo".

Pero, aunque el español puede estar vinculado a las tradiciones o al legado, también está sujeto a la dinámica familiar. "A veces los padres sólo utilizan el español para regañar o gritarles a sus hijos o cuando expresan emociones extremas", dijo Carter, señalando que a menudo los estudiantes le dicen que el español "es el idioma en que mi mamá me grita". Y agregó: "Eso deja a algunos niños en un estado de trauma emocional." Y cuando los niños asocian el español con experiencias negativas, pueden ser menos propensos a usar el idioma.

El uso del español también varía según la oportunidad y la voluntad de usarlo fuera del hogar. "Algunas personas como yo pueden hablar sólo inglés en casa, pero español en el trabajo", dijo Mark Hugo Lopez, director de investigación hispana de Pew. "Cuando era pequeño, la gente no quería hablar español. La gente estaba tratando de alejarse de todo lo mexicano. Ahora eso ya cambió", agregó.

publicidad

De la misma manera, en Miami, los hijos de muchos cubanos que llegaron en la década de 1960 hablan poco o nada de español, pues tenían el propósito de aprender inglés y ser aceptados. En aquel momento, el bilingüismo se consideraba algo negativo; había una calcomanía muy popular que decía: "Cuando el último angloparlante se vaya de Miami, que por favor traiga la bandera."

Los beneficios del bilingüismo

Studies show that children in dual language programs often outperform th...
Estudios demuestran que los niños en programas de educación bilingüe a menudo superan a sus compañeros.

Los expertos han descubierto que el bilingüismo otorga numerosas ventajas. Tiene beneficios neurológicos, estimulando las sinapsis del cerebro como lo hace la música y ayudando en la atención y en las habilidades para el cambio de tareas. Además, tiene ventajas educacionales. Un estudio de la Michigan State University en Texas descubrió que los niños angloparlantes en programas bilingües obtuvieron mejores resultados en las pruebas estatales de matemáticas y lectura que sus compañeros angloparlantes que no acudieron a esos programas. También hay evidencias de que el bilingüismo aumenta la competitividad económica. Un estudio de la Universidad de Florida descubrió que los hispanos bilingües de Florida ganan $7,000 más al año que sus homólogos que sólo hablan inglés.

publicidad

Teniendo en cuenta estas ventajas, las escuelas de todo el país han invertido en métodos de educación bilingüe. Los programas de educación han crecido rápidamente en Estados Unidos, aumentando desde 260 programas en el año 2000 hasta aproximadamente 2,500 en el año 2014. Y son programas como éste los que podrían ayudar a las futuras generaciones de latinos a mantener vivo su idioma.

Chad Ransom, director de servicios de segundos idiomas del Distrito Escolar Nº 1 del Condado de Teton en Jackson Hole, Wyoming, ayudó a lanzar un programa bilingüe en español e inglés en el año 2009 que ahora presta servicio a casi 500 estudiantes desde preescolar hasta el séptimo grado. La idea era no sólo cerrar la brecha académica entre los estudiantes hispanoparlantes nativos y los estudiantes angloparlantes, sino que su investigación arrojó que la inmersión en dos idiomas es el "modelo de programa más eficiente para que la mayoría de los estudiantes angloparlantes dominen mejor el idioma inglés." Cada año, el programa recibe el doble de la cantidad de solicitantes de los que puede admitir, por lo que Ransom tiene planes de expandirlo.

Los resultados son claros: los angloparlantes nativos obtienen iguales o mejores resultados que sus compañeros que no participan en el programa, mientras que los hispanoparlantes nativos cierran la brecha académica en el quinto grado, alcanzando un puntaje de aproximadamente el 50º percentil a nivel nacional. Los resultados no se limitan a los exámenes: un maestro observó que los estudiantes bilingües cooperan mejor que sus compañeros que no participan en el programa, quienes son más propensos a separarse en grupos.

publicidad

Ransom indica que el programa también tiene como objetivo garantizar el éxito de los niños una vez que terminen la escuela. "Creo que son económicamente más competitivos en una sociedad global", dijo.

Ser bilingüe - y bialfabetizado - puede sin dudas dar frutos posteriormente en la vida.

Lissette Calveiro, de 23 años, de Miami, Florida, creció hablando español en casa con su madre y su media hermana, inmigrantes ecuatorianas, y su padre, un inmigrante cubano. En la escuela y con sus compañeros, hablaba inglés, y con sus amigos latinos, hablaba spanglish. Dice que sueña en inglés.

Ser bilingüe tiene beneficios tanto prácticos como personales. "Me ayuda a conectarme con el legado de mis padres", dijo Calveiro. Al vivir en Miami, una de las ciudades más bilingües del país, puede dar instrucciones tanto en inglés como en español y ayudar a los turistas de habla inglesa. Y al trabajar en relaciones públicas también ha tenido más oportunidades, incluso haciendo anuncios de televisión, dado que puede hablar y escribir en español. "Ser bilingüe es un lujo en el mundo profesional", dijo. "Realmente me ha ayudado a sobresalir."

Reacción política contra el español

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante la campaña electo...
Trump ha criticado abiertamente el uso del español. 

A pesar de los beneficios relacionados con el bilingüismo, el uso del español en Estados Unidos es a menudo un serio problema político, desde las leyes de sólo inglés hasta la Proposición 227 de California, una iniciativa electoral en 1998 que eliminó en gran medida las clases bilingües en las escuelas públicas.

La política no sólo influye sobre las leyes que afectan la educación - el clima político puede afectar cómo los latinos perciben el idioma, dice Carter. "Si usted observa el ciclo de la elección presidencial, un niño sólo necesita recibir un mensaje de que se debe prohibir el uso del español en el país o que los políticos no deben utilizar el español o que no se debe hablar en público", dijo. "Ese tipo de mensajes refuerza la idea de que es un idioma malo o un idioma que no vale la pena aprender."

publicidad

Y ése es un riesgo especialmente en este año electoral.

Durante las campañas presidenciales de 2016, Donald Trump no sólo ha alimentado el sentimiento anti-inmigrantes, sino el sentimiento anti-español. A pesar de su omnipresencia en los medios de comunicación, en repetidas ocasiones Trump se ha negado a hablar con la prensa de habla hispana. En agosto, Trump criticó al entonces candidato Jeb Bush en Twitter por "hablar mexicano" y le dijo a Breitbart News que Bush "debería realmente dar el ejemplo de hablar inglés mientras estuviera en Estados Unidos." Sarah Palin, la vicecandidata presidencial republicana de 2008, intervino, diciendo que los latinos deberían "hablar estadounidense." (Ni "mexicano" ni "estadounidense" son idiomas).

En noviembre, un grupo de importantes intelectuales latinos escribió una carta de condena a Trump, en la que decían: "Las agresiones físicas contra los hispanos y los llamados a prohibir el uso público del español han comenzado ya." Y el mes pasado, la presentadora de Univision, María Elena Salinas fue abucheada durante un discurso de graduación en la Universidad Estatal de California, Fullerton cuando habló brevemente en español.

Pero no todos están de acuerdo con Trump. Los californianos votarán nuevamente sobre la Proposición 227 en noviembre - pero esta vez, el voto será sobre la revocación de la proposición.

publicidad

Read this story in English

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad