publicidad

El estudio que usó Trump para atacar a los inmigrantes dice en verdad que la inmigración es positiva para la economía

El estudio que usó Trump para atacar a los inmigrantes dice en verdad que la inmigración es positiva para la economía

“Según la Academia Nacional de las Ciencias, nuestro actual sistema de inmigración cuesta a los contribuyentes estadounidenses muchos miles de millones de dólares al año”, dijo el presidente en el Congreso.

El discurso migratorio de Trump ante el Congreso: una política de incentivo y amenazas Univision

En su discurso ante el Congreso la noche del 28 de febrero, el presidente Donald Trump justificó el endurecimiento de las políticas migratorias con diversos datos y argumentos, entre ellos un estudio de la Academia Nacional de las Ciencias, sugiriendo que el actual sistema migratorio es una carga económica para los contribuyentes.


Según la Academia Nacional de las Ciencias, nuestro actual sistema de inmigración cuesta a los contribuyentes estadounidenses muchos miles de millones de dólares al año

La afirmación de Trump falta a la verdad y necesita contexto. Las Academias Nacionales de la Ciencia, Ingeniería y Medicina, concluyen en un extenso reporte, publicado en setiembre de 2016, que, aunque la inmigración puede afectar mínimamente a ciertos grupos de personas, su impacto general en la economía estadounidense es positivo.

¿Qué dijo la Academia sobre el sistema migratorio?

Las Academias Nacionales de la Ciencia, Ingeniería y Medicina, publicaron el año pasado un reporte sobre el impacto de la inmigración en la economía de Estados Unidos, analizando datos y tendencias de los últimos 20 años.

La conclusión del informe es contraria a la que afirmó Trump en su discurso. En el capítulo de 'hallazgos claves y conclusiones', el documento subraya el resultado positivo neto de la inmigración, aunque también expresa algunos puntos de preocupación.

publicidad

Por ejemplo, se informa que en un período de 10 años o más, el impacto de la inmigración en los salarios de los trabajadores nacidos en Estados Unidos es muy pequeño y que, de haber algún impacto negativo, es sobre otros inmigrantes con más tiempo en el país o nativos estadounidenses que no completaron sus estudios de educación secundaria.

En cuanto a empleo, se indica nuevamente que el impacto es mínimo y que, en todo caso, la llegada de nuevos inmigrantes impacta a otros inmigrantes que ya estaban en el país. El informe explica que la llegada de inmigrantes con altos niveles de estudio puede tener un efecto positivo en los salarios de algunos grupos de nativos estadounidenses y dar otros beneficios generales a la economía.

Estas conclusiones hay que compararlas con los datos que se conocen sobre los inmigrantes que han llegado en las últimas décadas al país. Por ejemplo, las personas sin estudios escolares, los que más podrían afectar el salario de los estadounidenses sin estudios, pasaron de ser 50% del total de inmigrantes en 1970 a tan sólo 23% del total de nuevos inmigrantes en 2013, de acuerdo al Pew Research Center.

Los inmigrantes con títulos universitarios, que según la Academia Nacional de las Ciencias pueden tener impacto positivo en los salarios de los estadounidenses, en 2013 representaron 41% de los nuevos inmigrantes con 25 años de edad o más. En 1970 apenas 20% de los nuevos inmigrantes tenían título universitario. Entre ese grupo se cuenta 18% de nuevos inmigrantes que han completado estudios de post-grado.

publicidad

En estas dos cifras los inmigrantes superan a los adultos nacidos en Estados Unidos: 30% de los estadounidenses posee un título universitario y 11% estudios completos de post-grado.

Los beneficios superan a los costos en el largo plazo

El informe de las Academias separa el impacto de la inmigración en los presupuestos públicos en dos etapas: inicialmente, aclara, la primera generación de inmigrantes sí le genera más costos al gobierno, sobre todo a los locales y estatales, debido al costo de la educación pública. Sin embargo, con el tiempo, los hijos de esos inmigrantes pasaron a ser uno de los grupos demográficos que más contribuyen a la economía del país, “contribuyendo más en impuestos que sus padres y el resto de la población nativa”.

En el largo plazo, el impacto de los inmigrantes en los presupuestos públicos es positivo a nivel federal, detalla el informe. Aunque sí podrían ser negativos en algunos casos a nivel local y estatal.

publicidad

“La examinación extensa del panel reveló muchos beneficios importantes de la inmigración –incluyendo en el crecimiento económico, la innovación, y el emprendimiento– con un impacto negativo bajo o inexistente en líneas generales sobre los sueldos o empleos de los trabajadores nacidos en el país”, dijo la profesora Francine D. Blau, de la Universidad de Cornell, y quien dirigió al grupo de expertos en esta investigación.

Otros estudios concluyen lo mismo

La escuela de negocios Wharton de la Universidad de Pensilvania, publicó un informe en 2016 con hallazgos similares a los de las Academias de las Ciencias. En su conclusión, el estudio señala que la inmigración lleva a “mayor innovación, una fuerza laboral más educada, mayor especialización ocupacional (...) y una mayor productividad económica”.

También indica que sumando los presupuestos locales, estadales y federal, la inmigración tiene “un efecto positivo neto”. Destaca también que, en algunas regiones, y ciertos grupos poblacionales, sí podrían sufrir un impacto negativo por la inmigración.

Timothy Kane, del Hoover Institution de la Universidad de Stanford, también recopila diversos análisis que concluyen que, de existir un impacto negativo, es en todo caso en los trabajadores estadounidenses con menores niveles de estudio, pero que el impacto general de la inmigración en la economía es positivo, incluyendo en un aumento de salarios.

publicidad

Lo que dijo Trump ante el Congreso no es cierto. El estudio específico de las Academias Nacionales de la Ciencia, Ingeniería y Medicina, no concluye que el sistema migratorio actual genera gastos a los contribuyentes estadounidenses, sino que, en general, tiene un efecto positivo en la economía, y da beneficios a los nativos estadounidenses.

Vea también:

Deportados de la era Trump: los rostros detrás de las cifras (FOTOS)
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad