publicidad
Una imagen de Antonin Scalia que data de 2013.

El juez Scalia murió de un ataque al corazón, según su acta de defunción

El juez Scalia murió de un ataque al corazón, según su acta de defunción

El sucesor del magistrado debe ser nominado por el presidente, pero necesita obtener la confirmación del Senado.

Una imagen de Antonin Scalia que data de 2013.
Una imagen de Antonin Scalia que data de 2013.

El acta de defunción del magistrado de la Corte Suprema Antonin Scalia, quien falleció en la víspera a los 79 años, lee que murió de un ataque al corazón.

Sin embargo, la jueza del condado texano Presidio que lo declaró muerto lo hizo vía telefónica sin haber tenido acceso a su cuerpo. Tampoco pidió la realización de una autopsia.

La jueza de paz Cinderela Guevara relató a WFAA que recibió el sábado una llamada del sheriff Danny Domínguez, quien le informó el deceso del magistrado más antiguo del máximo tribunal de Estados Unidos en el rancho Cibolo Creek. Guevara se encontraba haciendo compras en un pueblo cercano, en Alpine.

"Juez, estoy en el rancho Cibolo Creek. Un juez de la Corte Suprema acaba de morir y necesito a alguien aquí de inmediato. Los dos jueces de paz están fuera del pueblo", dijo Domínguez a Guevara. La llamada se cortó en varias ocasiones, debido a la débil la señal telefónica en el remoto rancho.

Desde la localidad de Alpine, la jueza declaró a Scalia muerto a las 1:52 pm. Planeaba viajar hasta el rancho, pero un alguacil federal le llamó nuevamente para decirle que no era necesario, dijo Guevara.

La magistrada quiso saber algunos detalles para decidir si pedía o no una autopsia. El alguacil le informó que el cuerpo no mostraba señales de violencia y que el médico de cabecera del juez Scalia la llamaría. Así lo hizo en la noche, cuando le precisó que el magistrado había tenido problemas con un hombro la semana pasada y que padecía de varios males crónicos.

publicidad

"Me sentí cómoda con lo que supe sobre su (condición) física", acotó.

Falleció el magistrado Antonin Scalia /Univision


Arreglos funerarios
En la víspera, a vocera del Servicio Federal de Alguaciles en Washington, Donna Sellers, dijo que Scalia fue encontrado sin vida en la mañana del sábado tras no presentarse al desayuno.

Los detalles del funeral del magistrado conservador, quien se incorporó al máximo tribunal durante el gobierno del expresidente Ronald Reagan (1981-1989), tampoco habían sido precisados en forma oficial.

Su cuerpo arribó a Sunset Funeral Home, en El Paso, cerca de las 2:30 pm, según Chris Luján, un gerente de la funeraria que fue citado por The Washington Post.

Luján dijo que la familia no pidió una autopsia al cadáver, por lo que el cuerpo estaba siendo embalsamado para ser transportado a Washington este lunes.

publicidad

Mientras tanto, la batalla para nombrar un sustituto para Scalia comenzó en el Congreso de Estados Unidos, donde los republicanos amenazaron con vetar cualquier propuesta del presidente Barack Obama.

Horas después de su muerte y con la bandera estadounidense izada a media asta en el Tribunal Supremo, los legisladores abrieron la batalla para nombrar al sucesor del magistrado, que debe ser nominado por el presidente del país, pero necesita obtener la confirmación del Senado.

El líder de la mayoría republicana en la Cámara Alta, Mitch McConnell, amenazó con vetar a cualquier sustituto que proponga Obama al considerar que el próximo presidente debe elegir al nuevo juez, y por tanto, el asiento de Scalia debe permanecer vacío hasta que Obama deje la Casa Blanca, dentro de 11 meses.

Pero el líder de la minoría demócrata en el Senado, Harry Reid, consideró que Obama debe de enviar al Senado un candidato de forma "inmediata" y recordó que la Cámara Alta "tiene la responsabilidad de llenar las vacantes tan pronto como sea posible".

Durante sus dos mandatos, Obama ha nombrado a dos juezas de perfil progresista: Elena Kagan, judía y designada por el mandatario en 2010, y Sonia Sotomayor, católica, divorciada y la primera latina del alto tribunal.

El Tribunal Supremo debe estar formado por nueve jueces, con cargos vitalicios, y hasta ahora se mantenía un equilibrio entre el número de conservadores y progresistas, por lo que un nuevo nombramiento de Obama podría inclinar la batalla a favor de los progresistas, según algunos analistas.

publicidad

El Tribunal Supremo es una parte esencial de la separación de poderes del sistema político, y a lo largo de la historia ha tomado decisiones cruciales, como la legalización del matrimonio homosexual en todo el país y el fin de la segregación racial en las escuelas.

El nombramiento de un nuevo juez, con el poder de moldear las leyes de Estados Unidos, llega en un momento clave para el país, inmerso en un proceso de primarias para nombrar a los aspirantes demócrata y republicano que competirán por la Casa Blanca en noviembre de este año.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad