publicidad
Antonin Scalia magistrado fallecido de la Corte Suprema

La muerte de Scalia desata una dura lucha ideológica en Washington

La muerte de Scalia desata una dura lucha ideológica en Washington

El debate republicano del sábado fue un muestra de la pelea por la sustitución del magistrado que definirá el resto del mandato de Obama.

Antonin Scalia magistrado fallecido de la Corte Suprema
Antonin Scalia magistrado fallecido de la Corte Suprema

Por Carlos Chirinos @carl_chirinos, editor político principal de UnivisionNoticias.com

Antonin Scalia murió y dejó a los candidatos republicanos que participaron en el noveno debate realizado en Carolina del Sur la oportunidad de sacar a relucir sus credenciales conservadoras.

El debate abrió con un momento de silencio en honor del juez muerto este sábado en Texas y quien por durante casi tres décadas representó un pilar conservador en el poder judicial.

Tras lamentar la pérdida por el fallecimiento de Scalia, los republicanos aprovecharon una oportunidad como pocas se les había presentado antes en la campaña de mostrarse como verdaderos conservadores.

A juzgar por lo que dijeron los aspirantes republicanos en el podio, una dura batalla ideológica se cierne sobre Washington si el presidente Barack Obama, como promete, propone un nombre para cubrir la vacante en el Supremo.

Con algunas variaciones, todos aseguraron que el presidente no debe intentar nombrar un candidato para reemplazar a Scalia, pero en caso de que lo hiciera, Donald Trump propuso al Senado “posponer, posponer, posponer” la nominación.

La pelea que viene

Horas antes de que arrancara el debate, ya los líderes del Congreso chocaban sobre la perspectiva de tener que analizar el candidato que eventualmente proponga Obama.

“Esta vacante no debe ocuparse hasta que tengamos un nuevo presidente”, dijo el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell.

publicidad

Su colega de la minoría demócrata Harry Reid rechazó la idea porque hacerlo “sería una vergonzosa abdicación de una de las responsabilidades constitucionales más esenciales del Senado”.

Casos previos

No es la primera vez que a un presidente saliente le toca la responsabilidad de nombrar un sustituto para la Corte Suprema.

La última ocasión que sucedió fue cuando Ronald Reagan nominó a Anthony Kennedy al cargo. Aunque la propuesta se presentó en 1987, Kennedy fue aprobado en febrero de 1988, luego de que el senado dominado por los demócratas rechaza al juez Robert Bork.

scalia ronald reagan
Reagan propuso a Scalia para el Supremo en 1986


Bork era una segura ficha conservadora pero no logró superar un duro estudio del comité judicial y Reagan recurrió a Kennedy, quien logró la aprobación.

El historial de Kennedy en la Corte lo muestra como un voto oscilante que ha marcado la diferencia en casos polémicos, como matrimonio igualitario. Y es considerado un “traidor” por los más radicales.

En 1968 Lyndon B. Johnson propuso a Abe Fortas y el Senado lo bloqueó, hasta que el presidente desistió de su idea.

Matemáticas parlamentarias

El proceso de nominación puede tomar hasta tres meses, lo que indica que hay tiempo suficiente para hacer un nuevo nombramiento.

Las cuentas no están con el presidente, porque aún en el caso de que el Senado analice un candidato, los votos no están garantizados.

publicidad

La Casa Blanca necesita seducir a 14 republicanos para lograr la aprobación, pero en año electoral es difícil imaginar quienes correrán el riesgo de ser luego atacados por los activistas conservadores si el juez elegido resulta ser un liberal.

En última instancia los republicanos podrían rescatar la llamada “Regla Thurdmond”, establecida en 1968 tras el caso Fortas por el senador de Carolina del Sur, Strom Thurdmond, para rechazar analizar nominaciones a pocos meses de unas elecciones.

Es una regla no escrita, que tampoco es de obligatorio cumplimiento, pero que puede usarse para postergar la confirmación de un candidato.

En cualquier caso, el presidente se enrumba hacia un seguro choque con el Congreso que puede definir los últimos meses de su mandato.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
En 2011 Donald Trump fue blanco de las bromas del Barack Obama tras la polémica por el certificado de nacimiento del presidente y este año, en su primera cena en el cargo, el mandatario anunció que no asistirá.
En medio de su discurso en la Conferencia Conservadora de Acción Política 2017, Trump aseguró que cumplirá lo prometido sobre la construcción del muro de la frontera sur del país y que seguirá con las deportaciones.
Los dreamers dicen que con la situación en EEUU y las nuevas políticas del presidente Donald Trump, temen pedir ayuda financiera para realizar sus estudios, pues les preocupa que esto les cueste su estadía en el país.
Representantes y senadores del partido republicano han sido confrontados, cuestionados y abucheados en los últimos días en asambleas populares celebradas en sus estados. Trump señala a "activistas progresistas" de organizar las protestas.
publicidad