publicidad
El activista mexicano Cesar Vargas. (Mark Wilson/Getty Images)

Cómo un activista mexicano lograría ser el primer abogado indocumentado en NY

Cómo un activista mexicano lograría ser el primer abogado indocumentado en NY

El mexicano de 32 años César Vargas se convirtió en el primer indocumentado en ejercer la profesión legal en Nueva York.


El activista mexicano Cesar Vargas. (Mark Wilson/Getty Images)
El activista mexicano Cesar Vargas. (Mark Wilson/Getty Images)

Por Melvin Félix - @mj_felix

Tras una larga batalla judicial, el activista mexicano César Vargas está ya a pasos de convertirse en el primer abogado indocumentado en Nueva York.

El inmigrante de 31 años descubrió esta semana que podrá ejercer su profesión gracias a un fallo a su favor en una corte del estado.

“¡Nueva York, mi hogar, oficialmente dice que puedo ser un abogado licenciado!”, tuiteó el miércoles Vargas, un dreamer que llegó a Estados Unidos junto a sus padres desde Puebla, México, a los cinco años.

La decisión de una divisón apelativa del tribunal supremo de Nueva York permitirá a Vargas obtener admisión al colegio de abogados del estado.

DRM's Cesar Vargas will b NY's 1st Dreamer attorney pic.twitter.com/iK2nUXF24S @maggieNYT @AbogadaLatina @AnaRC @joseiswriting @NBCLatino @ri4a " DRM Action Coalition (@DRMAction) June 3, 2015


publicidad

Vargas, el primer miembro de su familia en ir a la universidad, ahora será el tercer inmigrante indocumentado en lograr que su estado le permita ejercer como abogado, luego de dos casos similares en California y Florida en 2014.

Vargas le sigue los pasos a Sergio C. García y José Godinez Samperio, quienes consiguieron permiso para ejercer en California y Florida, respectivamente, tras victorias similares en 2014.

“Estoy muy emocionado por él (Vargas)”, dijo García, vía telefónica desde su nuevo bufete en California, y orgulloso además de haber obtenido su permiso de residencia este jueves.

“Esa era la idea cuando luchábamos en California por el derecho a ejercer, crear un precedente que pudiera inspirar a otros estados.  Ojalá continúe el efecto de dominó”, agregó quien fuera el primer abogado indocumentado en EEUU. 

Una larga espera

Para Vargas, la lucha comenzó en 2012 cuando decidió solicitar entrada al colegio de abogados de Nueva York.

El joven sentía que cumplía ya todos los requisitos: se había graduado con honores de la escuela de leyes de la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY); había pasado el examen de reválida para obtener su licencia; y había obtenido permiso temporal para permanecer y trabajar en EEUU a través de la política de Acción Diferida (DACA) del presidente Barack Obama.

Así, con sus documentos de trabajo en orden y con ganas de comenzar a laborar, el mexicano decidió solicitar en el estado de Nueva York su licencia de abogado, que fue negada por una junta debido a su estatus migratorio y enviada a las cortes para una decisión final.

publicidad

Tras la larga espera, la corte declaró esta semana que no existe "impedimento legal ni fundamento justificado" para impedirle a Vargas ejercer la abogacía en Nueva York.

Su caso marca la primera vez que un tribunal de Nueva York aclara que un estudiante graduado de leyes y amparado por el programa de acción diferida sí puede reunir los requisitos para ingresar a la asociación de abogados, según un comunicado de la organización nacional LatinoJustice PRLDEF, que le ayudó a manejar la batalla judicial.

La decisión favorable además “da esperanza a muchos latinos estudiando leyes que, al igual que Vargas, tienen presencia legal en el país”, dijo en el comunicado Juan Cartagena, presidente de esa organización.

“César Vargas ejemplifica las cualidades y el compromiso que necesita la fuerza laboral de este país”, comentó.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad