publicidad
Hillary Clinton Bernie Sanders en debate demócrata

Hillary Clinton y Bernie Sanders se preparan para chocar en debate de Wisconsin

Hillary Clinton y Bernie Sanders se preparan para chocar en debate de Wisconsin

En el segundo mano a mano entre los aspirantes demócratas, Clinton podría salir más agresiva. La reacción de Sanders es la incognita

Hillary Clinton Bernie Sanders en debate demócrata
Hillary Clinton Bernie Sanders en debate demócrata

Hillary Clinton y Bernie Sanders vuelven a verse para un debate a dos este jueves que organiza la red de televisión pública PBS en la Universidad de Milwaukee en Wisconsin.

El careo se produce a dos días de la aplastante victoria del senador por Vermont en New Hampshire ante la exsecretaria de Estado 60% contra 38% y de la ajustada victoria que logró Clinton en Iowa por 0.3%.

La intensidad que ha adquirido la campaña demócrata por la nominación presidencial lleva a muchos a pensar que en este debate pueda producirse el choque de trenes entre ambos aspirantes en su intento por diferenciarse ante el electorado.

Sanders bien puede llegar al debate con un aura victoriosa, pero Clinton sigue siendo la favorita a nivel nacional en las encuestas.

Aunque hasta ahora, salvo algunos roces vistos en el pasado debate de New Hampshire, primer mano a mano entre ambos, Clinton y Sanders han mantenido un tono cordial, comparado con la virulencia de la campaña republicana.

En las últimas semanas ambas campañas han subrayado con más intensidad los argumentos que separan a sus candidatos y que bien podrían definir las líneas de ataque.

Y con casi toda seguridad, se puede esperar que en el encuentro, Clinton sea la que arremeta primero y más duro. ¿cómo responderá Sanders? Es la incognita de hoy.

  • Inmigración

Con la campaña entrando ahora en estados socialmente más diversos, particularmente con un importante electorado hispano en Nevada, es de esperar que Clinton quiera aprovechar el mayor ascendente sobre las minorías.

publicidad

En 2009 Sanders votó a favor de la reforma integral del llamado Grupo de los 8 y en 2010 por el también fallido Dream Act, para permitir que hijos de indocumentados adquirieran la nacionalidad estadounidenses

Pero en 2007 votó en contra la propuesta de reforma que promovieron sus colegas demócrata Ted Kennedy y el republicano John McCain.

En ese entonces Sanders dijo que la inmigración podía golpear los ingresos de los estadounidenses de bajos recursos, un argumento usado por grupos que piden más controles, y votó en contra del plan.

El recuerdo de aquel voto podría ser usado para complicarle su acercamiento a los votantes hispanos.

  • El dinero de Wall Street

El senador Sanders es un duro crítico del actual sistema de financiamiento de campañas electorales y cuestiona lo que considera la cercanía de Clinton con el sector financiero.
Sanders se ofrece como ejemplo al repetir que su campaña se financia con pequeñas donaciones de ciudadanos comunes y no haber recurrido a los llamados SuperPACs.

Esta semana su campaña presentó un informe en el que se asegura que Sanders ha participado en eventos de recaudación de fondos para el partido Demócrata en el que han estado esos grandes financistas a los que critica.

  • El futuro de Obamacare

Bernie Sanders propone establecer un sistema de salud universal que garantice a cada ciudadano acceso a servicios de salud como los que existe en otros países desarrollados.

publicidad

Clinton asegura que la propuesta de Sanders implicaría un desmantelamiento del actual modelo creado por el presidente Barack Obama, conocido como Obamacare.

Aunque la exsecretaria de Estado asegura que ella también aspira a llegar eventualmente a un sistema de salud universal, propone seguir ampliando Obamacare.

  • Control de armas

Un punto que ha destacado esde el princiipio de la campaña la gente de Clinton es la supuesta permisividad de Sanders ante los fabricantes de armas.
En ese sentido, han presentado votos del senador en contra de leyes que endurecerían controles de venta de armas y que exigirían más responsabilidad a los empresas.

Sanders rechaza ese argumento y muestra la clasificación D que le ha dado la Asociación Nacional del Rifle (NRA) precisamente por sus votos contrarios a los intereses del lobby de las armas.

  • Honestidad vs Elegibilidad

La estrategia de Clinton es presentarse como la candidata que tiene más posibilidades de ganar las presidenciales, de manera de poder seguir el legado del presidente Obama.
Aunque los estudios de opinión indican que electores la valoran como la más experimentada en funciones de gobierno, muchos estadounidenses la perciben como “deshonesta”.

Ese talón de Aquiles puede ser explotado por su contrincante, quien, en contraste, luce bien evaluado por los electores en ese renglón.

  • Seguridad Nacional

Basada en su mayor experiencia en asuntos internacionales, dado su paso por el departamento de Estado, la campaña de Clinton trata de presentar al senador Sanders como “inexperimentado” a la hora de lidiar con los desafíos internacionales.

publicidad

Además, Clinton plantea que el antimilitarismo y el no intervencionismo que defiende Sanders es una visión “ingenua” del papel de Estados Unidos para enfrentar los desafíos del mundo.

Sanders rechaza esos señalamientos y recuerda que en 2002 tuvo la suficiente capacidad para no autorizar la invasión de Irak, contando con la misma información que la entonces senadora Clinton, quien dio un visto bueno del que hoy dice estar arrepentida.

Lea más de nuestra cobertura sobre las primarias

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad