publicidad
Un grupo de dreamers asisten en Los Angeles, California, a un seminario informativo sobre los derechos que adquieren al inscribirse en DACA.

Los dreamers tienen mejores salarios y mayor acceso a la educación desde que se beneficiaron de DACA

Los dreamers tienen mejores salarios y mayor acceso a la educación desde que se beneficiaron de DACA

El estudio elaborado por la Universidad de California en San Diego señala que 95% de los encuestados actualmente está empleado o estudia. “El salario promedio por hora de los encuestados aumentó en un 42%, al pasar de $ 9.83 por hora a $13.96 por hora”.

Un grupo de dreamers asisten en Los Angeles, California, a un seminario...
Un grupo de dreamers asisten en Los Angeles, California, a un seminario informativo sobre los derechos que adquieren al inscribirse en DACA.

Los jóvenes indocumentados que entraron siendo niños a Estados Unidos, se les conoce como dreamers y están protegidos por la Acción Ejecutiva de 2012 (DACA), han mejorado su calidad de vida desde que el programa fue implementado hace cuatro años.

El impacto más positivo de esto es que sus salarios se vieron incrementados. Esa fue la principal conclusión obtenida en un estudio divulgado este martes, que además analiza la participación ciudadana de esta generación que en los últimos años acaparó la atención de Washington.

Read this article in English

Elaborado por el Centro para el Progreso Americano (CAP), el Centro Nacional de Leyes de Inmigración (NILC) y United We Dream (UWD), conjuntamente con la Universidad de California en San Diego, el informe señala que los resultados del programa son alentadores, y siguen una tendencia positiva.

“DACA ha mejorado la vida de sus beneficiarios y sus familias en muchos sentidos”, precisa. Agrega que DACA ha protegido hasta ahora 741,546 indocumentados de un total estimado por la Casa Blanca de entre 1.2 y 1.3 millones.

DACA también ha generado mayores oportunidades en el campo de la educación.

La Acción Diferida entró en vigor el 15 de agosto de 2012. El programa ampara de la deportación a dreamers que están en el país desde antes del 15 de junio de 2007, carezcan de antecedentes criminales, tenían menos de 31 años al 15 de junio de 2012, y se encuentran en la escuela o se hayan graduado de secundaria o tengan un diploma GED.

publicidad

Además de frenar deportaciones, DACA concede un permiso de trabajo renovable cada dos años.

Resultados en cifras

El estudio revela que:

  • 95% de los encuestados actualmente está empleado o estudia, lo que indica que obtendrán mejores empleos y salarios.
  • 6% está comenzando un negocio propio.
  • 87% está empleado.
  • 21% trabaja en servicios educativos y de salud.
  • 11% labora en el sector sin fines de lucro
  • 9% trabaja en el comercio mayorista y minorista.
  • 63% de los encuestados dijo que se cambió a un trabajo mejor remunerado.
  • 49% obtuvo un trabajo acorde con su educación y formación.
  • 48% se trasladó a un trabajo con mejores prestaciones.
  • 21% compró automóvil.
  • 12% compró casa.
  • Más del 90% obtuvo licencia de manejar o una tarjeta de identificación emitida por el estado
  • 47% abrió una cuenta bancaria.
  • 57% obtuvo su primera tarjeta de crédito.
  • 42% vio aumentar su salario por hora.
  • 41% un familiar cercano ciudadano estadounidense mayor de 18 años y el 80% de ellos está registrados para votar.

La encuesta se llevó a cabo entre el 8 y el 26 de septiembre entre 1,308 individuos a nivel nacional.

Relacionado
Lizbeth Mateo. (Fotografía tomada de su cuenta de Fabebook
Una dreamer al borde de la deportación pide el respaldo de la comunidad para que el gobierno le apruebe DACA
La inmigrante mexicana Lizbeth Mateo ha participado en varias manifestaciones a favor de los dreamers y en el 2013 viajó sin permiso a México para visitar a familiares enfermos.

Aportes a la economía

Los datos, dijeron los autores, demuestran que los receptores de DACA “están haciendo contribuciones significativas” a la economía mediante la compra de automóviles y primeras viviendas, lo que se traduce en más ingresos para los estados y ciudades en forma de ventas e impuestos a la propiedad.

“Algunos incluso están utilizando sus talentos empresariales para ayudar a crear nuevos empleos e impulsar aún más el crecimiento económico al iniciar sus propios negocios”, indica.

Añade que el acceso a una autorización de empleo o permiso de trabajo sigue siendo clave cuando se trata de ayudar a los destinatarios DACA para que participen plenamente en la fuerza de trabajo. “El 87% de los encuestados está actualmente empleado”, recalca.

publicidad

Resalta además el hecho que el 63%, después de recibir el beneficio, se cambió a un empleo mejor remunerado.

“Los datos recabados confirman que DACA está teniendo un efecto positivo y significativo sobre los salarios”, indicaron los autores de la encuesta. “El salario promedio por hora de los encuestados aumentó en un 42%, al pasar de $ 9.83 por hora a $13,96 por hora”.

Advirtieron, sin embargo, que se necesita más investigación “para analizar los efectos de los sueldos a corto y largo plazo entre los beneficiarios de DACA, así como si las ganancias”.

“Pero por ahora es que cuatro años después de implementar la iniciativa, DACA significa ganar un sueldo más alto para sus beneficiarios”, indica. En consecuencia, el 60% de los encuestados dijo que el tener un mayor ingreso los ayudó a ser financieramente independientes, y el 61% dijo que sus mejores ingresos ayudaron económicamente a sus familias.

Relacionado
El inmigramte y dreamer mexicano José López.
Dreamer presenta nueva demanda para liberar los programas migratorios DACA y DAPA
José López argumenta que el servicio de inmigración actuó fuera de la ley al revocarle un permiso de trabajo otorgado legalmente y que la orden emitida por un juez de Texas no debería afectar a dreamers que viven en los otros estados.

Más poder adquisitivo

El estudio también descubrió que mientras en el 2015 el 21% de los dreamers había comprado un automóvil, en el 2016 el porcentaje aumentó al 54%. De ellos, el 71% adquirió un automóvil usado o de segunda mano.

El costo promedio del coche usado fue de 10,637 dólares, mientras que el costo promedio de quienes compraron un automóvil nuevo fue de 24,307 dólares.

“Estas grandes compras son importantes para los ingresos del Estado, porque recogen entre 3% y 6% del precio de compra por concepto de impuesto sobre las ventas, además de la registración y la compra de placas de circulación y títulos”, añade.

También se agrega la compra de seguro de automóvil.

publicidad

La encuesta encontró además que el 12% de los encuestados que compró su primera vivienda pagó un promedio de 167,596 dólares.

Cuatro años después de DACA, concluye el reporte, los impactos en la vida de los dreamers “han sido enormes” y que “miles más podrían beneficiarse” pero no lo hay hecho por varias razones.

“Con estos datos podemos ver las miles de oportunidades perdidas con la no decisión por parte de la Corte Suprema de Justicia sobre los programas DAPA y DACA ampliado”, dijo Ignacia Rodríguez Consejera de Política Migratoria de NILC. “Son oportunidades que lamentablemente se han ido”.

El 20 de junio el máximo tribunal de justicia no tomo decisión tras revisar partes de la Acción Ejecutiva migratoria que Obama anunció el 20 de noviembre de 2014. Esto mantuvo vigente un fallo judicial que tiene frenados ambos programas que detenían cinco millones de deportaciones y otorgaban un permiso de trabajo a padres indocumentados de ciudadanos y residentes legales permanentes, y también a dreamers.

Relacionado
DACA protege actualmente a más de 700,000 jóvenes indocumentados conocid...
El servicio de inmigración busca a unos 300,000 indocumentados que no han pedido el amparo de sus deportaciones
El gobierno recuerda que la Acción Diferida de 2012 (DACA) continúa vigente a pesar del empate de la Corte Suprema que mantuvo el bloqueo de la Acción Ejecutiva migratoria de Obama.

Miles en la mirilla

A finales de julio la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) dijo que buscada a entre 300,000 y 400,000 dreamers que no se han registrado en la Acción Diferida de 2012, para que llenen sus solicitudes, pidan el amparo de sus deportaciones y tramiten una autorización de empleo.

El llamado se registró un mes después que la Corte Suprema de Justicia no tomara decisión sobre una demanda en contra de la ampliación de DACA y el programa DAPA (para padres de indocumentados de ciudadanos y residentes legales permanentes), anunciado por el presidente Barack Obama el 20 de noviembre de 2014.

La indecisión del máximo tribunal de justicia sembró dudas en torno a la vigencia de la Acción Diferida, obligando a la agencia salir al paso para señalar que el programa sigue vigente, otorgando a los beneficiarios el amparo de sus deportaciones y un permiso de trabajo renovable cada dos años.

publicidad

United We Dream, uno de los autores del estudio, dijo que los dreamers que califican para DACA y reúnen los requisitos no deben tener miedo a registrarse.

“Continuaremos liderando la implementación de DSACA, incluyendo nuevas solicitudes y renovaciones”, reiteró Cristina Jiménez, directora y cofundadora de la organización. “DACA permite vivir si miedo a la deportación. Este mensaje lo estamos repitiendo en todas nuestras charlas informativas a través de los estados”, aseguró.

El estudio fue elaborado por Tom K. Wong, profesor adjunto de Ciencias Políticas de la Universidad de California en San Diego; Greisa Martínez Rosas, directora de Asuntos Jurídicos, y Adrián Reyna, director de afiliación y tecnología en United We Dream; Ignacia Rodríguez, abogado de política de inmigración, y Patrick O'Shea, investigador del Centro Nacional de Leyes de Inmigración (NILC), y Tom Jawetz, vicepresidente de política de inmigración y Philip E. Wolgin, director general de política de inmigración del Center for American Progress (CAP).

Lea también:

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad