publicidad
Stanford University

El español, idioma preferido en programas de lenguas extranjeras en EEUU

El español, idioma preferido en programas de lenguas extranjeras en EEUU

Un informe del Observatorio del Instituto Cervantes en la Universidad de Harvard estudia la situación del español en las universidades estadounidenses

Stanford University
Stanford University

En las universidades de Estados Unidos, el interés por ser parte de programas de español tiene ventaja sobre otros idiomas. Así lo cuenta el más reciente informe del Observatorio de la lengua española y las culturas hispánicas del Instituto Cervantes en la Universidad de Harvard.

El reporte "Enseñanza del español en el ámbito universitario estadounidense: presente y futuro" analiza la situación del castellano en el ámbito universitario en EEUU a través de los colegios técnicos y las universidades con programas de pregrado y posgrado.

La trayectoria de la enseñanza del español en EEUU tiene cuento, particularmente desde el arribo de Ponce de León a las costas de Florida en 1513. En este reporte del Observatorio, los autores Manel Lacorte y Jesús Suárez-García parten de ese dato para resumir cómo la lengua española llegó a las aulas universitarias.

“En el contexto universitario, el español comenzó a entrar en los planes de estudio a partir de finales del siglo XVIII y principios del XIX en instituciones como la Universidad de Pensilvania (1766), William and Mary (1779), Harvard (1816), Yale (1826), Columbia (1830) y el Colegio de Nueva Jersey (Princeton) en 1830”, apuntan.

Para ese momento histórico el español no contaba con la misma popularidad que otras lenguas como el francés y el alemán, explican Lacorte y Suárez-García, pero "de 1960 a 2013, el número de estudiantes de español aumentó en un 339%. El francés y el alemán descendieron, respectivamente, en un 13% y 41%".

publicidad

Los programas de posgrado en español se han incrementado también. De acuerdo con el informe "El mundo estudia español" del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España, en 2014 -y por encima de otras lenguas como el francés-, en EEUU había 961 opciones para cursar una maestría en español y 240 para un doctorado.

Según datos censales de 2010, la comunidad hispana o de origen latino en EEUU era de 50.4 millones y en las últimas estimaciones, la minoría más numerosa de EEUU supera los 55.4 millones.

Pero los autores indican que las perspectivas del lugar del español en el futuro son variantes a pesar de que 74% de la población hispana habla español en el hogar.

“Es difícil saber lo que ocurrirá en el futuro porque, por una parte los estudios indican que el uso del español disminuye con cada nueva generación de hispanos nacidos en Estados Unidos, pero por otra parece haber un claro deseo entre la población hispana de mantener el español”, reza el informe.

Tal es parte del trasfondo que influye en los currículos y programas de enseñanza de la lengua española en las universidades de EEUU.

Al citar un estudio de 2013, los autores indican que solo 9% de los estadounidenses puede hablar otra lengua, dos tercios de los estudiantes se gradúan de la escuela secundaria sin haber tomado ningún curso de segunda lengua y 8% de alumnos universitarios termina su carrera con algún curso de segunda lengua en su expediente.

publicidad

“Si bien la situación del español en la educación superior es bastante ventajosa con respecto a otras segundas lenguas, queda todavía mucho camino para transformar la mentalidad y actitudes generales del alumnado estadounidense acerca de la importancia del conocimiento de otras lenguas”, reza el informe.

Aunque según la encuesta de la Modern Language Association (MLA), las inscripciones en cursos de lenguas como el español han caído por factores como la pérdida de apoyo institucional hacia las disciplinas relativas a las humanidades, el estudiantado en programas de español aún supera al de todas las otras segundas lenguas.

“Por un lado, las inscripciones en cursos de español bajaron por primera vez desde 1958, en concreto desde los 861,008 alumnos de 2009 a los 790,756 en 2013, con una reducción porcentual de 8.2%. Por otro, el estudiantado en programas de español aún supera al de todas las otras 'L2s' (lengua extranjera o segunda lengua) combinadas por casi 20,000 inscripciones”, indican los autores del informe del Observatorio al destacar la presencia y popularidad del español respecto a otros idiomas y su estatus como la “segunda lengua” de EEUU.

El análisis sobre alumnos vinculados a la comunidad hispana o latina de EEUU es particularmente complejo pues aglutina a quienes hablan o escriben español sin mucha dificultad así como aquellos que han tenido experiencias más limitadas con el idioma.

publicidad

“Los hablantes de herencia tienen una visibilidad cada vez más importante en los programas de lengua española, ya sea porque se sienten fuertemente ligados a la cultura hispanohablante por motivos emocionales o familiares, incluso si no presentan competencia lingüística en español, o porque se han criado en hogares donde el español es la lengua de uso principal, y por ello han adquirido cierta capacidad lingüística en el idioma”, expone el informe.

En ese sentido, se plantea en este estudio, la mayoría de programas universitarios de español carecen de cursos diseñados para acomodar a los hablantes de menor competencia en el idioma y que por eso estos estudiantes deben inscribirse en cursos generales de español como lengua extranjera.

Para considerar el futuro del español en la universidad estadounidense, los autores recomiendan prestar atención a cómo la evolución demográfica de la población hispana en EEUU afectará su enseñanza en el plano universitario así como en el contexto de la escuela primaria y la secundaria, entre otros puntos.

“Aunque parece claro que a corto y medio plazo el español va seguir siendo la lengua más estudiada a nivel universitario por su innegable presencia demográfica y cultural en el país, ¿corre el español el riesgo de sufrir una reducción de matrícula similar a la de otras lenguas ‘internacionales’ como el japonés, el ruso, el francés o el alemán?”, cuestionan.

publicidad

Lacorte y Suárez-García plantean que buena parte del futuro del español como lengua mundial se juega en Estados Unidos. “La suerte que corra el español aquí (en Estados Unidos) va a determinar su futuro como lengua de comunicación internacional, y el lugar que ocupe en la enseñanza universitaria va a ser un indicador importante de su salud en este país”.

Relacionado
Una maestra enseña español en la escuela elemental Birdwell en Texas.
EEUU: más de 37 millones hablan español en sus casas
La Oficina del Censo informó que en los hogares de EEUU se hablan 350 idiomas y el español es la segunda lengua más hablada después del inglés
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad