publicidad

César Vargas se convierte en el primer abogado 'dreamer' de Nueva York

César Vargas se convierte en el primer abogado 'dreamer' de Nueva York

Su lucha por convertirse en abogado comenzó en 2012, cuando le negaron su licencia por su estatus migratorio

Dreamer se convierte en abogado de Nueva York Univision

El activista César Vargas se convirtió este miércoles en el primer abogado dreamer de Nueva York, tras una batalla judicial de casi cuatro años por el derecho a ejercer su profesión.

Vargas, originario de Puebla, México, obtuvo su licencia casi seis años luego de graduarse con honores de la escuela de leyes de la Universidad de la Ciudad de Nueva York.

"Es un gran cambio para la nación y una gran victoria, fruto del esfuerzo de muchas personas", dijo recientemente Vargas en una entrevista telefónica con Univision Noticias.

Al convertirse en abogado, Vargas le seguirá los pasos a Sergio C. García y José Godinez Samperio, dos inmigrantes que consiguieron permiso para ejercer en California y Florida respectivamente tras victorias similares en 2014.

"Estoy feliz de que no seré el primer abogado indocumentado y de que vendrán muchos más. Es un punto de partida que le abre las puertas a muchas personas", apuntó.

En los últimos meses, Vargas ha estado trabajando para la campaña presidencial de Bernie Sanders, quien lo contrató en octubre como uno de sus estrategas para acercarse a los latinos. "Aprendí en estos cuatro años que no necesitas una licencia para luchar por tu comunidad y apoyar a tu familia. El hecho de que estoy trabajando para una campaña presidencial lo demuestra", dijo.

Casi cuatro años de espera

publicidad


La lucha de Vargas por convertirse en abogado comenzó en 2012, cuando una junta decidió que su estatus migratorio lo descalificaba como candidato al colegio de abogados estatal.

Vargas llegó ilícitamente a Estados Unidos junto a sus padres a sus cinco años, pero actualmente cuenta con un permiso temporal para permanecer y trabajar en EEUU a través de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA) del presidente Obama.

Vargas apeló la decisión de esa junta, y en junio de 2015 una división del tribunal supremo de Nueva York declaró que no existía "impedimento legal ni fundamento justificado" para impedirle a ejercer la abogacía en Nueva York.

Sin embargo, el dreamer enfrentó entonces otro obstáculo: una sentencia de un año de libertad condicional que debía completar tras haber interrumpido un discurso del gobernador Chris Christie en Iowa en enero de 2015 y ser culpado por intrusión.
Un juez de Iowa rechazó la solicitud de Vargas de poner fin al período de libertad condicional, lo que perjudicó su posibilidad de ser admitido como abogado porque Nueva York suele no conceder licencias a candidatos en libertad condicional.

A Vargas le tocó esperar el año de sentencia, que terminó esta semana.


"¡Finalmente seré licenciado en mi hogar, el estado de Nueva York! Ningún cambio significativo en esta nación ha sido habilitado por una persona sola. ¡Gracias a todos!", tuiteó Vargas este martes.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad