publicidad
Dos residentes de Porter Ranch piden el cierre de pozos de gas.

USC estudiará los efectos de la fuga de gas de Porter Ranch sobre la salud

USC estudiará los efectos de la fuga de gas de Porter Ranch sobre la salud

La investigación valorará incluso el impacto en la salud del estrés sufrido por las personas afectadas por la masiva fuga de gas californiana

Fuga de gas en Porter Ranch vista con infrarrojos
Fuga de gas en Porter Ranch vista con infrarrojos

Un profesor de medicina de la Universidad del Sur de California (USC) se encargará de realizar un estudio sobre los efectos a largo plazo de la fuga de gas del área de Porter Ranch en la salud.

La investigación será dirigida por Ed Avol, del Departamento de Medicina Preventiva de la escuela Keck, y se centrará en los residentes de la comunidad de Porter Ranch que desde el 23 de octubre han estado expuestos a una masiva fuga de gas metano de los depósitos de almacenamiento que la compañía Southern California Gas (SoCalGas) tiene en sus instalaciones de Aliso Canyon, en el condado de Los Ángeles.

Las autoridades han insistido en que los mareos, vómitos, dolor de cabeza y malestar general que han sufrido algunos vecinos no dejarán secuelas, pero no se han realizados estudios específicos.

Imagen de infrarrojos de la fuga de gas de Porter Ranch
Imagen de infrarrojos de la fuga de gas de Porter Ranch

"Las cuestiones que habitualmente consideramos van desde las respiratorias hasta las cardiovasculares e incluso las neurológicas", dijo Avol en un comunicado en el que destacó la importancia del "estrés" como un factor.

"Si hay mucho estrés, esto genera una mecanismos de inflamación en el organismo que pueden llevar a respuestas biológicas", comentó Avol.

El investigador apuntó que el metano y otros químicos existentes en el gas natural pueden reaccionar con el aire y crear otros químicos como sulfuro de hidrógeno, benzeno, etilbenzeno y xileno, que podrían originar problemas respiratorios a largo plazo.

Avol encontró semejanzas entre el vertido de petróleo de BP en el golfo de México y la fuga de gas de Porter Ranch por los grandes volúmenes de contaminantes que se vierten durante mucho tiempo un área.

publicidad

SoCalGas informó esta semana que está cerca de poner fin a la fuga que ha obligado a realojar a miles de personas, cerrar las escuelas más expuestas, e incluso el espacio aéreo.

Esta misma jornada el organismo que vela por la calidad del aire en esta región, South Coast Air Quality Management District (SCAQMD), demandó a SoCalGas por el vertido y reclamó hasta 250,000 dólares de indemnización por cada uno de las violaciones de las regulaciones de sanitarias.

Desde finales de octubre, el distrito ha recibido más de 2,000 quejas por olores provenientes del gas de Aliso Canyon.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad