publicidad

Obama evalúa a gobernador hispano de Nevada como posible juez de la Corte Suprema

Obama evalúa a gobernador hispano de Nevada como posible juez de la Corte Suprema

El mexicoamericano Brian Sandoval tendría una posibilidad de ser aprobado por el Congreso, actualmente controlado por miembros de su partido

Brian Sandoval

Por Melvin Félix @mj_felix

Los senadores republicanos de Estados Unidos han prometido que prohibirán al presidente Obama elegir al próximo juez de la Corte Suprema, tras la inesperada muerte este mes del magistrado conservador Antonin Scalia.
Pero una nueva posibilidad ha complicado esa promesa: la posible nominación a la Corte Suprema del gobernador republicano de Nevada, Brian Sandoval.

Este miércoles, Harry Reid, el líder de la minoría demócrata en el Senado, alertó sobre una posible nominación del mexicoamericano durante una entrevista con CNN.

"Yo no elijo a los jueces, pero sé que si se escoge a (Sandoval), lo apoyaría", dijo Reid, que representa a Nevada. Fuentes contactadas por el Washington Post aseguraron que la Casa Blanca evalúa a Sandoval como posible nominado.

A sus 52 años, Sandoval ha sido abogado, legislador estatal, juez de distrito, fiscal general de Nevada y ahora gobernador del estado, que ayudó a Obama a ganar las elecciones de 2008 y 2012. El político, nacido en California y de raíces mexicanas, tiene un grado de la Escuela de Derecho de la Universidad Estatal de Ohio (OSU).

Un candidato para ambos partidos

Otros nombres mencionados como posibles candidatos a la Corte Suprema, entre ellos el de la fiscal general Loretta Lynch, han sido de personas más alineadas con la administración de Obama, lo que podría dificultar que sean aprobados por el Senado.

publicidad

Pero la nominación de Sandoval podría dar fin a la lucha ideológica que desató la muerte de Scalia entre ambos partidos políticos.

Mensaje del presidente Obama sobre la muerte del magistrado Scalia /Univision


Los republicanos del Senado, quienes confirmarán o rechazarán al próximo juez, han pedido que se posponga la nominación del sucesor de Scalia hasta después de las elecciones de noviembre. Pero Obama ha negado ese pedido, asegurando que cumplirá su deber constitucional de nominar a un sucesor " en su debido momento".

La muerte de Scalia podría redefinir el balance de la Corte Suprema, algo que afectaría particularmente el futuro de la acción ejecutiva migratoria de Obama.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad