publicidad
Una mujer se reencuentra con su madre en el aeropuerto JFK de Nueva York este sábado al llegar de Dubái, no afectado por la restricción.

Portadores de 'green card' de 7 países musulmanes, afectados también por la orden ejecutiva de Trump

Portadores de 'green card' de 7 países musulmanes, afectados también por la orden ejecutiva de Trump

De manera inesperada y sin precedentes, el veto del presidente a la entrada de personas de siete países de mayoría musulmana por 90 días afecta también a nacionales que viven en Estados Unidos con visas o incluso residencia permanente. Un día después de la firma, una juez protege temporalmente a esas personas de la deportación.

Una mujer se reencuentra con su madre en el aeropuerto JFK de Nueva York...
Una mujer se reencuentra con su madre en el aeropuerto JFK de Nueva York este sábado al llegar de Dubái, no afectado por la restricción.

"Un doctor iraquí residente legal en Estados Unidos con una madre moribunda en Europa no puede ir a visitarla". Con este ejemplo hipotético, el abogado de inmigración David Leopold quería mostrar cómo la orden ejecutiva firmada este viernes por Donald Trump tiene unas consecuencias humanas mucho más graves de lo que se imaginaba en el momento de la firma.

El veto a la entrada de personas de 7 países de mayoría musulmana por 90 días afecta también a nacionales que viven en Estados Unidos con visas o incluso residencia permanente, la llamada green card.

Sí, también los portadores de green card. Lo confirmó este sábado por la mañana el Gobierno: "Bloqueará a los portadores de green cards", dijo Gillian Christensen, que estos días hace de portavoz del Departamento de Seguridad Nacional, en un email a la agencia de noticias Reuters.

Ya en la tarde, oficiales del Gobierno matizaban: las nuevas restrucciones pueden afectar a residentes permanentes pero, para estas personas, se determinará "caso por caso" si pueden entrar o no al país.

Y en la noche, un nuevo giro para quienes tienen permiso para entrar a Estados Unidos: una juez federal de Nueva York permitió que, al menos hasta el 21 de febrero, puedan entrar a Estados Unidos las personas que tengan una visa válida expedida por el gobierno. A su vez, otra juez en Virginia resolvió directamente en favor de portadores de green card varados en el aeropuerto de Dulles, bloqueando por unos días que el gobierno los deporte y permitiendo a sus abogados reunirse con ellos.

publicidad

Que la orden afecte a residentes permanentes e inmigrantes con visa tenía un doble efecto negativo: por un lado, a quienes se encuentran ahora mismo fuera de Estados Unidos, la orden ejecutiva les prohíbe volver a entrar; y por el otro, quienes siguen dentro del país saben que si viajan al extranjero no podrán volver.

En Los Ángeles, por ejemplo, al menos siete pasajeros fueron puestos bajo custodia este sábado y les retuvieron sus documentos migratorios, ya sea una visa o una green card, según reportaron activistas y abogados locales. En el aeropuerto de Dulles, cerca de Washington DC, podría haber hasta 60 residentes permanentes retenidos.

La decisión presidencial limita el ingreso de personas procedentes de Siria y otros países de mayoría musulmana por al menos 90 días. El documento no identifica el resto de países por su nombre pero remite a otra ley, con lo que organizaciones legales interpretan que veta el acceso de quienes lleguen de Irak, Irán, Siria, Sudán, Yemen, Libia y Somalia. Decenas viajeros que intentaban entrar a Estados Unidos fueron detenidos en aeropuertos en las horas posteriores a la firma presidencial.

Green cards afectadas

De manera inesperada y sin precedentes, el mandato presidencial veta el acceso a "residentes legales permanentes, lo que incluye portadores de green cards, gente que ha vivido y trabajado en Estados Unidos por varios años o décadas", dijo a los periodistas David Leopold, un abogado de inmigración y expresidente de la asociación nacional que reúne este tipo de letrados, AILA. "Si estaban fuera del país estos días, no pueden volver a entrar".

publicidad

En otras palabras, profesionales de estos 7 países que hayan salido de Estados Unidos a dar una conferencia, a reunirse por trabajo o a visitar un familiar "ya no pueden volver a su casa, con su familia, a su trabajo, a sus pacientes", subrayó Leopold. Y no solo eso: afrontan más problemas si aterrizan en Estados Unidos.

Con la orden ejecutiva en la mano, el Gobierno podría deportar a residentes permanentes tras su llegada a un aeropuerto de Estados Unidos "sin un juicio, sin un debido proceso, sin ninguna justificación más allá de su religión y nacionalidad", advirtió el abogado. "Sería una deportación automática".

Es precisamente eso, la deportación a personas con permisos expedidos, lo que evita el bloqueo temporal de la orden ejecutiva emitida por la juez de Nueva York.

Horas antes, Leopold destacaba que un inmigrante o refugiado que logra una green card tiene el derecho de quedarse con ella indefinidamente: "No hay ningún requisito bajo la ley para convertirse en ciudadano. La gente puede vivir y trabajar en este país permanentemente".

En el año fiscal 2015 –el más reciente disponible–, un total de 28,898 personas procedentes de los 7 países de mayoría musulmana afectados obtuvieron la green card en Estados Unidos, según datos del Gobierno reunidos por el equipo de datos de Univision.

Residencias permanentes concedidas en 2015 a nacionales de los 7 países afectados por la orden ejecutiva
FUENTE: Departamento de Seguridad Nacional (DHS) | UNIVISION

Todas las visas restringidas

Tampoco pueden entrar a Estados Unidos por 90 días los nacionales de estos 7 países que tengan una visa legal para vivir y/o trabajar aquí, según el mandato presidencial.

“La orden efectiva firmada el viernes por el presidente paraliza todo ingreso de ciudadanos de los países incluidos en la lista que tengan visas de inmigrante y de no inmigrante", dijo a Univision Noticias Barbara Hines, profesora retirada de leyes de la Universidad de Texas en Austin. Es decir, todos los tipos de visas.

Organizaciones legales y de derechos civiles recuerdan que eso incluye profesionales con visas de profesional calificado, estudiante, académico o de talento extraordinario. En este último caso, "el gobierno de Estados Unidos consideró que forman parte de la cúspide de la profesión", recalcó el abogado Leopold en una llamada telefónica con los periodistas.

publicidad

Tanto para obtener los visados como las green cards, los afectados ya habían pasado un chequeo de seguridad nacional y biométrico.

Sin margen al optimismo, el abogado David Leopold agregó: "Hoy es una prohibición a 7 países, pero puede ser en el futuro a 10 países o a 25 países, tal y como está escrita la orden ejecutiva".

Mientras, en Nueva York, varias decenas de personas protestaban contra la orden ejecutiva y, dentro de las terminales, abogados y congresistas querían saber sobre los detenidos.

En fotos: Protestas e indignación en aeropuertos tras el veto a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana

En la noche, la juez Ann Donnell, del Tribunal del Distrito Federal de Brooklyn, Nueva York, estableció que la deportación podría causar a estas personas un "daño irreparable" al tener que volver a países donde han sufrido amenazas. Además subrayó en la vista de emergencia que los arrestados son personas con una visa válida obtenida tras haber seguido todo el proceso legal para su consecución.

....
Contribuyó en el reporteo de esta historia Ronny Rojas y Jorge Cancino. Pueden contactar al autor por email dbonmati@univision.net o Twitter.

Relacionado
Decenas de manifestantes acudieron al Chicago O'Hare International A...
Una juez suspende las deportaciones de personas detenidas con visa válida tras la orden ejecutiva de Trump
La aplicación de la sentencia, tomada tras la denuncia de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU), es de ámbito nacional y durará, al menos, hasta el 21 de febrero.
Relacionado
A marzo de 2016 el conflicto en Siria ha desplazado de sus hogares a mil...
Trump suspende todo el programa de refugiados por cuatro meses y cierra la entrada de sirios de forma indefinida
Una nueva orden ejecutiva reduce a la mitad el cupo de refugiados establecido por el expresidente Obama y prohíbe por 90 días la entrada de ciudadanos de varios países de mayoría musulmana. Grupos de derechos civiles creen que es "eufemismo para discriminar a los musulmanes".
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad